No ha habido niños con mutaciones del coronavirus en un hospital de Madrid

Un nuevo bulo se ha extendido por WhatsApp citando a "una familiar pediatra de Madrid"

18.05.2020 | 19:15
Una niña pasea con su padre por una calle de Madrid

No hay ningún indicio de que en el Hospital Infantil Niño Jesús de Madrid se hayan dado casos de enfermos afectados por una mutación del virus de la COVID-19 que incide en niños menores de 10 años, como afirma un mensaje difundido a través de WhatsApp.

Este mensaje, que ha circulado en los últimos días, alerta de ciertos "casos raros en la franja de edad de 8-9 años" en el Hospital Niño Jesús y afirma: "Creen que es una mutación del virus que ahora ha conseguido incidir en los pequeños".

Para intentar dar verosimilitud a sus afirmaciones, el autor las atribuye a una familiar que "es pediatra en Madrid" y añade que esos presuntos casos ya se conocían desde la semana anterior.

FALSO

No hay constancia alguna de mutaciones del coronavirus en el hospital citado en este mensaje. Y la Asociación Española de Pediatría (AEP) precisa que sí se han dado casos de "shock pediátrico" en coincidencia con la pandemia de COVID-19, pero aún se desconocen las causas.

La responsable de Comunicación del Hospital Infantil Universitario Niño Jesús, Remedios Villa, consultada por EFE, ha subrayado: "Efectivamente, se trata de un bulo; aquí no se tiene constancia de ningún caso, ni de mutaciones".

Apunta asimismo la posibilidad de que el bulo haya crecido al sacarse de contexto un comunicado de la AEP publicado el pasado 27 de abril y dirigido a "pediatras y médicos que ven niños", en el que se alerta sobre un "acúmulo de casos de 'shock' pediátrico".

Esta comunicación interna avisaba de que, en las dos últimas semanas habían aparecido pacientes pediátricos con un "cuadro inusual de dolor abdominal, acompañado de síntomas gastrointestinales", con "aceptable estado general" pero que podían "evolucionar en pocas horas hacia un 'shock', con taquicardia e hipotensión, incluso en ausencia de fiebre".

"La mayoría de los casos se han detectado en niños en edad escolar o adolescentes", continuaba la nota, antes de precisar que podían solaparse con "dos posibles entidades como la enfermedad de Kawasaki y un síndrome de 'shock' tóxico".