Puigdemont liderará en las europeas a JxCat y dificulta la coalición con el PNV

Busca internacionalizar el ‘procés’, competirá con Junqueras e impone a sus fieles en las listas para las generales

09.02.2020 | 00:02
Carles Puigdemont y Oriol Junqueras, cuando lideraban el Govern de la Generalitat.

Pamplona - Carles Puigdemont se ha salido con la suya. El president en el exilio, con el objetivo de internacionalizar el conflicto catalán, será cabeza de lista de Junts per Catalunya en las elecciones europeas del próximo 26 de mayo, donde además repetirá duelo en las urnas ante Oriol Junqueras, que liderará a ERC, después de superar al republicano en las autonómicas del 21-D tras la aplicación del artículo 155. El exjefe del Govern ha impuesto además sus tesis dentro del mundo posconvergente hasta el punto de reclutar a sus fieles en las listas para las generales del 28 de abril, con Jordi Sànchez encabezando la plancha al Congreso y descabalgando a los diputados del sector moderado del PDeCAT. La irrupción de Puigdemont como máximo exponente de JxCat en la cita europea complica al PNV su interés en reeditar tándem con la antigua Convergència en tanto que ésta ha acabado decantándose por una opción eminentemente catalanista con el fin de exportar el procés y centrarse en la defensa del derecho de autodeterminación y de los derechos y libertades de sus presos y exiliados.

Fuentes cercanas al PNV señalaron a este periódico que antes de adoptar una decisión definitiva acerca de este asunto, que será debatido hoy en la reunión del EBB, hablarán con sus tradicionales socios catalanes. En 2014 la Coalición por Europa aglutinó a la ya disuelta CiU, al PNV, a Compromiso por Galicia y a Coalición Canaria, y los jeltzales habían encarrilado ya un acuerdo con los dos últimos aguardando a que el PDeCAT resolviera su debate interno. La fuerza posconvergente es por excelencia el motor electoral de esta alianza por el imponente censo catalán -la coalición tiene tres eurodiputados: Ramón Tremosa, de CDC; Izaskun Bilbao, del PNV, y Francesc Gambús, exmiembro de Unió-. En verdad, no sería la primera vez que la formación jeltzale preserva el carácter vasco de la campaña europea incluso compartiendo lista con los catalanes en plena ebullición de su proceso soberanista. En 2014, Artur Mas preparaba la consulta del 9-N, y cada uno hizo su campaña particular, al margen de la presentación unitaria en Madrid. "Es el momento de dar un paso más para internacionalizar el derecho a la autodeterminación de Catalunya desde el corazón de Europa para todo el mundo", escribió en su cuenta de Twitter Puigdemont nada más oficializarse su candidatura. A lo que la portavoz del Govern, Elsa Artadi, añadió: "Es la mejor manera de que se nos escuche en Europa, que se vea la represión, y eso pasa por que haya una voz libre de JxCat allí, y esta voz no puede ser otra que la de Puigdemont".

con sànchez, turull y rull Asimismo, el Consejo Nacional del PDeCAT acordó no sin tensión que las listas para las generales estén encabezadas por políticos en prisión -salvo en Girona, que será liderada por el abogado del expresident Jaume Alonso-Cuevillas- y seguidos por los afines al exjefe del Ejecutivo catalán. Así, diputados históricos como Carles Campuzano, por Barcelona, o Jordi Xuclà, por Girona, o la senadora Marta Pascal quedan absolutamente relegados y sin opciones de ser reelegidos. La postura de incluir a los procesados por el 1-O en las planchas implicará que, al igual que en el Parlament, haya escaños vacíos, lo que presionaría a un posible gobierno de Pedro Sánchez. Jordi Sànchez, Jordi Turull, Josep Rull y Joaquim Forn -alcaldable por Barcelona- difundieron una carta en la que explican que se quieren presentar por JxCat porque es el que representa mejor el espacio de "unidad y transversalidad" del referéndum. Sànchez, presidente de La Crida, exlíder de la ANC y juzgado por rebelión en el Tribunal Supremo, será cabeza de lista por Barcelona seguido como número dos por la conseller de Cultura, Laura Borràs; Míriam Nogueras, que fue partidaria desde el principio por el no a los Presupuestos socialistas, ocupará la tercera plaza; y el eurodiputado Ramon Tremosa la cuarta. El quinto puesto está reservado para un miembro del PDeCAT pero con dificultad para lograr el escaño. En Lleida, el candidato será Turull, acompañado de Concepció Canyadell, alcaldesa de Térmens, un independiente, un miembro del PDeCAT y otro independiente. Rull será cabeza de lista por Tarragona escoltado por Ferran Bel, un independiente y un cuarto del PDeCAT. Y en Girona lo será Alonso-Cuevillas, seguido del diputado Sergi Miquel, la exconsellera socialista del tripartito Marina Geli, y el cuarto lugar para la marca que rige David Bonvehí, cuyas palabras ayer no se correspondían con su semblante, reconociendo que deberán hablar con los diputados salientes para ver qué rol pueden ocupar.

artadi, al ayuntamiento Como se especulaba, Elsa Artadi abandonará el Consell Executiu en las próximas semanas y será de facto la próxima líder posconvergente en el Ayuntamiento de Barcelona al concurrir por detrás del preso preventivo Forn; el tercer lugar lo ocupará la exconsellera Neus Munté, ganadora de las primarias municipales del PDeCAT. "Nuestro proyecto es de equipo, no personalista, con voluntad de seguir ampliando", destacó la aún portavoz, apostillando que JxCat es un proyecto "transversal" que tiene como objetivo reflejar el espíritu del referéndum del 1-O, la declaración de independencia del 27-O y las elecciones del 21-D. Por su parte, Nogueras avisó de que irán al Congreso "no a arrodillarse, sino a ser contundentes" y a "defender desacomplejadamente el mandato del 1-O". La actual diputada lanzó también una pulla a ERC por formar grupo propio con EH Bildu: "Seremos, el único grupo independentista e independiente con voz propia catalana" en las Cortes. Puigdemont toma el control de la posconvergencia.