Sánchez modera su oferta electoral y abandona la España plurinacional

Promete una renta mínima, subidas fiscales a ricos y grandes empresas y vincular pensiones e IPC

09.02.2020 | 02:28
El presidente, Pedro Sánchez, presentó el programa electoral del PSOE flanqueado por banderas españolas y europeas.

pamplona - El PSOE ha abandonado algunas de sus apuestas más rompedoras, pero también más polémicas, en el programa electoral para las generales del 28 de abril que el presidente del Gobierno y candidato a la reelección, Pedro Sánchez, presentó en un teatro del distrito madrileño de Tetuán, donde se crió. Al menos entre las 110 medidas del programa que el PSOE considera principales, no hay ni rastro de la apuesta del PSOE para promover una reforma constitucional que avance hacia la España federal, como sí aparecía en los programas de 2015 y 2016.

El documento, sin una sola mención a Catalunya, que presentó Sánchez rodeado de una hilera de banderas de España y de la UE, sí se compromete a reformar la Carta Magna para limitar los aforamientos y reducir a 300.000 las firmas de la iniciativa legislativa popular, pero con respecto al modelo territorial sólo hay una mención a reforzar el actual Estado de las Autonomías y a promover un pacto de Estado para reformar el sistema de financiación autonómica.

En esta legislatura, el PSOE puso en marcha, con poco éxito, una comisión de estudio sobre el actual Estado de las autonomías, pensada como embrión de una futura reforma de la Constitución. Sólo PP, Ciudadanos y Compromís formaron parte de ella, los dos primeros con escaso entusiasmo. Otro ejemplo de contención en el programa del PSOE tiene que ver con la renuncia a poner en marcha un impuesto específico a la banca a través de un recargo en el Impuesto de Sociedades, como los socialistas defendieron con determinación estando en la oposición.

No lo incluye en las 110 medidas, aunque sí se compromete a reforzar la progresividad del sistema fiscal, incrementando la aportación de las grandes empresas y de los contribuyentes de ingresos más altos y grandes patrimonios. El PSOE también promoverá la armonización a nivel europeo con los impuestos sobre determinados servicios digitales (Tasa Google), el impuesto sobre transacciones financieras (Tasa Tobin) y el impulso a la fiscalidad ambiental que desincentive la contaminación y favorezca la transición ecológica.

También hay moderación en la parte más social y feminista del programa. El partido promete redactar una ley integral contra la trata de seres humanos con fines de explotación sexual y luchar contra la publicidad de servicios de contenido sexual, pero esta vez no incluye sanciones a la demanda y compra de prostitución, que sí figuraba en su programa de 2016. A lo que sí se compromete el PSOE para estas elecciones es a establecer un ingreso mínimo vital. La medida, que Sánchez ya incluyó entre sus principales apuestas en las generales de 2015 y 2016, se enfoca a erradicar la pobreza infantil. El programa contempla la subida de impuestos a las rentas más altas y las grandes empresas, como ya acordaron el PSOE y Podemos, su principal socio.

Esta moderación de las promesas electorales casa con el mensaje que el partido está lanzando en la precampaña, presentándose como la única alternativa de gobierno moderado, frente a la radicalización y el retroceso que ofrecen, en su opinión, las tres derechas de PP, Ciudadanos y Vox. De hecho, en medio de la polémica suscitada por los planes del Gobierno para exhumar los restos de Franco y el retroceso en materia de memoria histórica que proponen Vox y el PP, el PSOE sí quiere marcar diferencias en este capítulo y propone elevar la memoria histórica a "política de Estado", con un "nuevo impulso a las políticas de reparación de las víctimas" de la Guerra Civil y el franquismo.

Frente al cordón sanitario que Cs ha establecido en torno al PSOE, con el que descarta llegar a ningún pacto de gobierno, el PSOE sólo excluye a Vox de las conversaciones para lograr una investidura y afirma que, llegado el momento, pondrá sobre la mesa su programa para negociar apoyos. - D.N.

el programa

Social. Siete pactos de Estado, 17 leyes, 19 estrategias nacionales y 10 planes sectoriales articulan el programa del PSOE, en el que las medidas sociales, feministas y de extensión de derechos combinan con una fiscalidad más progresiva, como ya se ha hecho en Navarra, y una transición ecológica.

Escuelas y dentista. Entre sus 110 compromisos, hay plazas públicas en escuelas infantiles para el 50% de los niños de 0 a 3 años en 2025; incorporar el dentista al sistema público de salud; y avanzar en la gratuidad de las primeras matrículas universitarias. Una ley de la eutanasia, otra de libertad de conciencia, una ley de bienestar animal y una ley de familia son otras de las medidas.

Empleo y mujer. También recoge la ley de igualdad de oportunidades en el empleo que garantiza la promoción a las mujeres, que acabará con el actual déficit de la Seguridad Social en cinco años.

Copago y mordaza. El PSOE promete eliminar los aspectos más lesivos de la reforma laboral del PP, revisar el copago farmacéutico y sustituir la ley Mordaza.

Lo último Lo más leído