La Audiencia Nacional reclama a Josu Urrutikoetxea por delito de lesa humanidad

La jueza pide a Francia que impongan al exjefe de ETA una fianza de dos millones de euros

09.02.2020 | 10:19
Josu Urrutikoetxea.

pamplona - La jueza de la Audiencia Nacional María Tardón ha requerido a las autoridades francesas que tomen declaración al exdirigente etarra Josu Urrutikoetxea Bengoetxea, Josu Ternera, por la causa que tiene abierta contra él por lesa humanidad, y que le impongan el pago de una fianza civil de 2 millones de euros.

En una providencia, la magistrada de la Audiencia Nacional acuerda pedir a Francia que le notifique su procesamiento en la causa que tiene abierta contra él y otros exdirigentes etarras por crímenes de lesa humanidad en relación a los atentados que ordenaron cometer a partir de 2004, fecha en la que entró en vigor en el Estado español esa figura delictiva. La jueza Tardón ha pedido cursar una comisión rogatoria con el fin de que la Justicia gala notifique al detenido su procesamiento y estudie su traslado a España con el fin de que pueda tomarle declaración.

Lo hace una vez ha recibido la comunicación de la Guardia Civil de la detención de Urrutikoetxea la semana pasada en Francia y, en el mismo escrito, pide a las autoridades galas que tomen declaración al etarra de acuerdo con un listado de preguntas que remitirá.

También reclama a Francia que pida al detenido que designe un abogado en España y, por último, que en el plazo de un día preste una fianza de 2 millones de euros para asegurar su responsabilidad civil en caso de ser condenado.

La de lesa humanidad que lleva el Juzgado Central de Instrucción 3 de la Audiencia Nacional es una de las causas que el exjefe político de ETA tiene abiertas en este tribunal. Se le acusa también por haber dado la orden para el atentado en 1987 contra la casa cuartel de la Guardia Civil de Zaragoza, en el que murieron once personas -seis de ellas niños- y por el que fue procesado en 2002 por el Juzgado Central de Instrucción número 2 de la Audiencia Nacional.

Está procesado asimismo desde 2005 por el asesinato del directivo de Michelin Luis María Hergueta Guinea en 1980, en este caso por el Juzgado Central de Instrucción número 1, y por la financiación de ETA a través de las herriko tabernas.

En los últimos días Francia ha trasladado a la cárcel de Lannemezan, cerca de Iparralde, al exdirigente de ETA Mikel Carrera Sarobe, conocido como Ata, para cumplir con una sentencia judicial firme. El Tribunal Administrativo de París, al que el etarra había recurrido para estar en una prisión más cerca de su familia, dictaminó en su favor a finales del pasado año.

Carrera tiene dos condenas de cadena perpetua, la primera por el asesinato de dos guardias civiles en Capbreton en 2007 y la segunda por la muerte en marzo de 2010 del policía Jean-Serge Nérin, que se considera la última víctima mortal de ETA.

El pasado viernes, tras la detención de Josu Urrutikoetxea cerca de los Alpes franceses, el presidente francés, Emmanuel Macron, descartó cualquier amnistía para los etarras encarcelados y confirmó que va a continuar la política de acercamiento de presos a centros penitenciarios próximos a Euskadi. - D.N.