COVID-19
Rueda de prensa de asociaciones hosteleras de Navarra este mediodía

El PSN y los independientes aguantan el empujón de Navarra Suma en la Ribera Alta

En el aire, a falta de los pactos, quedan las alcaldías de los Consistorios de Sartaguda, Falces, Andosilla y Peralta

09.02.2020 | 11:58

lodosa - En la mayoría de las localidades de la Ribera Alta, en siete de once, ya saben quién ostentará el cargo de alcalde o alcaldesa los próximos cuatro años. A pesar de la subida de Navarra Suma en muchos municipios, y a la espera de lo que pueda suceder tras los pactos, tanto el PSN como los partidos independientes han aguantado el empuje y, de momento, la izquierda seguirá rigiendo esta zona.

En San Adrián, la población más grande de la Ribera Alta, el PSN ha arrasado en los comicios en su cara a cara con Navarra Suma después de que IPNSA no sacara lista. El equipo encabezado por Emilio Cigudosa ha logrado diez de los trece concejales y, por lo tanto, gobernará con una holgada mayoría, algo que no le resultará extraño puesto que estos cuatro años ya ha contado con ocho representantes.

En Lodosa el recuento fue algo tenso puesto que el resultado, a priori, parecía más ajustado de lo que al final fue entre Lodosa Organización de Independientes Unidos (LOIU), que logró seis ediles, y Navarra Suma, que se quedó en cuatro a 300 votos de diferencia. Pablo Azcona encadenará su tercer mandato consecutivo al frente del Consistorio mientras que los socialistas mantendrán un único concejal.

Por otro lado, en Sesma, después de 16 años de mandato de Pedro Mangado, una mujer, Charo Echavarri, asumirá este papel gracias a los seis ediles y 464 votos que sacó, una cifra muy superior a los tres concejales y 203 votos de Navarra Suma, que se hizo con tres sillones.

El PSN también repetirá en Cárcar con Mª Teresa Insausti al frente. Los vecinos han valorado el buen hacer de su equipo a lo largo de estos cuatro años con 372 apoyos.

Y donde este partido se ha dado el gran batacazo ha sido en Azagra. Por primera vez en democracia en un cara o cruz entre la izquierda y la derecha se ha impuesto la segunda opción por 1072 a 913 votos.

En el caso de Marcilla Mario Fabo, de Navarra Suma, revalidó su victoria de hace cuatro años por delante del PSN. En este caso, el partido que ostenta en la actualidad la alcaldía ribera ha ganado por 797 votos a 690, que son los que obtuvo el PSN.

Y donde no hubo sorpresas fue en Funes puesto que solo concurrió una lista y, por lo tanto, Ignacio Domínguez (Na+) seguirá cuatro años más al frente del Ayuntamiento.

A LA ESPERA DE ACUERDOS Cuatro son las poblaciones que tendrán que esperar un poco más para conocer el nombre de su próximo alcalde o alcaldesa. En Peralta el PSN, con un solo representante, vuelve a tener un papel fundamental en el devenir de la población.

Y es que Navarra Suma y Unión Peraltesa de Izquierdas (UPEI), con apenas 53 votos de diferencia entre ellos, han logrado seis concejales cada uno. Mª Pilar Orduña, la representante socialista, tendrá en su mano la llave del gobierno, tal y como sucediera hace cuatro años cuando, gracias a sus dos abstenciones, acabó subiendo UPEI al poder.

En Falces, único municipio de la Ribera Alta en la que no concurrió Navarra Suma a las elecciones y si lo hicieron cuatro listas de izquierdas, EH Bildu se ha quedado sin representación y ahora tendrán que disputarse entre el PSN y SOS Falces, con cuatro ediles cada uno, y AIF, con tres, la alcaldía.

Por otro lado, en Andosilla el panorama es muy similar, aunque en este caso es el concejal de EH Bildu el que deberá decidir quién quiere que rija el municipio; Navarra Suma, con cinco ediles, o el PSN, que sube como la pólvora de tres a cinco concejales para luchar por la alcaldía.

Y el último municipio que está en el aire aunque todo parece indicar que allí la vida va a seguir igual es en Sartaguda. EH Bildu ha consolidado su proyecto y ha subido hasta los cuatro ediles dejando a Navarra Suma con tres y al PSN, con dos. - M.S.G.