Nicolás Maduro castigará la traición con “mano de hierro”

El opositor Juan Guaidó asegura que el presidente venezolano ya no controla a las Fuerzas Armadas

08.02.2020 | 15:02

caracas - El presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, advirtió ayer de que castigará con "mano de hierro" a los funcionarios, especialmente a los que trabajen en la fuerza pública, que incurran en "traición" a su juramento. Durante la entrega de su memoria y cuenta, el líder chavista reiteró que un grupo de funcionarios del Servicio Bolivariano de Inteligencia (Sebin) detuvo al presidente del Parlamento, el opositor Juan Guaidó, en un procedimiento irregular y por el que los agentes implicados fueron destituidos.

"Por prestarse a un show mediático en contra del interés nacional, y así voy a actuar con cualquier funcionario que traicione el juramento público. Mano de hierro a la traición", expresó. En su discurso, ofrecido ante la Asamblea Nacional Constituyente (ANC), dijo que la breve detención de Guaidó contó "con la cooperación corrupta y traidora" de los agentes destituidos. "A mí no me va a temblar el pulso con nadie. Cuento con el apoyo del pueblo y de la Fuerza Armada Nacional Bolivariana (FANB)", agregó el mandatario ante los más de 500 miembros de la ANC.

Fuerzas Armadas Guaidó aseguró la víspera a periodistas que la versión oficial del incidente demuestra que Maduro "ya no controla las Fuerzas Armadas" lo que revela, agregó, el "grave problema" que vive la institución castrense. Reiteró que la Cámara discutirá el martes un proyecto de decreto de amnistía para militares, a quienes la oposición les ha pedido el apoyo para "restablecer la democracia" en el país. El viernes, un día después de que Maduro jurara su segundo mandato de seis años, Guaidó pidió apoyo civil, militar y extranjero para asumir el mando del Gobierno en Venezuela en vista de la ilegitimidad que achaca la Cámara, y buena parte de la comunidad internacional, al dirigente.

Por su parte, el Vaticano señaló que la presencia de un enviado en la toma de posesión se debe a que "la Santa Sede tiene como finalidad promover el bien común, tutelar la paz y garantizar el respeto de la dignidad humana". El portavoz del Vaticano, Alessandro Gisotti, explicó en una nota que "la Santa Sede mantiene relaciones diplomáticas con el Estado venezolano por el bien común, la paz y garantizar el respeto de la dignidad humana". - Efe