El Bigotes desmonta el ‘nuevo’ PP: “Casado aún tiene mucha mierda en la mochila”

El responsable de Gürtel en Valencia señala al eurodiputado González Pons como socio de un hombre de Correa

08.02.2020 | 21:25
Begoña Villacís, Rivera e Inés Arrimadas, en el que acto que la formación llevó a cabo en Madrid el pasado sábado.

pamplona - La polémica por la supuesta ilegalidad de la sociedad patrimonial y profesional que la líder de Ciudadanos en Madrid, Begoña Villacís, administraba junto a su marido va a más y se suma a la solicitud para que el presidente de la formación, Albert Rivera, declare ante el juez sobre la legalidad de la financiación del partido naranja.

El futuro político de la candidata de Ciudadanos a la alcaldía de Madrid se complica día a día. Las últimas informaciones publicadas por el diario ABC aseguran que Villacís ha mentido en su versión al demostrarse que falseó su cese en Iuriscontencia SL. Según el medio, la primera versión aportada por la líder municipal del partido naranja fue que se desvinculó de la sociedad "en 2011" pero que, "por error", no se llevó a al Registro Mercantil hasta marzo de 2018. En otras palabras, que había dejado el cargo en septiembre de 2011, casi siete años antes, pero la sociedad no lo elevó a público. Para ello incluso entregó una copia del acuerdo de cese a la prensa.

Sin embargo esta versión no cuadra ya que, según probó ayer el rotativo madrileño, el marido de la portavoz municipal hizo en 2016 una operación no como administrador único, sino como administrador solidario. Antonio Suárez-Valdés compareció ante notario para comprar, a través de la sociedad, una oficina de dos plantas y 176 metros cuadrados en el barrio de Argüelles (Madrid) y una plaza de garaje. Según las pruebas, el abogado acudió como administrador solidario de Iuriscontencia SL, para lo que tuvo que aportar al notario la correspondiente escritura pública. Seguidamente, la sociedad acudió al Registro de la Propiedad número 26 de Madrid para inscribir los bienes a su nombre, haciendo constar la misma información: administrador solidario. Es decir, que la gestión de la sociedad la compartía con su esposa.

En vista de estos acontecimientos, el medio ha reclamado a Villacís ver la escritura de la compraventa de esta operación para ver si seguía como administradora solidaria pero la edil se habría negado apuntando que está "desvinculada de la sociedad". ABC, sin embargo, ha accedido al documento evidenciando las irregularidades de la candidata.

Desde la dirección del partido se guarda silencio, de hecho, el candidato del PP a la Alcaldía de la capital, José Luis Martínez-Almeida, criticó el "silencio atronador" del presidente de Ciudadanos, Albert Rivera. Arrimadas es su apuesta segura para la Alcaldía de Madrid apareciendo incluso como primera opción en algunos de los sondeos por delante de los candidatos de Ahora Madrid y PP.

El vicesecretario de Organización del PP, Javier Maroto, aseguró que el propio código ético de Ciudadanos obligaría a esta formación a "destituir" a Villacís como candidata. A su entender, si ese partido "fuera coherente" con su código, tendría que apartarla como candidata de forma inmediata.

Por parte de Ahora Madrid, el Gobierno municipal ya anunció que ni impondrá una sanción a Villacís ni emprenderá acciones jurídicas contra ella, cosa que sí hará IU, que estudia la presentación de una querella contra la portavoz de Ciudadanos porque entiende que hay un "conflicto de intereses" entre su actividad municipal y la de la sociedad en la que ella figuraba como administradora.

Rivera se verá salpicado en unos días por otra polémica, ya que puede ser llamado a declarar en el juicio originado por una denuncia de financiación irregular. En esta causa, Enrique de Diego, editor del periódico Rambla Libre, solicitará que testifique el líder de la formación, a la que acusó en un artículo de financiarse ilegalmente en la campaña de las municipales y autonómicas de 2015, según el digital El Plural. Ciudadanos interpuso una querella criminal, acusando al periodista de dos delitos; uno de injurias y otro de calumnias. De Diego, por su parte, ha solicitado acogerse al Excepto Veritatis, que le otorga la oportunidad para probar sus afirmaciones. - D.N.

Lo último Lo más leído