IU presiona a la formación de Iglesias

El PSOE alborota aún más al partido morado al abrir sus puertas a Errejón

IU presiona a la formación de Iglesias para que apueste por una lista conjunta con la plataforma de Carmena

08.02.2020 | 16:02
Garzón y los diputados del grupo dan la bievenida a Sol Sánchez, relevo de Errejón en el Congreso.

pamplona - El grupo de Unidos Podemos intentó aparentar normalidad en el primer día sin Íñigo Errejón en el Congreso tras su renuncia al escaño, mientras la dirección insistía en que presentarán un candidato diferente en la Comunidad de Madrid, tal y como decidieron sus bases. Lo ratificó la propia portavoz en el Congreso, Irene Montero, quien no concretó quién podría ser ese cabeza de lista para las elecciones autonómicas madrileñas ni tampoco respondió directamente a la pregunta de si piensa que Errejón, al que el PSOE le ha abierto sus puertas, ha sido "desleal". IU, por el contrario, confía en lograr una candidatura única con Podemos y la plataforma Más Madrid de Manuela Carmena.

Montero se limitó a desearle "mucha suerte en su nuevo proyecto" y "en su nuevo partido" y enseguida se centró en lo que ahora son las preocupaciones de su partido: la subida del salario mínimo, el aumento de las ayudas a la dependencia o la bajada del precio de la luz y los alquileres. Esto en un día en el que además el pleno debate ocho reales decretos-leyes claves para el Gobierno y en uno de ellos, el relativo a la vivienda, Podemos decidió dar el primer aviso a Pedro Sánchez y votar no porque no recoge todas sus demandas. En todo eso quiere centrar la atención Podemos, aunque algún compañero de confluencia reconocía en los pasillos que el ambiente en el grupo es un poco tenso porque hay "mucho rencor".

Algunos compañeros de grupo, los más cercanos a Errejón, han celebrado públicamente su decisión de concurrir a las elecciones con la plataforma de Carmena. En ese grupo están los diputados de Podemos Sergio Pascual, Carolina Bescansa, Raimundo Viejo, Eduardo Maura, Sara Carreño, Miguel Vila, Ana Terrón, Rosana Alonso o Ángela Ballester.

Carreño aseguraba que "algo ha fracasado cuando fundadores" como Bescansa, Luis Alegre o Errejón "han sido apartados o silenciados". "La situación requiere debate político", afirmaba aunque no parece que se quiera dar pie a abrir ese debate interno.

Al mismo tiempo la situación en Madrid es todo incertidumbre a la espera de saber cómo va a resolver los problemas Unidos Podemos y si se abrirán a negociar con Errejón. La nueva diputada de IU en el Congreso, Sol Sánchez, que sustituye a Íñigo Errejón en el hemiciclo, mostró su disposición a negociar con Más Madrid, sin vetar a nadie para recomponer la izquierda madrileña, buscando "la máxima unidad" y no "divisiones" que la perjudican. Y, aunque comprende las dificultades de Podemos, reconoce que hay cierta prisa por clarificar el escenario político de la izquierda madrileña.

También apostó por la unidad el coordinador federal de IU, Alberto Garzón, quien no obstante añadió que el acuerdo marco alcanzado con Podemos para presentarse juntos a las elecciones sigue vigente, aunque habrá que concretar cómo se materializa en Madrid. El líder de IU lamentó la decisión de Errejón, que cree que contribuye a la división de la izquierda en un momento en el que la unidad es necesaria para frenar el avance de la extrema derecha. Por ello, lanzó un llamamiento a la responsabilidad, a "calmar aguas" y rebajar tonos gruesos incluso en el escenario de que se presenten varias candidaturas, con lo que no descarta esa posibilidad.

Mientras portavoz del PSOE en el Congreso, Adriana Lastra, aseguró que su partido tiene "abiertas las puertas a todos los comprometidos con las políticas de izquierdas", en referencia al futuro político de Íñigo Errejón, pero puntualizó horas más tarde que por hoy el cofundador de Podemos es "adversario" político. - D.N.