al margen de la vía judicial

EH Bildu y E.Podemos piden medidas para reparar a víctimas de abusos sexuales

Ambas formaciones recuerdan que con la legislación vigente muchos de estos abusos, en el caso de ser denunciados, están prescritos para su enjuiciamiento

09.02.2020 | 02:57
Rueda de prensa ofrecida en Vitoria.

VITORIA. EH Bildu y Elkarrekin Podemos han pedido la elaboración de un estudio en el Parlamento Vasco que recoja propuestas para la prevención y protección de abusos sexuales en la infancia y explore vías de acompañamiento y reparación para las víctimas al margen de la vía judicial.

Las parlamentarias de EH Bildu Oihana Etxebarrieta y de Elkarrekin Podemos Eukene Arana han presentado este lunes en rueda de prensa una proposición no de ley registrada en la Cámara de Vitoria en la que solicitan la creación de una ponencia que trabaje en la elaboración de dicho estudio y que esperan que salga adelante con el apoyo del resto de los grupos.

Etxebarrieta y Arana han comparecido acompañadas de Juan Carlos González, víctima de abuso y representante de la asociación Garaitza; Ana Cristina Cuevas, miembro de la Asociación Infancia Robada, e Iñaki Alonso, portavoz de Save The Children Euskadi.

En su iniciativa, EH Bildu y Elkarrekin Podemos recuerdan que con la legislación vigente muchos de estos abusos, en el caso de ser denunciados, están prescritos para su enjuiciamiento pero aseguran que para las víctimas es importante la verdad, que haya un reconocimiento de lo sucedido y que se pongan medidas para que estos casos no vuelvan a suceder.

La ponencia, si finalmente se aprueba en sesión plenaria, escuchará los relatos de las víctimas y de expertos para identificar elementos para la prevención, detección precoz y protección, y para la reparación de las mismas además de deslegitimar cualquier tipo de violencia sexual hacia la infancia y adolescencia.

Este estudio analizará los factores sociales, políticos y culturales que han permitido que los abusos se produzcan y se ignoren, y explorará posibles medidas para que las instituciones acompañen y reparen a las víctimas que padecen distintas secuelas.

Habrá que esperar a que concluyan estos trabajos, si se constituye la ponencia, para concretar las medidas que el Parlamento considere necesarias implementar por parte de las administraciones.

La ponencia se constituiría en un plazo de dos meses a partir de la aprobación de la proposición no de ley y tendría un plazo de seis meses para la elaboración del estudio.

Juan Carlos González ha recordado que los abusos sexuales a la infancia deben ocupar un lugar importante en la agenda política porque requieren de un abordaje integral y transversal, y ha denunciado que los plazos de prescripción de estos delitos generan indefensión, por lo que los poderes públicos deben ofrecer apoyo en la búsqueda de la verdad y en la reparación.

El portavoz de Garaitza ha recordado que una de cada cuatro niñas y uno de cada siete niños han sufrido abusos sexuales y solo un 15 % de los casos son denunciados, aunque el 70 % de estos no llegan a juicio y solo hay condenas en 3 de cada 10 casos en España y en 1 de cada 10 en Euskadi.

Ana Cristina Cuevas ha reclamado una respuesta política e institucional para atender y acompañar a potenciales víctimas, para que los casos del pasado sean investigados y para que se depuren responsabilidades. Ha pedido que en los casos en los que esté implicada la Iglesia Católica se ponga toda la documentación a disposición de las víctimas.

Esta representante de la Asociación Infancia Robada también ha defendido que la prescripción de estos delitos se amplíe hasta un plazo de 50 años en lugar de los actuales 18 años.

Por su parte, Iñaki Alonso ha constatado que "desgraciadamente" en 2019 todavía hay diferentes formas de violencia hacia la infancia que siguen estando normalizadas por la sociedad y ha confiado en que una de las primeras normas que se apruebe en la próxima legislatura en el Estado sea la Ley integral de atención a la infancia y adolescencia.

Asimismo ha reclamado que en Euskadi se refuerce el Observatorio de la Infancia y que se visibilice esta problemática. Si ya de por sí es complicado denunciar, ha dicho, es fundamental que las instituciones públicas no dificulten las cosas a las víctimas.