El cuatripartito apuesta “por seguir cohesionado” tras el 26-M

Geroa Bai, EH Bildu, Podemos e Izquierda-Ezkerra confían en mantener el Gobierno del cambio después de las elecciones y recuerdan que el PSN “siempre” ha estado con la derecha

09.02.2020 | 07:29
El cuatripartito apuesta “por seguir cohesionado” tras el 26-M

pamplona - A menos de tres días para que arranque una nueva campaña electoral, todos los partidos afrontan con optimismo los comicios forales del 26 de mayo. Geroa Bai, EH Bildu, Podemos e Izquierda-Ezkerra lo hacen desde el convencimiento de que reeditarán el Gobierno del cambio, donde no ven al PSN, formación que, recuerdan, "siempre" se sitúa con la derecha.

Al término de la reunión de la Comisión Permanente del Parlamento foral, el representante de Geroa Bai Unai Hualde dijo que el 26-M "hay que elegir entre dos modelos, el del cambio que quiere gobernar en clave social y progresista y entre quienes están por destruir". Añadió que el PSN "no ha estado nunca donde se le ha esperado" y "lo vimos en 2015 cuando no se sumó al acuerdo programático", mientras que "Geroa Bai estará con todas aquellas fuerzas dispuestas a construir a partir de lo que comenzó en 2015" .

También Adolfo Araiz, de EH Bildu, apuesta por "avanzar en profundizar el cambio" y cree que "el PSN tendrá que decidir si permite reeditar una alternativa de cambio liderada por el cuatripartito o permite que la derecha le vote o vota a la derecha; no hay muchas más alternativas".

"Nuestro objetivo es mantener cohesionado el cuatripartito", abundó Araiz, quien alertó de que "tanto la alternativa del PSN como la de la derecha es retroceder en los avances producidos desde 2015".

Parecida opinión tiene Mikel Buil, candidato de Podemos. En declaraciones a este periódico, subrayó que "el PSN lleva 35 años votando con la derecha". Pese a ello, "en cada elección se oferta como una alternativa de izquierdas y promete el cambio para después votar con la derecha, como lo ha hecho en contra de los últimos cuatro presupuestos donde hemos conseguido inyectar a los servicios públicos de educación salud y derechos sociales más de 400 millones de euros".

Con estos antecedentes, Buil cree que el PSN "tendrá que decidir tras las elecciones si unirse al cuatripartito o al trifachito".

Marisa de Simón (I-E) asegura que "el PSN no va a tener la llave, y va a tener que decidir si se suma al Gobierno del cambio o si se suma a la derecha". "Recuerdo el agostazo", continuó la candidata de I-E, a quien no le parece difícil reeditar el cuatripartito. "Las elecciones generales se rigen por otro tipo de parámetros y tenemos ahora la clara posibilidad de revalidar un Gobierno del cambio y se trata de tener un acuerdo programático de progreso", señaló. - Agencias/J.E.