Geroa bai plantea “trabajar más” la ley de víctimas de violencia policial

El informe jurídico del Consejo de Navarra insinúa un nuevo conflicto de inconstitucionalidad
UPN y PPN piden retirar la ley
EH Bildu e I-E defienden mantener la redacción actual

08.02.2020 | 21:26
El parlamentario portavoz de Geroa Bai, Koldo Martínez, ayer tras la reunión.

pamplona - Geroa Bai es el grupo del cuatripartito que más preocupado se mostró ayer ante el informe del Consejo de Navarra que insinúa que la actual redacción de la Ley Foral de reconocimiento a las víctimas de violencia de funcionarios públicos o grupos de extrema derecha podría incurrir en un nuevo conflicto de inconstitucionalidad. El parlamentario Koldo Martínez, como portavoz del principal partido que sostiene al Gobierno, planteó la posibilidad de "trabajar más" sobre esta proposición de ley. "Nos preocupa mucho que tanto los letrados del Parlamento como el Consejo de Navarra digan que puede haber inconstitucionalidad en la ley porque esta ley está bastante aguachinada y se ajusta bastante o todo a lo que entendemos decía la sentencia del Tribunal Constitucional", detalló Martínez. "Tendremos que hacer una reflexión más profunda y decidir qué hacer si seguir con esta ley o si modificarla, retirarla o enmendarla. Tenemos que analizar más en profundidad", añadió el portavoz de Geroa Bai. "Insisto, es una ley que estando como está se adapta muy bien a la sentencia. Tenemos que darle una vuelta más", apuntó Martínez.

Este dictamen 8/2019, emitido por el Consejo de Navarra, llegó ayer la conocimiento de la Mesa y la Junta de Portavoces del Parlamento de Navarra y causó cierta decepción entre los otros miembros del cuatripartito. EH Bildu e Izquierda-Ezkerra defienden la constitucionalidad de la proposición de ley, esta nueva versión light y minorizada del texto aprobado en el año 2015, anulado en muchos de sus articulados por el Tribunal Constitucional, que pretende reparar y dignificar a víctimas aun no reconocidas como Germán Rodriguez, Gladys del Estal, Mikel Zabalza y José Luis Cano, entre otros casos.

Desde EH Bildu, Adolfo Araiz argumentó que "se ha hecho una lectura distinta por parte del Consejo de Navarra ya que reconoce que con esa doctrina constitucional se imposibilita alcanzar ningún tipo de verdad". Defendió que "esta ley ha depurado esas posibles y dudosas interferencias que se producían con la anterior ley" y que "no se puede aplicar a esta proposición de ley la lectura que hizo el TC de una ley que tenía otro enfoque". "Tal y como está, la ley debería superar el test de la doctrina del Tribunal Constitucional sobre la ley anterior", insistió. Marisa de Simón, de I-E, se mostró "convencida" de que el texto que han presentado es "constitucional" y "respeta al poder judicial". "La ley no incorpora ningún elemento que pueda suponer una intromisión en cualquier proceso jurídico y penal", declaró, para indicar que estudiarán, en el proceso de enmiendas, "si hay que matizar más esta cuestión".

En Podemos-Ahal Dugu entienden que la interpretación del Consejo de Navarra es excesivamente "rigurosa y literal" y que con la actual redacción "se cumple la reserva de ley y de jurisdicción penal" y "no impide que la sociedad navarra pueda reconocer a las víctimas de violencia policial en delitos ya prescritos".

ambigüedad socialista Aunque el partido socialista apoyó la ley foral de 2015 que reconocía a estas mismas víctimas; ahora se mueve en su habitual ambigüedad: ni que sí ni que no. "Actuaremos con responsabilidad", señaló la parlamentaria del PSN Inma Jurío, que afirmó que trabajarán para que haya enmiendas que "mejoren" la ley y "si tenemos dudas o informes, votaremos en contra". Jurío señaló la necesidad de reconocer y reparar a estas personas pero criticó lo que a su juicio es "un corta pega" de una norma similar que aprobó el Parlamento Vasco. Y consideró "grave" que desde partidos del cuatripartito "se obvie el informe de expertos en la materia".

Para UPN y PPN esta es una nueva oportunidad para pedir publicamente la retirada de una proposición de ley que nunca han pretendido apoyar. "Nos parece una irresponsabilidad del Gobierno de Navarra, que le dio el visto bueno a la ley", argumentó el parlamentario de UPN Carlos García Adanero. E inistió en que es un "despropósito" que "pone de manifiesto que el Gobierno utiliza la institución de forma partidista". "Pediremos responsabilidades si la ley sigue su curso", añadió Adanero. - D. Burgui