El futuro de Pepu Hernández en política se complica al publicarse que Hacienda le investigó

Celaá defiende su íntegridad pese a que demuestra no conocerle. “Es Pepo o Pepu”

08.02.2020 | 17:30
Pepu Hernández, junto al expresidente Rodríguez Zapatero.

pamplona - La polémica por los problemas fiscales de Pepu Hernández, señalado por Pedro Sánchez, como candidato del PSOE a la alcaldía de Madrid, se amplió ayer con nuevas informaciones que complicar su futuro político. La Agencia Tributaria abrió una investigación a Hernández y le obligó a realizar una declaración paralela tras detectar irregularidades relacionadas con Saitama 2006 SL, la sociedad instrumental que montó tras ganar el campeonato del mundo de baloncesto con la intención de canalizar todos los ingresos que obtuvo a partir de ese momento por sus conferencias de motivación empresarial, la venta de sus derechos de imagen y la edición de publicaciones, entre otras actividades.

Según el diario digital El Confidencial, precandidato del PSOE tuvo que aceptar las tesis de Hacienda y abonar la cantidad que el organismo le reclamaba en concepto de IRPF. El equipo de la precandidatura de Hernández, por su parte, negó categóricamente que la Agencia Tributaria abriera una investigación sobre posibles irregularidades relacionadas con la sociedad y su declaración de IRPF.

Una portavoz del PSOE admitió el jueves a preguntas del citado medio que Hacienda revisó la declaración de la renta de Hernández y que como consecuencia este tuvo que hacer frente a un pago adicional. Con todo, esta portavoz restó valor a la investigación e insistió en el principal argumento de defensa que esgrimió el partido tras desvelar la existencia de esa mercantil. "Por supuesto, tanto esta sociedad como Pepu están al corriente de todos los pagos con Hacienda", afirmó la portavoz.

Desde el equipo de Hernández calificaron también de "absolutamente falso" que la compra de inmuebles "nunca haya figurado en el objeto social" de la sociedad de Pepu y su esposa. En concreto, el objeto social de la compañía incluye "la adquisición, enajenación y gravamen de bienes inmuebles, rústicos o urbanos, así como el arrendamiento, subarriendo multipropiedad, sea de carácter industrial, comercial, de vivienda, hostelería o turismo".

Por tanto, insistieron en que la compra de un terreno rústico (en este caso, de un valor económico reducido) forma parte de la actividad mercantil y el objeto social de la empresa.

La ministra de Educación y Formación Profesional y portavoz del Gobierno, Isabel Celaá, defendió tras las últimas informaciones que el candidato del PSOE a la alcaldía de Madrid es una persona "íntegra" pero eludió decir lo mismo del exministro de Cultura y Deporte, Maxím Huerta, alegando que no reparte "certificados de integridad". "No repartimos certificados de si una persona es íntegra o deja de serlo, el propio Gobierno ha tenido su nivel de exigencia ética y Maxím Huerta se ha ido del Gobierno", insistió Celaá en la rueda de prensas tras el Consejo de Ministros.

similitudes Según la portavoz, después de que se conociera la información sobre las dos sentencias que en mayo de 2017 le impusieron a Huerta una multa por defraudar a Hacienda, el Gobierno hizo "un ejercicio de transparencia que fue lo que permitió" que el exministro fuera "candidato a la salida del Gobierno". "Él mismo estaba de acuerdo", puntualizó. Preguntada por si ve similitudes en el uso de las sociedades de Hernández y Huerta para evadir impuestos, Celaá confesó que no tiene "ni idea de si son similares o no" puesto que el Ejecutivo no es "la Fiscalidad".

Respecto al candidato del PSOE a la alcaldía de Madrid, insistió, hasta tres veces seguidas, que es "un hombre íntegro" a pesar de que no lo conoce en profundidad, como quedó patente cuando preguntó en voz alta si su nombre es Pepo o Pepu. "¿Es Pepo?,¿Pepu? Es Pepu, ¿no?", interpeló a los asistentes. No obstante, Celaá le dio la bienvenida al igual que a "aquellas personas que del mundo civil vienen a la política a trabajar por asuntos públicos". - D.N.