El ‘show’ de Inés Arrimadas en el Parlamento foral

La portavoz de Ciudadanos desprecia la pluralidad del voto en Navarra e instrumentaliza la Cámara foral para presionar a Pedro Sánchez

09.02.2020 | 15:52
Inés Arrimadas (Cs) y Sergio Sayas (Na+), diputados, siguiendo la constitución del pleno.
Inés Arrimadas, en el Parlamento de Navarra

Como si de un escenario con foco estatal se tratara, la portavoz de Ciudadanos en el Congreso de los Diputados, Inés Arrimadas, abrió su comparecencia con un "Navarra es cuestión de Estado", que resonó en el atrio parlamentario. Animada por algún periodista a explicar el motivo de esa afirmación, suavizó el tono para aseverar "que Navarra es importante para los españoles y eso no es malo".

Y es que Arrimadas vino a Pamplona con la frase preparada y dispuesta a sacar provecho de la ya consabida "cuestión de Estado" que sufren los votantes navarros. "Una vergüenza, una infamia", así calificó la composición de la Mesa del Parlamento elegida democráticamente, porque según remarcó los socialistas "siempre ceden al chantaje y a dar las instituciones a los nacionalistas y a los amigos de Bildu".

Y por si llegada a ese punto la caverna mediática no había quedado satisfecha, Arrimadas cerró su discurso extrapolando dos situaciones para el común de los mortales ajenas: la composición de la Mesa del Parlamento de Navarra con el aniversario del condenable y lamentable atentado de Hipercor, del cual ayer se cumplían 30 años. "El mismo día que ETA mataba vemos a EH Bildu entrar en la Mesa. Mandamos un abrazo a las víctimas". Parece que la portavoz de Cs no sabía que EH Bildu ya ha estado en ese mismo puesto antes de que ella llegase a Madrid. Pero eso no le importaba, lo importante, lo que quería dejar claro, es que ellos son "la voz de los constitucionalistas" a quienes dijo "no vamos a dejar solos".

transitoria cuarta Y por si el tono autoritario que se merece esa "Navarra cuestión de Estado" no había quedado claro, Arrimadas se alegró de anunciar que llevarán al Congreso dos iniciativas. La primera, la eliminación de la Transitoria Cuarta, que antes que un derecho para la ciudadanía navarra es "una amenaza" porque no quieren dejar "que nadie haga el trabajo de hormiga" para que un día los navarros decidan. Porque Arrimadas no sabrá donde está el Monumento a los Fueros, pero dice saber que en tal caso "Navarra desaparecería". Se olvida Arrimadas que la Navarra foral tiene más historia que la Constitución a la cual encadena su futuro. "Defendemos una Navarra foral y española", dijo la portavoz de Cs, el partido que precisamente quiere acabar con el autogobierno y por lo tanto, con la foralidad que es la esencia misma de Navarra.

Su segunda propuesta será derogar la Ley Foral de Abusos Policiales que para Arrimadas es "infame y un ataque a la policía". Se olvidó, eso sí, Arrimadas de mandar un mensaje de apoyo a las víctimas de la extrema derecha. Aunque parece claro que ni Mikel Zabalza ni Germán Rodríguez tienen para Cs tal condición.