Alumnos y alumnas motivados, cualificados y con competencia profesional

La Comunidad Foral cuenta con un modelo educativo de FP basado en el vínculo con la empresa, que a través de diversos programas otorga a los estudiantes las competencias necesarias para enfrentarse a la realidad empresarial. Con el modelo dual, la oferta y el aprendizaje en los ciclos formativos se ajusta a las necesidades propias del tejido industrial navarro, aportando un alto valor añadido

24.05.2020 | 17:16
Durante el 'Encuentro DNN' se enfatizó la labor de los docentes en el aprendizaje de las destrezas profesionales.

La Ley Orgánica 5/2002, de 19 de junio, de las Cualificaciones y de la Formación Profesional, estableció el Sistema Nacional de Cualificaciones y Formación Profesional. Esta normativa posibilitó la integración de las ofertas de formación profesional y las adecuó a las características y demandas del sistema productivo. Asimismo, promovió la formación a lo largo de la vida y facilitó la movilidad de los trabajadores, así como la unidad del mercado de trabajo. Y todo ello, garantizando los niveles básicos de calidad que se derivan de la permanente observación y análisis del sistema productivo y de las demandas de la sociedad. Además, se constituyó un órgano estatal consultivo y de participación institucional de las Administraciones públicas y los agentes sociales y de asesoramiento del Gobierno, el Consejo General de FP, que a su vez está compuesto por los diferentes Consejos Autonómicos. "De esta forma, se contribuye a la transparencia y a la identificación de las cualificaciones profesionales que más se ajusten a las demandas del sistema productivo", indicó Esther Monterrubio durante su participación en la mesa de debate.

Por su parte, Navarra elaboró el plan Estratégico de la FP, aprobado por Acuerdo de Gobierno de 29 de agosto de 2018, con el propósito principal de dar respuesta a los retos planteados en la Estrategia de Especialización Inteligente de Navarra (S3). Por tanto, "nació con el propósito de marcar los objetivos que permitieran satisfacer las necesidades que la sociedad navarra demanda". Por ello, en el Plan se establecen las líneas de actuación enfocadas, principalmente, en "la creación de nuevos ciclos y de especialidades formativas relacionadas con las áreas estratégicas de la S3, y en actualización de los currículos formativos de los ciclos de FP; así como el impulso desde la administración educativa a la FP Dual".

En este contexto toman protagonismo los Centros Integrados de FP, aquellos institutos de Formación Profesional autorizados para ofertar todas las modalidades formativas asociadas al Catálogo Nacional de Cualificaciones Profesionales que conduzcan a Títulos de FP y a Certificados de Profesionalidad. Es decir, "además de las enseñanzas propias de la FP Inicial o reglada que venían desarrollándose hasta ahora en los centros educativos, los Centros Integrados pueden ofertar otras modalidades de formación continua y ocupacional dirigidas a trabajadores en activo y desempleados conducentes a la obtención de los títulos y Certificados de Profesionalidad incluidos dentro del Catálogo Nacional de Cualificaciones", apuntó el director de Cenifer, Luis Orús. Asimismo, los CIFP incorporan servicios de información y orientación profesional, y, en su caso, de evaluación de las competencias adquiridas a través de otros aprendizajes no formales y de la experiencia laboral, "destacando el buen nivel educativo y preparación técnica del profesorado". Y en este aspecto, Orús añadió que es importante destacar "el valor de Navarra, al contar, a su vez, con dos centros de referencia nacional (Cenifer y Cener) en una Comunidad del tamaño de la nuestra".

Metodologías

Aprendizaje activo


Por otro lado, en el encuentro se habló de las diferentes metodologías colaborativas y activas que se están desarrollando en la Comunidad Foral. El Plan Estratégico de Formación Profesional de Navarra 2017-2020 recoge entre sus ejes el fortalecimiento, innovación y actualización permanente de las enseñanzas de FP, impulsando en las mismas el uso de las metodologías flexibles, prácticas y dinámicas incorporando el uso de metodologías activas de enseñanza-aprendizaje. En esa línea, surge el Programa Kimua, que tiene como base el impulso del Aprendizaje Colaborativo Basado en Proyectos (ACBP); "un modelo educativo centrado en el alumnado, siendo éste el responsable de su proceso de aprendizaje, con una actitud critica y responsable hacia la evaluación continúa de su progresión en la adquisición de conocimientos", explicó Orús. A lo que añadió Monterrubio que "este método se fundamenta en la entrega al alumnado de un proyecto, problema o situación que tienen que solucionar o una meta u objetivo que deben alcanzar, promoviendo de esta manera habilidades que permitan al alumnado juzgar la dificultad de los problemas, el uso de estrategias alternativas así como herramientas para valorar su progresión".

Sobre este hilo, Alberto Amescoa aportó al debate "la importancia que tienen estas metodologías para la empresa a la hora de formar futuros trabajadores, dado que dota a los jóvenes una cualificación profesional alineada con las necesidades reales, además de permitir a las compañías marcar los ritmos de trabajo y las prioridades". Asimismo, para María Bueno significa "ampliar el vínculo con el centro, los compañeros y las empresas". No obstante, Bueno recalcó que "esta flexibilidad de adaptación de los Centros Integrados ayuda mucho a proseguir con los estudios y a ampliar la formación, de cara a conseguir una especialización o mejorar alguna carencia detectada durante el ejercicio de la profesión".

Respecto a la capacitación, Esther Monterrubio recalcó que "este modelo educativo es muy individualizado, en el que todas las personas cuentan con las mismas posibilidades y a las que se dota de refuerzo y dedicación, con un equipo docente comprometido y con mucha vocación". De hecho, Bueno reafirmó esta puntualización porque "siempre ha habido cercanía por parte de los profesores, trasladándome motivación y comprensión en momentos difíciles". Y en este sentido, Alberto Amescoa hizo un llamamiento a las empresas para que "participen e identifiquen las competencias de cada puesto y para que los profesores no pierdan la parte vocacional que les condujo a la enseñanza de FP".

Y en este aspecto, "la Formación Dual Navarra fue pionera a nivel estatal en la implantación de este modelo juega un papel determinante porque combina los procesos de enseñanza y aprendizaje en la empresa y en el centro de formación". En la actualidad, existen 9.500 convenios con empresas, entidades e instituciones de todos los sectores productivos que permiten la realización de las prácticas formativas en empresas o que posibilitan la participación en proyectos de innovación aplicada y metodológica, además de estancias en el extranjero de alumnado y profesorado con el programa Erasmus+.