El Este se queda sin cargos, Sassoli presidirá la Eurocámara

La UE renueva sus cargos marginando al oriente con Bruselas y los cuatro grandes en el reparto

09.02.2020 | 18:24
El socialista David-Maria Sassoli, nuevo presidente del Parlamento Europeo.

Estrasburgo - El pleno de la Eurocámara respaldó ayer por mayoría absoluta la elección del socialista italiano David-Maria Sassoli como presidente del Parlamento Europeo (PE) para los próximos dos años y medio, hasta enero de 2022, tras otorgarle a su candidatura 345 votos de un total de 667 válidos. El voto llegó hasta la segunda ronda después de que ninguno de los cuatro candidatos lograra una mayoría absoluta sobre el total de votos válidos en la primera, si bien el propio Sassoli se quedó a apenas siete votos de alcanzarla.

En la segunda ronda, logró el apoyo de 345 diputados frente al candidato del grupo conservador y reformista, el checo Jan Zahradil, que sumó el apoyo de 160 eurodiputados, la alemana Ska Keller, de los Verdes, que obtuvo 119, y la española Sira Rego, de la Izquierda Unitaria, que se hizo con 43 votos. Después de que en el reparto de cargos europeos acordado en la cumbre de líderes del martes se consensuara que la familia socialdemócrata obtuviera la presidencia parlamentaria durante la primera mitad de la legislatura, Sassoli fue el único candidato de los tres grandes partidos (populares, socialistas y liberales) y obtuvo apoyos procedentes de estas familias. No obstante, los 345 votos que le auparon a la presidencia quedan lejos de los 444 escaños que suman estas tres familias políticas y evidencian profundos desacuerdos internos ante el paquete del reparto de cargos acordado en la cumbre que podrían dar problemas a la candidatura de la conservadora Ursula Von der Leyen para presidir la Comisión, la cual debe validar el Parlamento. Tras ser elegido, Sassoli se declaró honrado por la elección y felicitó al presidente saliente, el también italiano Antonio Tajani, por su trabajo y dedicación a la institución parlamentaria.

Sí al italiano, no al búlgaro El polaco Donald Tusk llevaba al Consejo Europeo la representación del oriente europeo. Su puesto va para Charles Michel, del país anfitrión de las instituciones europeas. Los otros cuatro cargos son para una alemana, una francesa, un italiano y un español: ahora la UE solo tiene ojos a poniente. Y eso que el búlgaro Sergei Stanishev era el designado para equilibrar la balanza, pero el socialista no contó con el respaldo de sus correligionarios que votaron por Sassoli.

El nuevo presidente de la Eurocámara pidió a los eurodiputados "volver al espíritu de los padres fundadores, aquellos que dejaron de lado las hostilidades de la guerra para construir un proyecto que juntara paz, democracia, Estado de derecho y desarrollo económico".

Recordó además que esta cámara es un "fruto de la democracia" a partir de una elección libre en comicios libres, en una Europa donde "no se puede perseguir a nadie por sus opciones políticas y religiosas" o marginarle por su orientación sexual.

Por su parte, la líder de los Verdes, Ska Keller, se dirigió al nuevo presidente del Parlamento para pedirle que ayude a su grupo a "restituir los derechos parlamentarios" del político catalán Oriol Junqueras, que no ha ocupado su escaño al no considerarle España eurodiputado. "Quisiera pedirle que mire el caso y nos ayude a restaurar los derechos parlamentarios del señor Oriol Junqueras", pidió Keller, quien además aseguró que Junqueras no había podido asumir el escaño "por razones ajenas a su voluntad y a su responsabilidad". Sassoli no respondió a esta petición durante el pleno pero en declaraciones a la prensa, y preguntado por esta cuestión, se declaró "un hombre de diálogo" y dijo que su puerta "siempre está abierta".

El Parlamento Europeo celebrará la votación de la candidata a presidir la Comisión Europea en su próxima sesión plenaria, previsiblemente el 16 o 17 de julio. La actual ministra de Defensa alemana forma parte de un paquete de altos cargos en el que también figuran el liberal belga Charles Michel para la presidencia del Consejo, el español Josep Borrell para la jefatura de la diplomacia europea y la francesa Christine Lagarde para la presidencia del Banco Central. - Efe

Premio para los 'cuatro grandes'

La UE solo tiene ojos en poniente

Cargos. El polaco Donald Tusk llevaba al Consejo Europeo la representación del oriente europeo. Su puesto va ahora para Charles Michel, del país anfitrión de las instituciones. Los otros cuatro cargos son para una alemana, una francesa, un italiano y un español: ahora la UE solo tiene ojos a poniente. Y eso que el búlgaro Sergei Stanishev era el designado para equilibrar la balanza, pero el socialista no contó con el respaldo de sus correligionarios que votaron por Sassoli, que presidirá la Eurocámara solo la mitad de la legislatura. Y es que los liderados por Pedro Sánchez no lograron ninguno de sus objetivos, Borrell fue elegido más por español que por socialista.

Sánchez, en entredicho

Borrell: "Sánchez no debió de salir muy satisfecho". El próximo jefe de la diplomacia europea, Josep Borrell, considera que el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, "naturalmente no debía de estar muy satisfecho" por el resultado de la Cumbre europea, porque el acuerdo de reparto de cargos por el que él había trabajado se rompió y no pudo "ver la realidad".

Propuestas del español. Borrell confesó que "la apuesta inicial de Sánchez no incluía puestos de primera línea para ningún español, de manera que no podía decirse que estuviera "defendiendo intereses del pasaporte", sino de su familia política, "pero el PPE rompió el pacto al que habían llegado".

No habrá sanción para Italia. La Comisión Europea evitó ayer pedir formalmente a los ministros de Economía y Finanzas de la UE abrir un procedimiento sancionador a Italia por no rebajar lo suficiente su abultada deuda pública, que en 2018 superó el 132 % del PIB. "La Comisión ha concluido que un procedimiento por déficit excesivo basado en el criterio de deuda para Italia ya no está justificado", informó el comisario europeo de Asuntos Económicos, Pierre Moscovici.