Vaticano

Giro en la Iglesia: El papa Francisco apoya por primera vez las uniones entre homosexuales

"Las personas homosexuales tienen derecho a estar en una familia. Son hijos de Dios", afirma en un documental, en el que defiende que deben promoverse las leyes que les otorgan cobertura

21.10.2020 | 17:22
El papa se pone una mascarilla en el Vaticano.

El papa ha dado su bendición por primera vez a las uniones civiles de las personas del mismo sexo. "Las personas homosexuales tienen derecho a una familia. Son hijos de Dios", afirma en una de las entrevistas incluidas en el documental 'Francesco', que se ha estrenado en el Festival de Cine de Roma.

Este documental, dirigido por el ruso Evgeny Afineevsky, cuenta la historia personal de un pareja homosexual de italianos a quienes, según su testimonio, Francisco animó para que llevaran a sus hijos a la parroquia. "Las personas homosexuales tienen derecho a estar en una familia, son hijos de Dios, tienen derecho a una familia. No se puede echar de una familia a nadie, ni hacerle la vida imposible por eso", defiende Francisco. "Lo que tenemos que hacer es una ley de convivencia civil, tienen derecho a estar cubiertos legalmente. Yo defendí eso", añade.

El papa no se refiere en ningún momento a estos acuerdos legales para tutelar a los homosexuales como matrimonio y de hecho, cuando era arzobispo de Buenos Aires, se opuso en 2010 a la legalización de las uniones de personas del mismo sexo.

Sin embargo, en 2013, en una entrevista concedida  al director de la revista jesuita 'La Civiltà cattolica', el padre Antonio Spadaro, afirmaba lo siguiente: "En Buenos Aires recibía cartas de personas homosexuales que son verdaderos 'heridos sociales', porque me dicen que sienten que la Iglesia siempre les ha condenado. Pero la Iglesia no quiere hacer eso".

En esta misma entrevista recordó lo que dijo en un vuelo en que regresaba de Río de Janeiro: "Dije que si una persona homosexual tiene buena voluntad y busca a Dios, yo no soy quién para juzgarla. Al decir esto he dicho lo que dice el Catecismo. La religión tiene derecho de expresar sus propias opiniones al servicio de las personas, pero Dios en la creación nos ha hecho libres: no es posible una injerencia espiritual en la vida personal".

Y añadió: "Una vez una persona, para provocarme, me preguntó si aprobaba la homosexualidad. Yo entonces le respondí con otra pregunta: 'Dime, Dios, cuando mira a una persona homosexual, ¿aprueba su existencia con afecto o la rechaza y la condena?'. Hay que tener siempre en cuenta a la persona".