Chivite insiste en negociar las cuentas del gobierno con la presidenta barkos

Las fuerzas del cuatripartito recuerdan al PSN que los Presupuestos se debaten en el Parlamento
Con o sin el apoyo socialista, se aprobarán las Cuentas de 2019

07.02.2020 | 18:56
La presidenta Barkos charla con la líder socialista María Chivite recientemente en un pleno parlamentario.

pamplona - María Chivite, secretaria general del PSN, insiste en protagonizar una negociación cara a cara con la presidenta Barkos sobre los Presupuestos de 2019. Lo solicitó por carta el mismo día que el Gobierno presentó las Cuentas para el próximo ejercicio y ayer mismo desde el gabinete de la presidenta le confirmaron que buscarán una fecha. La líder de los socialistas navarros busca repetir el guión de un sainete presupuestario idéntico al efectuado en años anteriores: El PSN adelanta -al igual que en los años 2016 y 2017- que a priori no rechaza las Cuentas del Gobierno de Uxue Barkos, así que no apoyará las enmiendas a la totalidad que han presentado UPN y PPN. Confirman que desde el PSN tienen ya una batería de medidas y pretenden mejorar la propuesta porque estos Presupuestos "adolecen de visión de futuro". Luego vendrá la reunión -al igual que años anteriores-, donde ambas líderes recalcarán la "cordialidad y buena sintonía". Todo es buena voluntad. Pero dados los precedentes, se escenificará un final similar: nulo respaldo del PSN a las Cuentas.

No obstante, la líder de los socialistas insinuó que este año este desenlace puede cambiar. Esta reunión es "importante", decisiva, diferente, porque estos Presupuestos "los va a gestionar este Gobierno y el próximo". En efecto, esta será la última oportunidad de los socialistas de sumarse al proyecto del Gobierno del cambio.

María Chivite apostilló que espera que este año "el cuatripartito no se dedique a votar en contra prácticamente de todo lo que llega de los socialistas" y calificó los precedentes de otros años como "mala experiencia". El portavoz de Geroa Bai, Koldo Martínez, le replicó que, en todo caso, en años anteriores, el PSN "ha hecho siempre mal trabajo" al analizar las contrapartidas económicas de sus enmiendas y esto "ha imposibilitado acuerdos" con los socialistas. Por ejemplo, en 2017, desde el PSN presentaron 250 enmiendas y en 2016, 150 con un coste de 63 millones de euros. Y en cualquier caso, en años anteriores, el PSN se alineó con el bloque PPN y UPN y votaron conjuntamente más de 600 enmiendas. Esta misma idea destacó el portavoz de EH Bildu, Adolfo Araiz, quien aseguró que no tienen "ningún inconveniente" en que la presidenta se reúna con el PSN pero "los acuerdos finales hay que negociarlos con el cuatripartito". Y añadió que hasta ahora ha habido "pocas coincidencias" con los socialistas porque sus planteamientos han tenido poco acierto en las transacciones presupuestarias. "En muchos casos era inasumible, no solo se trata de decir quiero hacer esto y estamos de acuerdo, sino en base a qué", destacó. No obstante, tanto desde el Palacio de Navarra como desde el cuatripartito le han vuelto a recordar a María Chivite que los "Presupuestos se negocian en el Parlamento".

habrá presupuestos Con o sin el apoyo socialista, habrá Presupuestos aprobados en 2019, algo que no fue tan común en las últimas inestables y zozobrantes legislaturas de UPN, lo que a juicio de Koldo Martínez, de Geroa Bai, revela, "por encima de algunas diferencias que pueda haber ocasionalmente, la estabilidad y fuerza del Gobierno del cambio".

Carlos Couso, parlamentario de Orain Bai, detalló que su grupo presentará enmiendas parciales para apoyar aspectos como la economía social o la conservación de carreteras, pero que la negociación en el seno del cuatripartito es "cordial y amable, como todos los años, y con mucho entendimiento". Para José Miguel Nuin, de Izquierda-Ezkerra, en relación a este tema hay "dos cosas claras". La primera, que ésta es una legislatura "de expansión presupuestaria, de crecimiento importante", en concreto de 552 millones de euros desde 2015 (un 16%), y la segunda, que ese aumento tiene "una orientación claramente social". Ese crecimiento, según Nuin, "hubiera sido imposible sin la nueva política fiscal" del Gobierno de Navarra. En las antípodas a este debate están UPN y PPN. Una política fiscal que para Javier Esparza, presidente de UPN, es "nefasta" y que entre otros asuntos motiva que los regionalistas, junto al PPN, mantengan sus enmiendas a la totalidad a los Presupuestos del Gobierno de Navarra.