Álvarez Conde revela presiones del Ejecutivo madrileño en el caso máster

La profesora López de los Mozos no justifica en la comisión investigadora el sobresaliente a Casado

08.02.2020 | 19:48
Enrique Álvarez Conde, exdirector del Instituto de Derecho Público Autonómico de la URJC.

madrid - El exdirector del Instituto de Derecho Público de la Universidad Rey Juan Carlos (URJC) Enrique Álvarez Conde denunció ayer haber recibido "presiones" por parte de la Comunidad de Madrid en el conocido como caso máster, donde asegura que ha sido "objeto de encarnizadas luchas políticas".

Así lo señaló en una declaración leída ayer al inicio de su comparecencia en la comisión de investigación de universidades de la Asamblea de Madrid. "Siempre actué dentro de la legalidad más absoluta y mi único error fue el no haberme sabido sustraer los días 20 y 21 marzo de 2018 a fuertes presiones del rectorado de mi universidad y de la Comunidad de Madrid", dijo en referencia al día de publicación de la primera exclusiva del caso y al anterior.

Álvarez Conde comentó que cometió "el error de estar situado en el lugar y el momento más inoportunos, siendo el objeto de encarnizadas luchas políticas inter e intrapartidarias y académicas. Fui el instrumento idóneo para la caza de otras piezas mayores. Éste es mi pecado capital y creo que ya he sido injustamente vapuleado por ello", añadió.

Recientemente la Audiencia Provincial de Madrid ha confirmado el archivo parcial del caso máster para 19 investigados por los delitos de prevaricación y cohecho, a excepción de la expresidenta madrileña Cristina Cifuentes, Álvarez Conde y otros dos procesados más que serán juzgados por falsedad documental.

Son Cecilia Rosado (la profesora que supuestamente falsificó el acta de la expresidenta regional) y la exasesora del Gobierno de la Comunidad de Madrid María Teresa Feito.

En su comparecencia, Álvarez Conde ha negado haber dirigido los másteres de Cifuentes y del líder del PP, Pablo Casado, e insistió en que fue "un profesor más impartiendo asignaturas compartidas con otros docentes". Además, defendió que el Instituto de Derecho Público (ya clausurado) "nada tiene que ver con los másteres en cuestión. Son másteres de la Universidad Rey Juan Carlos y las responsabilidades corresponden a los órganos rectores de dicha universidad", sostuvo.

acusación de lópez de los mozos Previamente compareció la profesora Alicia López de los Mozos, que denunció haber recibido "presiones" de Álvarez Conde para no decir la verdad. En este punto aclaró que "la verdad" es que ella no formó parte junto a las profesoras Cecilia Rosado y Clara Souto del tribunal que supuestamente examinó a Cifuentes de su trabajo de fin de máster de Derecho Autonómico y Local que cursó entre 2011 y 2012 en el Instituto de Derecho Público (IDP) de la URJC.

Tanto Alicia López de los Mozos como Clara Souto denunciaron en su momento que sus firmas habían sido falsificadas en el acta de notas de la expresidenta de la Comunidad de Madrid. López de los Mozos no aclaró en la comisión por qué mérito académico puso sobresaliente al presidente del PP, Pablo Casado.

También acudió como compareciente la profesora Cecilia Rosado, que aludió a su condición de procesada para acogerse a su derecho a no responder a las preguntas de los diputados. Rosado declaró a la jueza en la instrucción del proceso que la URJC aprobó a algunos alumnos sin haber defendido el trabajo de fin de máster y que entraba dentro de la normalidad firmar actas de evaluación por otros docentes.

Por su parte, Ignacio Escolar, director de eldiario.es, que fue el primer medio en informar sobre el caso máster, aseguró en su comparecencia que en el Instituto de Derecho Público hubo "sin ninguna duda" una trama de corrupción.

Ningún representante del PP asistió a la primera sesión con comparecientes de esta comisión, que investiga "las presuntas irregularidades y trato de favor en el funcionamiento del Instituto de Derecho Público" de la URJC, así como en otras universidades públicas de Madrid y centros adscritos.

Al acabar la sesión, el diputado de Podemos Eduardo Fernández Rubiño declaró a los medios que "no tendría ningún sentido que esta comisión no escuchara lo que tienen que decir" Cifuentes y Casado, que son "dos de los fundamentales protagonistas" de este caso. El diputado de Ciudadanos César Zafra indicó que su partido no se opondría a una comparecencia de Cifuentes o Casado.

Por parte, el diputado del PSOE-M Juan José Moreno considera "imprescindible" la ampliación del calendario de esta comisión, a la que en principio solo le queda otra sesión de comparecencias el 4 de marzo. - Efe