Sanders y Warren vencen en el tercer debate demócrata

El excongresista O’Rourke quedó debilitado ante el mensaje progresista de sus rivales

09.02.2020 | 22:23
Sanders, Warren y Beto O’Rourke, durante el debate.

washington - La división en el Partido Demócrata entre izquierdistas y moderados estalló el martes durante el segundo debate de sus aspirantes a la Casa Blanca, con Bernie Sanders y Elizabeth Warren imponiendo la receta progresista con la que pretenden derrotar a Donald Trump en 2020.

Un enfrentamiento del que salió debilitado el excongresista Beto O'Rourke. Sanders demostró ser uno de los candidatos que mejor logró exponer su mensaje en el minuto de tiempo que la cadena CNN, responsable del debate, estableció por turno. Un ejemplo fue cuando al defender su plan de sanidad pública para todos, el congresista Tim Ryan le acusó de no saber si esta opción ofrecería una mejor cobertura que los seguros privados. Sanders le cortó en seco: "Claro que lo sé. ¡Yo escribí la maldita ley!".

Este instante se convirtió en uno de los momentos de la noche y ayudó a Sanders a acallar las voces que consideran que, debido a sus 77 años de edad, al senador por el estado de Vermont le faltaría energía para enfrentarse al presidente Donald Trump.

En una línea similar se pudo ver a Warren, quien no dudó en recurrir al derecho a réplica en numerosas ocasiones para corregir o contradecir a sus oponentes.

La senadora afianzó, además, su imagen como la aspirante con las ideas más claras y las propuestas más trabajadas. La victoria de Sanders y Warren es especialmente significativa porque ambos son los dos grandes adalides del ala más progresista del partido.

Sin embargo, según The Washington Post o la CNN, el gran damnificado fue el excongresista Beto O'Rourke, que fue incapaz de transmitir esa ilusión que le hizo convertirse en la gran esperanza del partido cuando el año pasado a punto estuvo de ganar las elecciones a senador en Texas, considerado un bastión republicano.

Por este motivo, varios analistas políticos recomendaron a O'Rourke que abandone la idea de instalarse en la Casa Blanca y se centre en Texas, para conseguir el escaño que podría resultar determinante a la hora de conseguir una mayoría demócrata en la Cámara Alta. - D.N.

noticias de noticiasdenavarra