Derecho Civil Foral de Navarra

Aprobado el dictamen de proyecto de ley Foral de modificación del Fuero Nuevo

09.02.2020 | 01:15
Miembros de la Comisión de Presidencia, Función Pública, Interior y Justicia.

Pamplona. La Comisión de Presidencia, Función Pública, Interior y Justicia ha aprobado este miércoles el dictamen en relación con el proyecto de Ley Foral de modificación y actualización de la Compilación del Derecho Civil Foral de Navarra o Fuero Nuevo.

El proyecto, elaborado sobre la base del informe de la ponencia impulsada por el cuatripartito, tiene por objeto revisar, actualizar y adaptar el Fuero Nuevo a la realidad social navarra del siglo XXI, dado que con su anterior versión, que data de 1973, había discrepancias de difícil resolución entre la normativa navarra y las leyes del Estado y otras comunidades autónomas.

La Compilación de Derecho Civil de Navarra constituye un texto completo que contiene disposiciones relativas a las materias en las que tradicionalmente se ha dividido el derecho civil: persona, familia, sucesiones, propiedad y contratos, es decir, afecta a todas las relaciones privadas de la ciudadanía.

El Libro Primero, "De las personas, de la familia y de la Casa navarra", incluye una nueva figura de los patrimonios especialmente protegidos de las personas con discapacidad o dependencia en el ámbito familiar.

Asimismo, se reconoce la heterogeneidad del hecho familiar, como realidad social plural y manifestación de los derechos fundamentales y libertades individuales de las personas, regulando el matrimonio, pareja estable (dando seguridad jurídica a la figura), relaciones convivenciales que no han constituido pareja estable, familias reconstituidas o familias monoparentales.

La âpatria potestadâ pasa a ser âresponsabilidad parentalâ y se fomenta el pacto de parentalidad entre los progenitores como primera opción para regular las relaciones familiares y evitar la litigiosidad.

Las modificaciones consignadas en el Libro Segundo se fundan en el reconocimiento de la plena libertad de disposición mediante la supresión de instituciones que, además de ser cuestionables desde el punto de vista constitucional, han implicado importantes conflictos familiares e impedido la protección de parientes con especiales necesidades.

Reconocimiento este que, a su vez, se ha configurado dentro de un nuevo sistema que refuerza la protección de la capacidad para testar, así como su eventual pérdida, en particular en el testamento de hermandad.

También se aborda la intimidad del testador con limitaciones sensoriales y se establece una regulación propia de la indignidad para suceder, plasmada en los conceptos de ingratitud y desheredación.

El actual Libro Tercero pasa a constituir dos Libros, uno para regular el derecho de bienes (Libro Tercero) y otro el derecho de obligaciones, estipulaciones y contratos (Libro Cuarto). En ambos se han realizado modificaciones técnicas, entre las que destaca la protección de las personas contratantes y deudoras en situación de vulnerabilidad o crisis económica.

En el debate efectuado en comisión se han discutido y aprobado 18 enmiendas, todas suscritas por UPN, Geroa Bai, EH Bildu, PSN, PPN e I-E.

Buena parte de las enmiendas se dirige a alinear el significado del texto al mantenimiento de la costumbre como primera fuente del Derecho Civil navarro, entendida aquella como âcaudal normativo y método de reforma de las instituciones, siempre y cuando sea conforme a un concepto dinamizador y acorde a la realidad social de cada momento, sin perjuicio de los límites a los que deba estar sujetaâ.

Por otra parte, se introduce el término corresponsabilidad en lugar de coparentalidad.