Nueva configuración de la Eurocámara a partir de febrero

La salida del Reino Unido de la UE favorecerá a las fuerzas euroescépticas y al centroderecha

19.01.2020 | 06:16

Bruselas - A partir del 1 de febrero, el Parlamento Europeo contará con una nueva configuración. La salida del Reino Unido de la Unión Europea supondrá una reducción del número de eurodiputados pero también una redistribución del número de escaños para favorecer a algunos Estados miembros infrarrepresentados. Aunque quienes más se beneficiarán serán las fuerzas euroescépticas y el centroderecha, los únicos que no perderán representantes.

La desconexión entre el Reino Unido y la UE comienza a materializarse, y los primeros efectos se harán notar en el hemiciclo comunitario. Esta semana, los eurodiputados británicos se han despedido de Estrasburgo, sede principal del Parlamento Europeo, aunque aún les resta un último Pleno que se celebrará la última semana de enero en Bruselas.

El 31 de enero, histórico día que marcará la salida efectiva del Reino Unido de la Unión, el Parlamento Europeo se reconfigurará y entre las primeras medidas estará una considerable reducción en el número de escaños. De los 751 miembros actuales de la Eurocámara se pasará a 705. Un descenso de 46 escaños que se reservará a futuras ampliaciones del bloque comunitario. Los 27 asientos restantes del total de 73 reservados a los británicos salientes se redistribuirán entre los Estados miembros actualmente infrarrepresentados en hemiciclo europeo.

ESPAÑA, BENEFICIADA Francia y España se convertirán en los dos países más beneficiados, con la llegada de 5 nuevos representantes a Bruselas y Estrasburgo. Les seguirán Italia (+ 3), Países Bajos (+ 3) e Irlanda (+ 2), mientras que Suecia, Austria, Dinamarca, Finlandia, Eslovaquia, Croacia, Estonia, Polonia y Rumanía sumarán un miembro más a sus delegaciones nacionales. El resto de países permanecerán sin cambios.

En el caso de España, que contará con 59 eurodiputados a partir de febrero, el euroescepticismo también crecerá. Vox contará un nuevo eurodiputado en la Eurocámara, al que acompañarán un miembro más del PSOE, del PP y de Ciudadanos. Aunque lo más remarcable será el nuevo escaño para Lliures per Europa, la marca europea de Junts x Catalunya, que corresponderá a Clara Ponsatí, política catalana fugada en Escocia y sobre quien pesa una euroorden. - A.S.C.