Los escándalos de Johnson pasan factura a los torys en las elecciones municipales

A falta del recuento definitivo, los laboristas mejoran resultados y arrebatan a los conservadores algunos de sus bastiones

06.05.2022 | 10:40
El avance laborista es visto como reflejo del declive de la popularidad de Johnson tras el escándalo de las fiestas en Downing Street.

El Laborismo, primero de la oposición del Reino Unido, ha conseguido avances en las elecciones municipales británicas celebradas el jueves y ha asestado un duro golpe a los conservadores de Boris Johnson al hacerse con los consistorios londinenses de Westminster y Wandsworth, bastiones "tories".

Las tres regiones británicas -Inglaterra, Gales y Escocia- celebraron comicios locales parciales, mientras que en Irlanda del Norte, los votantes acudieron a las urnas para elegir la composición de la Asamblea autonómica, formada por 90 escaños.

Los laboristas se hacen con consistorios tradicionalmente consevadores


A la espera de que se den a conocer los primeros resultados en Gales y Escocia, así como los de Irlanda del Norte, en Inglaterra, los laboristas del líder Keir Starmer han conseguido importantes avances en consistorios tradicionalmente conservadores.

Los más simbólicos son el municipio de Westminster, que había estado en manos de los conservadores desde su creación en 1964, y Wandsworth, municipio del sur de la capital británica que desde 1978 estaba controlado por los "tories".

Wandsworth era considerado el favorito de la exprimera ministra británica Margaret Thatcher por imponer impuestos bajos.

Horas bajas para Boris Johnson


Estas dos importantes victorias laboristas son vistas como un reflejo del declive de popularidad de Johnson tras el escándalo de las fiestas en la residencia de Downing Street durante la pandemia, así como la creciente inquietud de los votantes por el alza del coste de la vida y precios energéticos muy altos, de acuerdo con los comentaristas.

El alcalde de Londres, Sadiq Khan, declaró hoy a los medios que se hizo "historia" con el triunfo laborista en Wandsworth.

El Laborismo también se hizo con el bastión conservador de Barnet, un consistorio del norte de Londres con una importante población judía, que en elecciones anteriores, cuando los laboristas tenían a Jeremy Corbyn como líder, había votado conservador en protesta por los escándalos de antisemitismo que rodearon al Partido Laborista mientras el político izquierdista lo lideraba, según los analistas.

En esta cita electoral, estaban en juego 4.360 puestos de concejal en 146 consistorios ingleses, de un total de 333, mientras que se renuevan todos los 32 de Escocia y los 22 de Gales.

Cuando se han escrutado 72 de los 146 consistorios en juego en Inglaterra, el Laborismo controla 35, dos más de los que tenían, mientras que obtienen 1.124 concejales, 37 más.

Los conservadores controlan 18 municipios -pierden cinco-, y suman ya 492 concejales -pierden 121-, en tanto que los liberaldemócratas controlan 4 consistorios -ganan uno- y contabilizan 246 concejales -ganan 56-, en tanto, mientras que otros van para otros partidos.

En Londres se celebraron comicios en los 32 consistorios que componen la capital británica, pero no hubo elecciones para elegir alcalde de la ciudad, que está en manos del laborista Sadiq Khan.

noticias de noticiasdenavarra