las elecciones del 28-A

Pedro Sánchez podría gobernar con iglesias o rivera ante una derecha que no suma

El PSOE sería primera fuerza y doblaría al PP en escaños
No precisaría del independentismo catalán
El 41,6% de los encuestados no sabe aún a quién votar

09.02.2020 | 04:14

pamplona - El PSOE podría formar Gobierno con Ciudadanos o con Unidas Podemos y sus confluencias sin necesidad de pedir el apoyo de los nacionalistas, según la última encuesta del CIS antes de las elecciones del 28 de abril, que pronostica que la suma de PP, Cs y Vox no alcanzaría una mayoría suficiente. La encuesta preelectoral del Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS) mantiene que el PSOE sería la fuerza más votada con hasta 138 escaños y un 30,2 en estimación de voto -con una horquilla de 123 a 138 diputados- duplicando prácticamente al PP, que tendría un máximo de 76 escaños y un mínimo de 66 diputados -ahora tiene 137-.

La macroencuesta de José Félix Tezanos pronostica el hundimiento del PP, una fuerza a la que sólo concede un 17,2% de los sufragios, un resultado con el que, en el mejor de los casos, perdería 61 escaños respecto a las elecciones de 2016.

Con un sondeo, en el que todavía hay un récord de 41% de indecisos, se colocaría en tercer lugar Ciudadanos con entre 42 y 51 escaños y un 13,6%, seguido de Vox, que irrumpiría en el Congreso por delante de Podemos, con una estimación de escaños de entre 29 y 37 parlamentarios, con un 11,9% de los votos.

Unidas Podemos pierde la mitad de apoyos, con una horquilla de entre 28 y 34 escaños y el 12,3%, aunque superaría en diputados al partido de Santiago Abascal, si suma a sus confluencias y a Compromís.

Vuelco también en los partidos catalanes, ya que ERC duplicaría su presencia en el Congreso con entre 17 y 18 escaños -4,5%- en detrimento de JxCat que se quedaría prácticamente con la mitad, con un máximo de cinco diputados frente a los ocho de ahora.

El sondeo pronostica más diputados para los nacionalistas vascos. PNV subiría un escaño, de cinco a seis -1,3% de los votos-, mientras que Bildu también experimentaría un importante crecimiento hasta un máximo de cinco diputados, lo que incluso le permitiría obtener grupo parlamentario.

Las actuales y las antiguas confluencias de Podemos sufrirían también la caída de la formación de Pablo Iglesias. En Comú Podem obtendría un máximo de 7 escaños; En Marea se quedaría sin representación y sus socios de Compromís bajarían hasta un máximo de dos diputados, cuando ahora tiene cuatro.

Coalición Canaria también podría perder su escaño, ya que el CIS le da entre cero y uno, mientras que Nueva Canarias no obtendría ninguno.

El PACMA podría entrar por vez primera en la Cámara Baja, con hasta dos escaños y un 1,4% de los apoyos.

El interés máximo de los sondeos se centra, más que en las fuerzas políticas individuales, en la suma de los dos bloques que podrían conformarse tras las elecciones a fin de sumar una mayoría capaz de gobernar. Con esos números, el candidato socialista, Pedro Sánchez, podría optar por una investidura con Ciudadanos con una holgada mayoría absoluta de 189 escaños -138 del PSOE y 51 de Cs, que que asegura que no pactará con Pedro Sánchez- o bien un acuerdo con Unidas Podemos, sus confluencias y Compromís, que llegaría a los 181 diputados. Cogiendo la horquilla más optimista, Sánchez no necesitaría a los partidos independentistas para ser investido.

Por el contrario, el bloque de la fotografía de Colón, el PP, Ciudadanos y Vox, no alcanzaría en ningún caso la mayoría absoluta del Congreso, cifrada en 176 escaños, ya que en el mejor de los casos solo sumarían 166 escaños: 76 del PP, 51 de Cs, 37 de Vox, además de los dos de Navarra Suma, la coalición de UPN, PP y Cs.

La dispersión del voto entre las opciones conservadoras hace que el PSOE vaya a ser ahora el partido más votado en todas las comunidades autónomas, salvo en Catalunya, donde ganaría ERC, y la CAV, con el PNV.

