Las listas electorales reabren la guerra entre Sánchez y Díaz

El PSOE ultima sus candidaturas a las generales sin solucionar las discrepancias en Andalucía

09.02.2020 | 00:21

pamplona - El PSOE ultima esta semana sus listas electorales, en las que han encajado todos los ministros excepto la de Economía, Nadia Calviño, tras un proceso en las agrupaciones en el que los mayores problemas se han dado en Andalucía, por lo que Ferraz cambiará las candidaturas de cuatro de sus ocho provincias.

Todas las listas socialistas -las de las generales del 28 de abril y también las de las municipales, autonómicas y europeas de mayo- serán aprobadas este domingo por el Comité Federal, que se reunirá en un hotel de Madrid por segunda vez desde que Pedro Sánchez llegó a la Moncloa.

Para cerrar la totalidad de los nombres, la Comisión Federal de Listas celebrará reuniones con representantes de las federaciones el jueves y el viernes, y también se reunirá el domingo, antes del Comité Federal, para aprobar la lista a las europeas, así como otras que están pendientes, entre ellas las de Madrid.

Aunque la pretensión de Sánchez de colocar a sus ministros como paracaidistas en las listas ha chocado en la mitad de los casos con la oposición de la militancia, finalmente todos han conseguido encaje mediante acuerdos con las direcciones territoriales. Solo se queda fuera Calviño, a la que Ferraz intentó situar de cabeza de lista por La Coruña, pero los socialistas gallegos consiguieron con sus protestas mantener a la actual diputada Pilar Cancela.

En Andalucía la idea de Sánchez de expulsar a los críticos del grupo parlamentario ha topado con la resistencia de la que su rival en primarias, la expresidenta Susana Díaz, y a día de hoy continúan las discrepancias entre ambos en cuatro de las ocho provincias: Sevilla, Córdoba, Almería y Cádiz.

sus candidatos El duro enfrentamiento interno que ambos mantienen desde hace años ha rebrotado al vetar Sánchez la continuidad en el Congreso de Antonio Pradas, uno de los principales hombres de confianza de Díaz, que fue quien entregó en Ferraz en 2016 las firmas de dimisión de 17 miembros de la ejecutiva de Sánchez para forzar su dimisión. Por su parte, Díaz se niega a incluir en la lista a Paco Salazar, uno de los sevillanos que más ayudó a Sánchez a ganar las primarias, miembro de la ejecutiva federal y del gabinete de la Presidencia en la Moncloa. - D.N.