Los demandantes del desempleo en EEUU suman 10 millones en 15 días

En la últimasemana se ha batido el récord histórico de las demandas de subsidio de paro con 6,6 millones

03.04.2020 | 00:07

Washington – Las peticiones semanales de subsidio por desempleo registraron la semana pasada el mayor incremento de toda la serie histórica, con un aumento de más de tres millones de solicitudes respecto de la cifra contabilizada en los siete días anteriores, hasta alcanzar un récord de 6,65 millones de demandantes de ayuda, según los datos del Departamento de Trabajo de EEUU. Así en 15 días suman unos 10 millones

El anterior récord semanal se había registrado justo la semana anterior, cuando se presentaron 3,3 millones de peticiones. Todos los Estados informaron de un aumento de las peticiones de subsidio por desempleo en la última semana, con California a la cabeza, con 878.727 solicitudes, por delante de Pensilvania (405.880) y Nueva York (366.403).

"El COVID-19 sigue afectando al número de peticiones. Los Estados siguieron identificando incrementos relacionados de forma generalizada con el sector servicios, liderados por la hostelería y los servicios de comidas", explica Trabajo.

Asimismo, la información proporcionada a nivel estatal refleja que también se han visto especialmente afectados el sector manufacturero, sanitario y de asistencia social, además del comercio minorista, mayorista y la construcción.

Reducción de déficit El déficit en el comercio exterior de bienes y servicios de Estados Unidos bajó un 12% en febrero, para situarse en 39.900 millones de dólares, debido a la caída de los precios del petróleo y los efectos de la epidemia del coronavirus en la economía de China, según los datos que publicó este jueves el Departamento de Comercio.

La cifra, que quedó levemente por debajo de las expectativas de los analistas, que habían calculado un saldo negativo de 40.000 millones de dólares, es la menor desde septiembre de 2016, debido principalmente a una caída del 2,5 % en las importaciones.

El comercio internacional ya había mostrado una disminución aún antes de que la pandemia afectara las cadenas de suministros, especialmente desde las fábricas de China a los mercados estadounidenses.