EA ve "ficticia" la polémica por su presencia en la Mesa del Parlamento Foral

09.02.2020 | 16:00
Composición de la nueva Mesa del Parlamento de Navarra.

PAMPLONA. Eusko Alkartasuna, formación integrada en la coalición EH Bildu, considera "ficticia" la polémica generada por su presencia en la Mesa del Parlamento a través de Maiorga Ramírez y remarca que no acepta "ninguna lección moral de nadie sobre su posicionamiento en contra de todas las violencias".

El partido ha celebrado una asamblea regional para analizar tanto el nuevo mapa postelectoral, como los últimos movimientos políticos que se han dado, en la que, según informa en un comunicado, se ha valorado el proceso de elección de los miembros de la Mesa y se ha mostrado "satisfacción" por la designación del miembro de EA y parlamentario de EH Bildu Maiorga Ramirez como secretario segundo.

Ante las polémicas surgidas por la presencia de un representante de EH Bildu en ese órgano, EA señala que "ha tenido presencia en la Mesa del Parlamento durante 24 años", por lo que considera que se trata de "una polémica ficticia y que no supone ninguna novedad respecto a la trayectoria del partido, ahora en EH Bildu, en la institución".

Añade además que "Eusko Alkartasuna no acepta ninguna lección moral de nadie sobre su posicionamiento en contra de todas las violencias".

A su vez alerta de que con ese resultado "el PSN se garantiza tener mayoría del gobierno en la Mesa del Parlamento, sea cuál sea la composición final del mismo" y opina que "sin obviar la importancia de haber conformado una mesa plural el reto verdaderamente importante es la constitución de un gobierno sin exclusiones, de contenidos y al servicio de la ciudadanía".

En cuanto a los resultados electorales, EA pone en valor "los más de 50.000 votos al Parlamento y más de 67.000 a los ayuntamientos obtenidos por EH Bildu, siendo la fuerza con mayor número de concejales y 33 alcaldías; y de modo especial, el marcado crecimiento de la coalición en Iruñea, pasando de 5 a 7 concejales".

Destaca en ese sentido la fuerte implantación municipal de EH Bildu, "consolidando la confianza y el apoyo ciudadano hacia la coalición".

Respecto a los movimientos postelectorales que se están dando en las últimas fechas, critica que "la actuación del PSN en las instituciones municipales lo único que ha posibilitado es el retorno de la derecha más retrógrada a ámbitos fundamentales, siendo el caso de Iruñea el caso más flagrante".

EA sostiene que "el PSN, para ganar credibilidad, debería empezar a considerar las opciones de revertir el perjuicio causado, con las fórmulas que permitan que la derecha vuelva a ocupar el lugar de oposición en que lo ha ubicado la mayoría de la ciudadanía navarra".

Finalmente exige que "las decisiones fundamentales de Navarra y para su futuro se tomen por parte de la ciudadanía de Navarra, sin obedecer a movimientos tácticos de Madrid, sean de PNV, PSOE o de la derecha española".

"Es necesario mantener firmeza ante los infundios que desde partidos madrileños se están lanzando hacia Navarra", concluye.