Trump pide una votación antes de entregar ningún documento

El presidente de EEUU continúa negando que pidiera a Ucrania el favor de investigar a Biden

10.02.2020 | 05:46
Donald Trump.

Washington - El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, insistió ayer en que no buscó un intercambio de "favores" con Ucrania y se dispone a pedir a los demócratas una votación en el Congreso antes de entregar los documentos que los legisladores reclaman para investigar con vistas a su juicio político.

Desafiante, Trump se paseó durante más de 20 minutos frente a decenas de periodistas en el jardín de la Casa Blanca, reiterando que él no presionó a Ucrania para que investigase los negocios en ese país de Hunter Biden, hijo del exvicepresidente Joe Biden, quien aspira a la candidatura demócrata para arrebatarle la presidencia en las elecciones de 2020. "Todas mis comunicaciones con los gobernantes de otros países han sido apropiadas", sostuvo Trump, quien también ha dicho que China debería investigar supuestas actividades corruptas de Biden en el país asiático, con el cual Estados Unidos mantiene una seria disputa comercial. "Esto no se trata de política, sino de corrupción", señaló Trump a los periodistas al menos una decena de veces. "Y no ha habido ningún 'quid pro quo'", agregó.

Sin embargo, el comité de Inteligencia de la Cámara de Representantes divulgó mensajes intercambiados por diplomáticos estadounidenses y un funcionario de alta jerarquía del Gobierno de Ucrania que muestran las presiones de Washington para que Kiev investigara a Biden. En uno de los mensajes, el entonces enviado especial para Ucrania, Kurt Volker, quien dimitió la semana pasada, condiciona una visita a la Casa Blanca del presidente ucraniano, Vladímir Zelensky, a la investigación demandada por Trump.

Horas después que se publicaran los mensajes, Trump escribió en su cuenta Twitter que, como presidente, tiene "un derecho absoluto, quizá incluso un deber, de investigar o hacer que se investigue la Corrupción y eso incluiría pedir, o sugerir, a otros países que nos ayuden".

Cuando una periodista le preguntó si su Gobierno ha buscado pesquisas similares contra alguna otra persona que no sea un adversario político, Trump respondió de manera evasiva.

Con la esperanza en el senado El gobernante, quien el miércoles acusó a los demócratas de intentar un "golpe" para destruirlo, admitió que sus rivales políticos "desafortunadamente" cuentan en la Cámara de Representantes con los votos necesarios para iniciar un juicio político en su contra, pero aseguró que el Senado, de mayoría republicana, le absolverá, ya que es "un fraude". "Tenemos una gran relación con el Senado. Los senadores ven esto como un fraude", remarcó.

La Cámara de Representantes, presidida por la demócrata Nancy Pelosi, necesita una mayoría simple de 218 legisladores para enviar los cargos de acusación al Senado.

Los demócratas ocupan 235 escaños de los 435 de esa Cámara.

En el Senado, sin embargo, la iniciativa debería contar con el respaldo de dos tercios de la cámara, es decir, 67 senadores, por lo que la destitución del presidente parece poco factible actualmente dado que los republicanos suman 53, hay 45 demócratas y dos independientes.

En esta situación, Trump anunció que mandará una carta a la jefa de la mayoría demócrata en la Cámara baja, Nancy Pelosi, en la que, según la cadena CNN, condicionará la entrega de documentos que le exigen para llevar a cabo la investigación a la realización previa de una votación.

Un fiscal especial investigó durante más de dos años las vinculaciones entre la campaña electoral de Trump en 2016 y agentes rusos que intervinieron con propaganda y desinformación en ese proceso electoral. Al término de esa investigación, la mayoría de la opinión pública de EEUU se mantuvo opuesta a un juicio político del presidente.

Pero la invitación abierta de Trump para que gobiernos de otros países actúen influyendo en el proceso electoral que se inicia ahora ha variado las opiniones y, según la CNN, un promedio de encuestas en la última semana encontró que existe un 51% de apoyo a la investigación que conduzca a un juicio político a Trump, frente a un 41% que se opone a ella.

El detonante del caso fue una llamada telefónica el pasado 25 de julio entre Trump y el presidente ucraniano en la que, según las transcripciones, el gobernante le presionó para que investigara a Biden y a su hijo Hunter por supuesta corrupción en ese país.

Tras la conversación, un informante -supuestamente un agente de la CIA- presentó en agosto una queja, en la que denunció que Trump buscó una injerencia extranjera en las elecciones de 2020.

Ucrania hace caso

Investigación. El nuevo fiscal general de Ucrania, Ruslán Riaboshapka, hará una auditoría de todos los casos que sus predecesores cerraron, entre ellos 15 relacionados con el propietario de Burisma, la compañía gasística en cuya junta directiva estuvo Hunter Biden, hijo del exvicepresidente de EE.UU. Joe Biden. "Estamos revisando todos los procedimientos que se cerraron, dividieron o investigaron antes, a fin de tomar una decisión en aquellos casos en los que se tomaron decisiones procedimentales ilegales", dijo Riaboshapka en rueda de prensa.

Hunter Biden. Entre los dossieres que se están auditando se encuentran "casos de perfil relevante" sobre funcionarios de alto rango de los tiempos del presidente Víktor Yanukóvich (2010-2014) y 15 en los que figura Nikolái Zlochevski, exministro de Ecología y Recursos Naturales y propietario de Burisma, que contrató a Hunter Biden en 2014, explicó más tarde en un comunicado la Oficina del Fiscal General.

'impeachment'

218

legisladores. Se necesita el apoyo de al menos 218 miembros de la Cámara de Representantes (integrada por 435 legisladores, 235 demócratas) para aprobar un impeachment. Una vez en el Senado, para salir adelante tendría que ser aprobado por dos tercios de la cámara y en ella los republicanos son mayoría, por lo que parece improbable que prospere.