EH Bildu renueva en Berriozar y gobernará junto a Podemos-Izquierda Ezkerra

Raul Maiza seguirá otros cuatro años tras mejorar resultados respecto a 2015

09.02.2020 | 15:08
Raul Maiza, con la vara de mando, junto a Mikel Etxeberria, de EH Bildu.

pamplona - No hubo sorpresas en Berriozar, que tendrá un alcalde de EH Bildu durante los próximos cuatro años. Raul Maiza continuará como primer edil de la localidad sin alcanzar la mayoría absoluta, pero con ocho concejales de 17 que le permitirán gobernar apoyándose en Unidas Podemos-Izquierda Ezkerra, cuyo único representante, Iñaki Bernal, anunció que había votado en blanco para permitir la continuidad de Maiza.

"Obtuvimos un resultado histórico -dijo Maiza-, con 1.902 votos. No vamos a tener mayoría, como tampoco hace cuatro años. Y de la misma manera que gobernamos con Geroa Bai lo haremos con Izquierda-Ezkerra". El primer edil, de 42 años y trabajador del Ayuntamiento de Berriozar, desgranó las líneas de actuación que seguirá durante la nueva legislatura y que se basarán, aseguró, en los principios que ya le han guiado durante los últimos cuatro años: "Defensa de los servicios públicos, respeto al medio ambiente, igualdad, apoyo al comercio local, ayudas, la promoción del uso y el aprendizaje del euskera, a la integración cultura de los inmigrantes, apoyo a los mayores, a los espacios de autogestión de la juventud y seguir trabajando por el fin de la dispersión de los presos", explicó Maiza, que recogió 273 votos más que en 2015 y que agradeció el apoyo recibido. El Ayuntamiento, cuya sesión de Plenos se encontraba ayer abarrotada, pasa de 13 a 17 concejales.

"Por encima de las siglas se encuentran las personas", dijo Maiza, quien aseguró que su despacho seguirá con las puertas abiertas a todos, "sin vetos ni líneas rojas" y recordó que seguirá trabajando con "ilusión y humildad". Con experiencia ya en el cargo, a Maiza solo le tembló la voz cuando se refirió a su familia, al apoyo recibido y a las horas dedicadas. Ese fue el momento en que los aplausos de la sala dieron ya por concluida la sesión.

Antes se había comprobado que nadie era capaz de recabar más apoyos. Con voto secreto y en una urna abierta de cristal, tanto Daniel Cuesta (Navarra Suma) como Pilar Moreno obtuvieron cuatro apoyos de sus respectivos grupos y quedaron muy lejos de conformar una mayoría alternativa a la de EH Bildu.

Bernal había renunciado a presentarse al comienzo del pleno y desactivaba así cualquier opción imprevista, como que Navarra Suma y PSN le dieran de manera sorprendente sus votos. Y tampoco se prestó a la propuesta de Pilar Moreno (PSN), quien le reprochó que, con su voto en blanco, hubiese impedido la elección del una alcaldesa. "La decisión no ha tenido nada que ver con el género de la persona", tuvo que contestar Bernal en uno de los momentos surrealistas del pleno. El concejal de Unidas Podemos Izquierda Ezkerra inició así una prolija intervención que viajó desde el año 1936 hasta Skolae, pasando por los recortes a las políticas de inmigración en Andalucía, con alusiones al no pasarán y a la violencia de género. No se puede hacer un gobierno progresista con los votos de Navarra Suma, vino a decir Bernal, quien recordó que "reducciones de impuestos" vienen acompañadas de recortes en los servicios "y privatizaciones en las empresas públicas" de las localidad. A Raúl Maiza, le recordó algunos de los aspectos en los que podrán trabajar juntos a lo largo de los próximos cuatro años, como las políticas de igualdad, el feminismo o la atención a los mayores, si bien marcó distancias en otros aspectos, como el territorial. "Respetamos que quieran construir su propio Estado, pero nuestro modelo es otro, republicano y federal".

"Vamos a hacer una oposición constructiva", dijo Daniel Cuesta, quien recordó que Navarra Suma fue la segunda fuerza y que apoyará aquellas iniciativas que ayuden a mejorar el pueblo. "Le deseamos suerte y acierto, recuerde que no tiene el apoyo de un 53% de los electores", señaló Cuesta quien pidió que prime "el interés común por construir un Berriozar mejor". - J.A.M.

apunte

Mesa de edad. Estaba compuesta por Mikel Etxeberria (EH BIldu), de 58 años y por Daniel Cuesta, de Navarra Suma, que tiene 28 años.

Navarra Suma o UPN, PP y Ciudadanos. Al pleno, que comenzó a las 12.01 minutos y que para las 12.17 horas ya había proclamado alcalde, no le faltó su sal y pimienta. La pusieron Iñaki Bernal, senador entre 2016, cuando sacó la bandera republicana en el Senado y 2019, y Daniel Cuesta, cabeza de lista de Navarra Suma. Bernal se refirió a la coalición de derechas por el nombre de sus integrantes (UPN, PP y Ciudadanos) criticando también el centralismo de esta última formación. Esto le granjeó el reproche de Daniel Cuesta, que le pidió que se refiriese a ellos como Navarra Suma. Cuesta fue advertido por interrumpir.