I-E se hace valer como la garantía de izquierdas del cambio

De Simón llama a “las gentes de izquierdas” a seguir construyendo “la Navarra inclusiva” por la que apostaron en 2015

09.02.2020 | 07:55
Mauleón, Risueño, De Simón, Eguino y Guzmán, ayer.

pamplona - Pocos podrán reprochar la carrera de coherencia política de I-E. Su sólida base de simpatizantes se explica porque siempre han hecho lo que prometieron: en 2015 dijeron que sus votos servirían para desalojar al régimen del poder, y así fue, con una contribución humilde pero trascendental. Y en 2019, la formación que lidera Marisa de Simón asegura que es la garantía de que el cambio en Navarra siga caracterizándose por las políticas de izquierdas no nacionalistas y transformadoras que permitirán la consolidación del actual modelo. Frente a la derecha, sí, pero también frente a la autoproclamada izquierda de otras formaciones que no han servido sino para permitirle a la derecha mantenerse en el poder.

Así lo aclaró ayer De Simón en el acto de inicio de campaña de Izquierda-Ezkerra que tuvo lugar frente al Parlamento de Navarra, donde se acercaron integrantes de su candidatura a la Cámara foral (como Carlos Guzmán o Txema Mauleón), así como a los ayuntamientos de Pamplona (Edurne Eguino) y Tudela (Olga Risueño).

De Simón destacó que "salimos a ganar más cambio y más izquierda" y llamó "a las gentes de izquierda porque queremos con vosotras y con todos y todas avanzar en la construcción de esa Navarra e inclusiva" por la que la formación apostó hace cuatro años.

fiABILIDAD La candidata al Parlamento puso en valor el principal baluarte de la formación: la fiabilidad. "Somos fiables" y "garantía de que el cambio continúe en Navarra" y destacó que "no vamos a pactar de ninguna de las maneras con las derechas ni vamos a apoyar un gobierno de la derecha". Recordó que Izquierda-Ezkerra es "fiable" porque "somos garantía de defender ese proyecto de la izquierda no nacionalista transformadora que es el mejor modelo de sociedad que necesita la gente de hoy y mañana", dejó claro.

La candidata se mostró convencida de que "la gente ha sabido apreciar el trabajo que hemos hecho en estos cuatro años", constatable no sólo en el Parlamento de Navarra, sino también en el Gobierno a través de la vicepresidencia de Miguel Laparra, que ha canalizado buena parte de la recuperación.

Frente a los datos del CIS, De Simón recalcó que "estamos fuertes y estamos convencidos de que vamos a sacar más de dos -escaños" porque "el trabajo que hemos hecho es el aval que tenemos". El barómetro del CIS para Navarra, disponible en la página 17 de este periódico, otorga entre 2 y 3 escaños a I-E, formación que en 2015 aguantó muy bien teniendo en cuenta que Podemos llegó a las últimas forales en su mejor momento, y que los de Iglesias disputaron directamente ese espacio a los de Nuin y De Simón en Navarra

En cualquier caso, la aspirante de Izquierda-Ezkerra dejó claro que en 2019 su formación "va a estar en cualquier proyecto de izquierdas" y "nunca va a estar ni prestar sus votos en un gobierno que gire a la derecha". - D.N./E.P.