Los partidos recibirán 98 céntimos de euro por voto, y con las subvenciones 45 euros de media

Cada grupo ingresará 12.300 euros por cada escaño obtenido el 26-M

Las formaciones con representación tienen que devolver 383.484 euros del adelanto que recibieron para la campaña

09.02.2020 | 13:14
Salón de plenos del Parlamento de Navarra.

Las formaciones con representación tienen que devolver 383.484€ del adelanto que recibieron para la campaña

pamplona - Es bien sabido que las elecciones no solo suponen a los partidos políticos entrar a las instituciones o quedarse fuera, sino que les asegura la financiación de su actividad durante cuatro años. Una cuestión fundamental ya que los grupos del Parlamento son los que llevan a cabo el control gubernamental y el óptimo desarrollo del sistema democrático. Un dinero imprescindible, más si se tiene en cuenta que en Navarra la mayoría de formaciones son pequeñas y no podrían funcionar con las aportaciones de su militancia.

Hablamos de las subvenciones que consiguen si entran a la Cámara foral, que les pagará el Gobierno de Navarra y que suman 13.189.081 euros en el total de la legislatura. Una cifra a la que, además, se suma el salario que recibirá cada parlamentario en el ejercicio de su cargo. En concreto, este año 2019 la subvención por voto obtenido asciende a 98 céntimos de euro, más 12.300 euros por cada uno de los 50 escaños que componen el Parlamento. Una subvención destinada a financiar parte de la campaña electoral de las autonómicas para la que se ha estipulado un límite de gasto por formación de 424.795 euros.

Además, el Gobierno foral asume otro gasto de la campaña si se obtiene representación parlamentaria, el mailing. El coste del envío directo a los electores de propaganda, sobres, papeletas u otros elementos de publicidad electoral se subvenciona a razón de 25 céntimos por elector a cada candidatura que haya obtenido, al menos, un escaño, siempre que se haya justificado la realización efectiva de dicha actividad. Es decir, que teniendo en cuenta el censo electoral registrado para el 26-M que ha sido de 474.797 electores en Navarra, cada partido en el Parlamento recibirá 118.699 euros.

De las 11 candidaturas presentadas para esta cita electoral, más de la mitad no han entrado al Parlamento, por lo que no recuperarán el gasto realizado en esta campaña. Son los casos de Vox, Equo, Representación Cannábica de Navarra (RCN-NOK), Libertate Nafarra/Libertad Navarra (Ln) y SAIN. Ninguno de estos partidos ha conseguido llegar a la representación del 3% necesaria para conseguir escaño, una cifra que en estos pasado comicios ha rondado los 10.000 votos y que siempre fluctúa en función de la participación.

Es el caso de I-E, que obtuvo el domingo un 3% representación, lo justo para entrar al Parlamento. Por los pelos ha conseguido las subvenciones. De haberse quedado fuera de la Cámara habría tenido que devolver 39.629 euros que el Ejecutivo les había anticipado para gastos de campaña. Un adelanto que se hizo este 2019 a todas las formaciones en el Parlamento según su porcentaje de representación y que se les restará de las subvenciones que les han correspondido por los votos obtenidos. Para el cálculo del importe de estos anticipos se tuvo en cuenta la liquidación efectiva de los gastos electorales correspondientes a los comicios forales de 2015. En concreto, cada partido recibió un adelanto del 30% de aquellos gastos, y ordenados de mayor a menor cantidad los anticipos quedaron así: Navarra Suma (109.863 euros), EH Bildu (75.020 euros), PSOE (71.535 euros), Geroa Bai (69.836 euros), Izquierda-Ezkerra (34.629,59 euros) y Podemos (22.601 euros).

SUBVENCIONES MENSUALES Aunque puedan parecer unas cantidades altas, no serían suficientes para mantener la correcta actividad legislativa. De hecho, las ayudas más cuantiosas son las que los partidos con presencia parlamentaria reciben mensualmente desde que se constituye el Parlamento, el próximo 19 de junio.

Desde ese momento los partidos que tengan al menos tres parlamentarios -número exigido para formar un grupo- recibirán una ayuda mensual de 8.091 euros, cifra que supone un total de 388.368 euros en toda la legislatura.

Además, por cada parlamentario se cobran otros 1.462 euros al mes para gastos de funcionamiento y otros 1.117 euros mensuales por gastos de organización. Y otra subvención, que incluye 4.172 euros al mes para gastos de personal por cada cinco parlamentarios o fracción. Hay que tener en cuenta que en la anterior legislatura los partidos que no obtuvieron ni tres parlamentarios para formar grupo, ni más de cinco escaños para entrar en la subvención de gastos de personal -es el caso de I-E y PPN-, recibieron igualmente estas subvenciones a decisión de la Mesa del Parlamento y por una cuestión "de cortesía parlamentaria".

Si se suma el importe de todas estas ayudas, el gasto para las arcas navarras de las subvenciones a las formaciones políticas por obtener representación en la Cámara legislativa foral ronda los 13.189.081 euros. A esto hay que sumar los salarios de los parlamentarios, las retribuciones del personal eventual de la Cámara, las dietas y los viajes.

salarios y dietas El salario más elevado es el de la persona que preside el Parlamento. Hasta ahora Ainhoa Aznárez, de Podemos, que a su llegada se bajó el salario. Sus antecesores percibían casi 80.000 euros al año por las mismas funciones y Aznárez cobró el último año, tras incrementarse los salarios de los parlamentarios un 1%, 57.253 euros.

Ese incremento del 1% permitió a los parlamentarios volver a superar la barrera de los 50.000 euros anuales. Un sueldo aún inferior al de 2010, cuando la crisis obligó a bajar los salarios un 5% al igual que el resto de funcionarios. Una retribución que es para la mayoría del arco parlamentario, los que tienen dedicación plena. Los que tienen dedicación parcial reciben 42.538 euros si son miembros de la Mesa y junta de Portavoces y 37.811 si no tienen responsabilidades en ese órgano.

EL VOTO MUNICIPAL Y AL PARLAMENTO EUROPEO Por su parte, el Estado otorga una subvención por cada concejal electo de 270,90 euros y 0,50 euros por cada uno de los votos obtenidos por cada candidatura, uno de cuyos miembros al menos haya sido proclamado concejal.

En el caso de las elecciones europeas, la cantidad fijada es de 32.508,74 euros por escaño obtenido y 1,08 euros por cada uno de los votos obtenidos por cada candidatura en la que uno de cuyos miembros, al menos, hubiera obtenido escaño de diputado.

gasto de otras comunidades En las autonómicas se da una horquilla que va de los poco más de 10.000 euros por escaño que pagará el Gobierno de Castilla y León hasta los más de 20.800 euros que desembolsará el Ejecutivo canario.

Así, detrás de Canarias figuran Madrid con 19.981 euros por diputado y Asturias con 15.727 euros por escaño. En el lado contrario aparecen Murcia, con una subvención de 11.585 euros, Cantabria con 11.237 y finalmente Castilla y León con 10.205 euros por escaño.

Además, tras sus últimos comicios electorales, la Junta de Andalucía fue el gobierno que más dinero gastó, ya que abonó 23.034,99 euros por cada uno de los 109 escaños que componen el parlamento autonómico de Andalucía. A continuación se sitúa Cataluña, (16.111 euros por 135 escaños); la CAV (26.761 euros, por sus 75 diputados de 2016); y Galicia (20.763 euros por 75 escaños).