Vox cuela su primera medida: un Comisionado de la Concordia para tumbar la Ley de Memoria

La presidenta de la comisión andaluza, una negacionista que admira a José Antonio

08.02.2020 | 19:07

pamplona - El programa de Vox ya tiene reflejo en el organigrama del Gobierno andaluz. El Consejo de Gobierno andaluz aprobó ayer la estructura del Ejecutivo bipartito de PP y Ciudadanos, que incluye la creación de un nuevo órgano: un Comisionado para la Concordia, que asumirá las competencias que hasta ahora desempeñaba la actual Dirección General de Memoria.

El órgano, adscrito a la Consejería de Cultura, supone la primera asunción por parte de Ciudadanos de una parte del acuerdo político alcanzado entre PP y Vox. Ambas formaciones pactaron, en paralelo al acuerdo de Gobierno de los populares con Ciudadanos, derogar la Ley andaluza de Memoria y sustituirla por una Ley de Concordia "que tenga un mayor consenso político", aclaró el consejero de la Presidencia, Elías Bendodo.

"Vamos a respetar al 100% la ley, pero queremos mejorarla y buscar el consenso más amplio posible dentro del Parlamento andaluz", suscribió el número tres de la Junta, tras defender que la actual Ley de Memoria "no era una ley de consenso". Bendodo recordó que, aunque su formación y Ciudadanos no votaron en contra de la norma "por responsabilidad", en su día presentaron 70 enmiendas.

franco no se toca Otro paso del partido de extrema derecha para hacerse con el control de las áreas que considera estratégicas ha sido la elección de su diputada Ana Gil Román como presidenta de la Comisión de Cultura del Parlamento de Andalucía, con competencias sobre la Memoria Histórica, gracias a los votos de su partido, el PP y Ciudadanos, mientras los diputados del PSOE y Adelante Andalucía votaron a la candidata de esta coalición, María Gracia González. El PSOE solicitó hacerse cargo de la presidencia de esta comisión y que Vox ocupara la de Fomento al considerar, junto a Adelante Andalucía, que la presidencia de este partido en la comisión de Cultura era una decisión "impuesta como bloque de gobierno" por el PP, Ciudadanos y Vox, pero la petición no fue tenida en cuenta.

En su pacto de investidura con el PP, Vox incluyó la derogación de la ley de Memoria Histórica y la aprobación de una ley de Conciliación, de ahí que los socialistas crean que la presidencia de este partido en la Comisión de Cultura sea como "poner a la zorra a cuidar la gallina". De hecho, la diputada de Vox subió a las redes un vídeo con un poema de homenaje al líder falangista José Antonio Primo de Rivera y se adhirió a la campaña que lanzó la Fundación Franco con el hashtag #ElValleNoSeToca. - D.N.