Aranzadi reparte responsabilidad por los resultados electorales

Afirma que los votantes han “castigado la desunión” entre las fuerzas de izquierda en Iruña

09.02.2020 | 12:55
Los ediles Cuenca y Berro, ayer en la sede.

pamplona - Aranzadi-Equo destacó que los votantes "han castigado la desunión" entre las fuerzas de izquierdas en las elecciones municipales al Ayuntamiento de Pamplona del 26 de mayo en las que "el régimen se recupera a niveles pre 15-M". Laura Berro resaltó que "nos hemos dejado la piel en estos cuatro años en un proyecto político que nos hemos creído totalmente y que es básicamente mejorar la vida de las y los pamploneses, empezando por los que más están sufriendo la crisis". Berro señaló que "está claro que los partidos del régimen se recuperan a niveles pre 15-M; Navarra Suma se acerca a los resultados de Barcina de 2007 y el PSN ha aprovechado la ola de Sánchez". Ambas formaciones, apuntó, han conseguido una representación "muy superior a la que tuvimos el cambio en Pamplona en 2015". Indicó, además, que "los barrios de menor renta han girado hacia la abstención y han dejado de votar al cambio en Pamplona, mientras que Navarra Suma ha recuperado la confianza de muchos votantes que no quisieron votarles en 2015 debido al clima político generado por el 15-M, el impulso de movimientos sociales y por los casos de corrupción que estaban por aquel entonces muy en la palestra pública". Por otro lado, la edil de Aranzadi resaltó que los votantes "han castigado la desunión del campo político de Podemos y el municipalismo". En este sentido, subrayó que Aranzadi-Equo ha sido "la única que ha apostado con claridad por una confluencia sin líneas rojas" con Podemos e I-E, que fue rechazada por ambas formaciones. Al respecto, criticó que Podemos "no consultó a las bases ni tampoco comunicó a su militancia" esta propuesta de confluencia.

Para Aranzadi-Equo "la responsabilidad de las direcciones de Podemos, IU y Batzarre es evidente" si bien reconoció que la suma de los votos a estas formaciones no hubiera servido para "reeditar el cambio en Pamplona que también se ha desinflado por el flanco de Geroa Bai". Un tercer motivo es que "la hipótesis del cambio tranquilo ha fracasado" y subrayó que Asiron fue alcalde "por un puñado de votos" así como por "la desmotivación de la derecha" y la "irrupción de la nueva política" que era capaz de "mover el voto de los sectores más abstencionistas en los barrios populares de la ciudad". Laura Berro reprochó que "EH Bildu ha optado por una política de tierra quemada a su izquierda, representada con la expulsión de Aranzadi e Izquierda-Ezkerra del equipo de gobierno, y ha optado por reforzar la figura del alcalde, lo que les ha permitido subir en votos a costa de Geroa Bai pero a cambio de impedir cualquier reedición de un gobierno plural en Pamplona en muchos años".

Finalmente, hizo autocrítica y reconoció que "no hemos sido capaces de conectar con las personas más afectadas por la crisis, por los que sufren la precariedad o la burbuja del alquiler, que han vuelto a los patrones clásicos de abstencionismo o el voto al PSN". "Hemos tratado durante toda la legislatura de ser coherentes con nuestro programa, lo que nos ha llevado a una variedad de pulsos y enfrentamientos con el resto de socios del cambio en los que hemos calculado mal nuestras fuerzas y nos hemos visto arrolladas por la inercia institucional", declaró. Cuenca remitió la decisión sobre la continuidad de Aranzadi a la asamblea. - D.N.