Navarra Suma gana las elecciones, el cambio pierde su mayoría y el PSN tendrá la llave de gobierno

Con el 98% escrutado: Navarra Suma 19 escaños, PSN 11, Geroa Bai 9, Bildu 8,  Podemos 2 e Izquierda-Ezkerra 1

09.02.2020 | 11:30
Los candidatos a la presidencia del Gobierno de Navarra y al Ayuntamiento Javier Esparza (i) y Enrique Maya, respectivamente celebran los resultados

Con el 98% escrutado: Navarra Suma 19 escaños, PSN 11, Geroa Bai 9, Bildu 8,  Podemos 2 e I-E 1. Navarra Suma es la fuerza más votada en las elecciones. Los socialistas experimentan una importante subida, al pasar de 7 a 11 parlamentarios, Geroa Bai y EH Bildu se mantienen y Podemos registra una caída notable, al pasar de 7 a 2 escaños.

PAMPLONA. Los pactos decidirán el futuro Gobierno de Navarra tras unas elecciones en las que ninguna fuerza ha obtenido la mayoría absoluta y en las que Navarra Suma y el PSN han sido los grandes triunfadores frente al cuatripartito que sustentaba al actual Ejecutivo y que no cuenta con apoyos para volver a reeditarse.

Con la plataforma Navarra Suma, integrada por UPN, PP y Ciudadanos, por primera vez en el Parlamento Foral habrá representación de la formación naranja. No habrá de Vox, pese a que algunas encuestas apuntaban esa posibilidad.

En la Cámara navarra, con cincuenta diputados, son necesarios 26 para lograr la mayoría absoluta. Navarra Suma ha obtenido 19 (en las pasadas elecciones UPN tuvo quince y el PP dos), por lo que necesitaría llegar a acuerdos y eso hace que todas las miradas se centren en el PSN, que se ha convertido en segunda fuerza con 11 parlamentarios, al aumentar en cuatro.

Por su parte, el cuatripartito formado por Geroa Bai, EH Bildu, Podemos e I-E que ha sustentado al Ejecutivo de Uxue Barkos no logra en esta ocasión la mayoría absoluta, al pasar Podemos de 7 a 2 parlamentarios e I-E de 2 a 1. Geroa Bai se mantiene con 9 y EH Bildu con 8, cuando está escrutado el 96,75 %.

Si ya en campaña se anticipaban complicados los acuerdos, esta noche las primeras declaraciones de quienes se van a ver más directamente implicados en las negociaciones auguran que así será.

El candidato de Navarra Suma, Javier Esparza, ha tendido la mano a la socialista María Chivite para formar "un gobierno constitucionalista", aunque ha sido rotundo al asegurar que no harán presidenta a la líder del PSN.

Chivite, por su parte, se ha mostrado dispuesta a liderar el próximo Ejecutivo pero ha reiterado que no llegará a acuerdos de gobierno con EH Bildu, ni dará sus votos a Esparza para que sea presidente. Solo con Geroa Bai (9), Podemos (2) e I-E (1) no llegaría a la mayoría absoluta para formar un gobierno de progreso.

A la socialista ha mirado también la actual presidenta del Ejecutivo y candidata de Geroa Bai, Uxue Barkos, quien ha subrayado que a partir de esta noche es a ella, a Chivite, a quien le toca dirigir el proceso para formar una mayoría progresista.

La candidata de EH Bildu a la Presidencia de Navarra, Bakartxo Ruiz, ha reconocido que los resultados obtenidos no han sido buenos ya que no han conseguido que el cambio tuviera mayoría suficiente para seguir avanzando, pero ha asegurado que seguirán trabajando por una Navarra "más justa, digna y democrática".

Como "muy malos" ha calificado los resultados de Podemos su candidato, Mikel Buil, quien tras felicitar al cabeza de lista de Navarra Suma, Javier Esparza, le ha dicho que sepa que les van a tener enfrente.

Y la cabeza de lista de Izquierda-Ezkerra, Marisa de Simón, ha afirmado que en el partido están "muy disgustados" con los resultados de las elecciones y ha reconocido que "para nada" se esperaba obtener un único representante.

EL CAMBIO DEL CAMBIO La candidatura de Navarra Suma se ha impuesto en los principales municipios de la Comunidad foral en las elecciones celebradas este domingo.

Se ha quedado al borde de la mayoría absoluta en Pamplona y previsiblemente el candidato de Navarra Suma, Enrique Maya, será el próximo alcalde de la capital. Además, Navarra Suma ha logrado mayoría absoluta en Tudela y Alejandro Toquero será el próximo alcalde de la segunda ciudad de Navarra. UPN perdió estos dos feudos en 2015.

Asimismo, Navarra Suma ha sido la fuerza más votada en las principales ciudades navarras. Es el caso de Barañáin, Estella, Tafalla, el Valle de Egüés, Zizur Mayor o Burlada.

Con el 98,74 por ciento de los votos escrutados en las elecciones municipales, Navarra Suma ha sumado un total de 104.118 papeletas, un 30,51 por ciento de los votos.

La segunda fuerza más votada ha sido EH Bildu, con 67.230 votos, un 19,70 por ciento. La formación abertzale perderá previsiblemente la Alcaldía de Pamplona, donde el cuatripartito que le permitió a Joseba Asiron ser primer edil ha perdido la mayoría absoluta.

El PSN queda como tercera fuerza en las elecciones municipales al sumar 58.007 votos, un 17 por ciento, seguido de Geroa Bai, que ha obtenido 20.177 votos, un 5,91 por ciento. Izquierda-Ezkerra se ha quedado con 6.768 votos, un 1,98 por ciento, y ha perdido la Alcaldía de Tudela.

Con estos resultados, Navarra Suma ha recuperado el terreno que UPN retrocedió en las elecciones municipales de 2015, cuando perdió los gobiernos de las ciudades más importantes de la Comunidad foral, principalmente en favor de EH Bildu, que se hizo con numerosas alcaldías bien a través de mayorías absolutas bien a través de acuerdos con los socios con los que a su vez se formó el Gobierno de Navarra en 2015.

En esta ocasión, las alianzas no permitirán a EH Bildu y otras formaciones, como es el caso de Izquierda-Ezkerra en Tudela, retener las alcaldías, dado que Navarra Suma se hará con muchas de ellas bien con mayoría absoluta bien como fuerza más votada.