Homenaje a los veteranos del Día D

Un memorial recuerda a los 22.000 soldados bajo mando británico muertos por el desembarco de Normandía, donde los más ancianos recuerdan que el agua se tiñó de rojo por la sangre derramada en la operación que liberó a Europa de los nazis.

09.02.2020 | 13:57
Dos veteranos británicos visitan el cementerio de la Commonwealth. Fotos: Efe

El presidente de Francia, Emmanuel Macron, y la primera ministra británica, Theresa May, rindieron tributo ayer al sacrificio de los veteranos del Día D, en el 75º aniversario de la mayor invasión de la historia por mar que abrió el camino hacia la liberación de Europa de los nazis. Durante la inauguración de un memorial a los 22.000 soldados bajo mando británico muertos el 6 de junio de 1944 y la subsiguiente batalla por Normandía, May saludó la valentía de los soldados, muchos de los cuales eran aún muy jóvenes cuando desembarcaron bajo el fuego alemán.

"Es casi imposible captar el puro valor que tuvo que hacer falta ese día para saltar de una embarcación a las olas pese a lo feroz de la batalla", señaló la premier británica ante un pequeño grupo de personas entre las que estaban Macron y algunos veteranos, todos ellos con sus uniformes llenos de medallas.

"Estos jóvenes pertenecían a una generación muy especial, cuyo incomparable espíritu moldeó nuestro mundo de posguerra", resaltó May, que añadió: "Entregaron sus vidas para que nosotros pudiéramos tener una vida mejor y construir un mundo mejor".

agua teñida de sangre El desembarco de Normandía se produjo tras meses de preparación y de mantenerlo en secreto de la Alemania nazi pese a una enorme movilización a ambos lados del Atlántico. Aprovechando la noche, miles de paracaidistas aliados saltaron por detrás de las líneas defensivas alemanas en la costa.

A continuación, cuando amaneció, los buques de guerra bombardearon las posiciones alemanas antes de que cientos de buques anfibios descargaran a las tropas de infantería en medio de disparos de ametralladoras y artillería. Algunos veteranos aseguran que el agua se volvió roja por la sangre durante la operación, que dio un giro al curso de la guerra contra Hitler.

Para conmemorar esto, una hora antes del amanecer de ayer, un único gaitero en lo alto de los restos del muelle de Mulberry -que se construyó para permitir el abastecimiento de las tropas aliadas en su avance frente a las fuerzas nazis- interpretó Highland Laddie para recordar la hora en la que el primer soldado británico puso un pie en la arena francesa.

Jeeps y vehículos anfibios de aquella época que han sido restaurados se alinearon en la playa en Arromanches y en las localidades de la costa normanda ondearon banderas de Reino Unido, Canadá y Estados Unidos, los principales contribuyentes a la fuerza aliada.

La devastación provocada por las dos guerras mundiales fomentó una era de cooperación entre las capitales europeas con el fin de proteger la paz, lo que terminó desembocando en la Unión Europea.

"libertad y democracia" Por su parte, en un momento en que los británicos se disponen a abandonar el bloque, el presidente francés aprovechó para destacar que algunos lazos entre Francia y Reino Unido son indestructibles. "Nada acabará nunca con los lazos de sangre derramada y de valores compartidos. Los debates del presente de ninguna manera desmerecen el pasado", señaló Macron, para quien la "gran lección" de Colleville sur Mer, donde se ubica el cementerio, es que "libertad y democracia son inseparables". Asimismo, se dirigió a los combatientes veteranos presentes para decirles que "Francia no olvida". "Sabemos lo que os debemos a los veteranos: nuestra libertad. En nombre de nuestra libertad quiero daros las gracias", expresó en una frase que pronunció en inglés, dentro de su discurso en el cementerio estadounidense de Normandía, ante el presidente de EEUU, Donald Trump. - Efe/E.P.

la cifra

156.000

El 6 de junio de 1944, 156.000 soldados, trasladados en 11.590 aviones y 6.939 buques, desembarcaron en cinco playas de Normandía, que recibieron el nombre en código de Gold, Juno, Sword, Utah y Omaha, para invadir la zona y liberar a la Europa occidental del asedio nazi.