Irán acusa a EEUU de terrorismo de estado y redobla su amenaza de venganza

Irak apuesta por la salida de las tropas internacionales de su territorio como "única solución"
Trump asegura que no es el momento para la retirada de los soldados estadounidenses

08.01.2020 | 06:15
Una multitud rodea en Kerman el camión que llevaba los restos del general Soleimaní, antes del entierro en su ciudad natal.

Teherán/bagdad/Washinton - El ministro de Exteriores de Irán, Mohamad Yavad Zarif, acusó ayer a Estados Unidos de "terrorismo de Estado" por el asesinato del general Qasem Soleimani y recalcó que Teherán "responderá de forma proporcionada". En una entrevista concedida a la cadena de televisión estadounidense CNN, Zarif resaltó que el bombardeo en el que murió Soleimani, jefe de la Fuerza Quds de la Guardia Revolucionaria, "es un acto de agresión contra Irán y equivale a un ataque armado contra Irán".

"Responderemos, pero lo haremos de forma proporcionada, no desproporcionada. Responderemos en el marco de la ley, ya que no somos personas sin ley, como el presidente (de Estados Unidos, Donald) Trump", sostuvo.

En este sentido, Zarif señaló que Trump "ha demostrado a la comunidad internacional que no respeta el Derecho Internacional". "Está preparado para cometer crímenes de guerra, porque atacar lugares culturales es un crimen de guerra. Una respuesta desproporcionada es un crimen de guerra", denunció. Así, hizo referencia a los mensajes publicados por Trump en Twitter en los que indicó que EEUU ha identificado 52 objetivos iraníes, "algunos de ellos de muy alto nivel e importantes para Irán y la cultura iraní", y que estos "serán golpeados muy rápido y muy duro" en caso de conflicto.

Zarif incidió además en la masiva participación en los actos en recuerdo de Soleimani, a los que han acudido cientos de miles de iraníes durante los últimos días, y reclamó a Trump que "deje de amenazar a este pueblo, que estará aún más enfurecido con sus amenazas".

Además, resaltó que Washington "inició una guerra hace mucho en la región" y "destruyó la estabilidad" de la misma.

debate sobre las tropas Además, y en una intensificación de su retórica de los últimos dos días, el Gobierno iraquí afirmó ayer que la retirada de las tropas internacionales es la "única solución", mientras miles de personas despidieron al número dos de las milicias Multitud Popular, muerto junto al general iraní Qasem Soleimaní.

En medio de la escalada de tensión en Oriente Medio por la muerte el viernes de altos mandos iraníes y de milicias progubernamentales iraquíes en un ataque de Estados Unidos en Bagdad, el Consejo de Ministros iraquí mantuvo una reunión presidida por el primer ministro, Adel Abdelmahdi.

En un discurso televisado ante su Gabinete, el dirigente dimisionario y comandante de las Fuerzas Armadas defendió la petición que el pasado domingo hizo ante el Legislativo de adoptar medidas "urgentes" para forzar la salida de las tropas internacionales.

"Lo que hemos sugerido ante el Parlamento sobre la salida de las fuerzas (extranjeras) es la única solución (...) No tenemos otra salida", sentenció, al argumentar que Irak ya vivió entre 2011 y 2014 sin la presencia de tropas internacionales.

Además, después de que hace dos días el Hemiciclo le pidiese revocar la petición de ayuda a la coalición internacional de lucha contra el EI, Abdelmahdi aseveró que la formación yihadista es ahora "mucho más débil".

El lunes por la noche, la Comandancia de Estados Unidos envió una carta a Irak en la que le informaba de una reubicación de las tropas de la alianza, si bien el secretario de Defensa estadounidense, Mark Esper, salió poco después a clarificar que ello no suponía un repliegue.

El mandatario iraquí, quien confirmó la recepción de la misma en su intervención, ha mantenido buenas relaciones tanto con Washington como con Teherán durante el poco más de un año que ha estado en el poder, pero ha cambiado su postura sobre la presencia de tropas extranjeras tras el ataque del viernes. Bagdad condenó la acción de Washington, en la que pereció el comandante de las Fuerza Quds de los Guardianes de la Revolución iraní, general Qasem Soleimaní, junto a varios líderes de la Multitud Popular. Además de insistir en su discurso, Abdelmahdi continúa trasladando su postura sobre la retirada de tropas a los líderes mundiales.

"no buscamos la guerra" Desde Washington, el secretario de Defensa, Mark Esper, aseguró a Irán que EEUU no busca "comenzar una guerra", a la vez que advirtió que está listo para "acabar una", en medio de las tensiones con Teherán tras la operación militar estadounidense en Bagdad en la que murió el general iraní Qasem Soleimaní. "No estamos buscando comenzar una guerra con Irán, pero estamos preparados para acabar una", sostuvo Esper.

El jefe del Pentágono insistió en que la operación contra Soleimaní se produjo después de contar con información de inteligencia que indicaba que el general iraní planeaba un próximo ataque contra EEUU.

El propio presidente Donald Trump aseguró ayer que quiere sacar a las tropas estadounidenses de Irak "en algún momento", pero que hacerlo ahora sería "lo peor que le puede pasar" a ese país, en un intento de zanjar los mensajes contradictorios de su Gobierno sobre el tema. - Efe

exteriores

tropas españolas abandonan bagdad

Diez militares parten a Kuwait. Diez militares españoles que se encontraban desplegados en Bagdad como parte de la operación de la OTAN en Irak han salido hacia Kuwait después de que la organización internacional haya decidido "reposicionar" temporalmente a parte de su personal en Irak a diferentes localizaciones dentro y fuera del país. Defensa ha confirmado que "ahora mismo, en Bagdad, ya solo quedan tres de los trece militares españoles que había. El resto está en camino a Kuwait". La OTAN "reposicionará" temporalmente a parte de su personal en Irak a diferentes localizaciones dentro y fuera del país, como precaución para proteger a su personal por la escalada de la tensión tras el ataque estadounidense que mató al general iraní Qasem Soleimaní en Bagdad. Además, de los 13 militares en Bagdad, España tiene 550 militares más destacados en la base Gran Capitán de Besmayah, al sureste de Bagdad.

washington

Compromiso con la distensión. El secretario de Estado estadounidense, Mike Pompeo, aseguró aseguró al viceministro de Defensa de Arabia Saudí, Jalid bin Salman al Saud, que EEUU "no busca" una guerra con Irán y que está comprometido con la "desescalada" de tensión entre ambos países. En este sentido, Pompeo también agradeció a Al Saud el apoyo de su país a Estados Unidos "para contrarrestar la amenaza que representa el régimen iraní", según la portavoz del Departamento de Estado norteamericano, Morgan Ortagus. Asimismo, durante la reunión celebrada en Washington, Pompeo y Al Saud discutieron sobre la decisión de Trump de tomar medidas defensivas "decisivas" para proteger al personal estadounidense en el extranjero.

teherán

13

Escenarios para la venganza. El secretario del Consejo Supremo de Seguridad Nacional de Irán, Alí Shamjaní, reveló ayer que tienen identificados "trece escenarios" para su "fuerte venganza" contra Estados Unidos por el asesinato del general Qasem Soleimaní. "El más débil de los trece escenarios es una pesadilla histórica para Estados Unidos", advirtió Shamjaní, quien apuntó que "la venganza no incluye solo una operación".