Pese a que el PP es la segunda opción en 14 comunidades, perdería según el CIS feudos históricos como Galicia, Castilla y León o la Región de Murcia. Este desplome del PP se explica por el importante trasvase de votos a opciones como Cs y Vox. Y es que un 11,2% de los votantes del PP en las últimas elecciones generales tienen decidido ya respaldar la opción de Vox en los comicios del próximo 28 de abril. Solo un 41,3% de los antiguos votantes del Partido Popular da por seguro que repetirá la papeleta, pero el 11,2 afirma que optará en esta ocasión por Vox y el 8,2 por Ciudadanos.

Ciudadanos consigue una fidelidad de voto del 41%, y su principal fuga, un 6,1% de los que le apoyaron, es a Vox, mientras que otro 5% asegura que ahora respaldará las listas del PSOE. No obstante, el CIS advierte de que el alto número de indecisos (un tercio de los encuestados) impide asignar muchos escaños. Entre los que dudan, un 11,9% lo hace entre el PP y Ciudadanos; un 3,1% entre el PP y Vox; un 9,1% entre el PSOE y Unidas Podemos y un 8,9% entre el PSOE y Ciudadanos.

Por territorios, el PP, que ha convertido el conflicto catalán en el foco de su campaña electoral, obtendría solo un escaño por Barcelona, es decir, perdería cinco. El nuevo reparto que augura el CIS da tres escaños a Vox en la comunidad (todos en Barcelona), cuatro a Ciudadanos (tres por Barcelona y uno por Tarragona) y entre 12 y 14 a los socialistas. Los populares no obtendrían representación por la CAV, donde en 2016 se hicieron con dos diputados. Serían territorios desiertos para Vox, Navarra, la CAV, Extremadura y Melilla. Las dos Castillas serían un erial para Unidas Podemos.

abascal, el peor valorado En cuanto a la valoración de los líderes, prácticamente todos bajan nota, aunque el jefe del Gobierno, Pedro Sánchez, se mantiene como el más valorado. Todos sin excepción suspenden aunque Sánchez tiene la mejor calificación, de 4,1 puntos, dos décimas por debajo de la anterior encuesta. También baja dos décimas el líder de Cs, Albert Rivera, el segundo más valorado con 3,7 puntos, mientras que Alberto Garzón, de IU, se mantiene en los 3,6 puntos como tercer dirigente con la mejor nota.

La calificación del presidente del PP, Pablo Casado, desciende tres décimas hasta los 3,3 puntos, mientras que el líder de Podemos, Pablo Iglesias se coloca con 3,1, una décima menos. El CIS pregunta por primera vez por el líder de Vox, Santiago Abascal, que obtiene una nota de 2,6 sobre diez, el peor valorado.

También se ha preguntado a los ciudadanos por quién preferiría que fuese presidente del Gobierno en estos momentos, y un 28,8% elige al actual jefe del Ejecutivo, Pedro Sánchez, muy por encima del resto. - D.N.

los datos

33,3

Alarma por la corrupción. La preocupación de los españoles por el paro ha aumentado algo más de un punto, hasta el 61,8% respecto a hace algo más de un mes según el CIS, que refleja un incremento de algo más de 10 puntos, hasta el 33,3, en la preocupación de los encuestados sobre la corrupción y el fraude.Vuelve la 'cocina'. El barómetro de este mes de marzo se ha caracterizado por la vuelta de la famosa cocina en los resultados, es decir se han aplicado correctores demoscópicos. El director de la empresa demográfica GAD3, Narciso Michavila, ha valorado positivamente los datos de este CIS, confirmando que "son más creíbles de lo que venía haciendo hasta ahora Tezanos" .

el conflicto catalán

el PP, barrido en catalunya

Destacado. ERC ganaría las generales en Catalunya, con entre 17 y 18 diputados (ahora tienen nueve), por delante del PSC, con 12-14, que casi dobla los siete actuales. En tercera posición quedaría En Comú Podem -la formación con más apoyos en las generales de 2016-, que en esta ocasión se quedaría con entre cinco y siete diputados, casi la mitad de los 12 actuales. El CIS indican una fuerte sangría de votos de los comunes -afectados por las crisis internas y su posición en el procés-, que ve cómo sus apoyos se desplazan hacia el PSC y ERC. Los republicanos también se benefician del hundimiento de Junts per Catalunya, que perdería la mitad de sus ocho escaños. También sufre un fuerte batacazo el PP, que se queda a un paso de desaparecer en Catalunya y solo obtiene un escaño (ahora tiene seis). Cs apena variaría y se queda con cuatro diputados, uno menos. Como novedad, conseguiría representación el partido de ultraderecha Vox.