El Gobierno enfría ahora la amenaza de repetición electoral que Iglesias no se cree

? | ?Más país’, nombre provisional de la plataforma de Errejón, acelera su gestación

09.02.2020 | 17:47
Iglesias, tras la reunión que ha mantenido con los colectivos de pensionistas en el Congreso.

pamplona - El líder de Unidas Podemos, Pablo Iglesias, no tardó ni 24 horas en responder a las advertencias del PSOE sobre el riesgo de repetición electoral si no sale la investidura de Pedro Sánchez en julio, y lo hizo con dureza para decir a los socialistas que formar un Gobierno monocolor es "una obsesión absurda y fuera de época". Así que si al final Sánchez, tras la probable primera investidura fallida, no se mueve de su posición y deja pasar los dos meses de plazo que da la Constitución hasta una nueva convocatoria de elecciones no sólo estaría cometiendo "una irresponsabilidad", sino que además incurriría en ella por la "obsesión" de que sólo el PSOE esté en el Consejo de Ministros.

Son "días intensos", describió Iglesias en el encuentro que protagonizó con la Coordinadora Estatal en Defensa de Pensionistas en el Congreso, pero pidió calma. Se mostró convencido de que tarde o temprano habrá acuerdo con los socialistas; lo ha llamado "acuerdo integral de gobierno".

Dos meses después de las elecciones generales, la relación entre Iglesias y Sánchez ha bailado de la voluntad de entendimiento ("estamos de acuerdo en que hay que ponerse de acuerdo", dijo el líder de Podemos en Moncloa apenas unos días después de los comicios) al distanciamiento. Un clima de divergencia al que contribuyó ayer la aparición no prevista de Iglesias, aunque sin comparecer ante los medios.

Unidas Podemos difundió por la mañana una agenda nueva con dos actos de su líder: una primera reunión con representantes diplomáticos de la mayoría de los países europeos, incluidos casi una decena de embajadores, y otra justo después con los pensionistas. De la primera trascendió el análisis conjunto de la situación española y la anomalía que supone no poder formar un gobierno de coalición cuando en muchos países europeos es una fórmula habitual.

Lo que ha trascendido de la segunda fueron unas declaraciones del dirigente de Podemos Rafael Mayoral, quien denunció las presiones que el "poder económico" está ejerciendo sobre Sánchez para escapar de cualquier acuerdo con su partido, y un vídeo de unos cinco minutos de Iglesias, en el que habla de la importancia que para la revalorización de las pensiones tendría un Gobierno de coalición PSOE-Podemos y de la investidura. Su mensaje fue una evidente contestación al aviso que el PSOE transmitió el jueves por medio de la ministra de Hacienda en funciones, María Jesús Montero, quien afirmó en Barcelona que si no cuaja la primera investidura, no habrá una segunda antes de dos meses: habrá elecciones.

"Calma", insistió Iglesias, y argumentó que la tensión de estos días proviene del intento de Sánchez de que sea la derecha, PP y Cs, la que le salve la investidura, lo que cree "lógico" porque casa con la tradición del PSOE: determinadas decisiones económicas prefiere pactarlas con esos partidos antes que con el suyo. Pero como "la derecha" ha decidido que no habrá "un Gobierno en minoría" del PSOE, Sánchez no tendrá más remedio que acudir a Unidas Podemos y "reconocer lo evidente", que es que los españoles votaron hace dos meses por el consenso entre las dos fuerzas progresistas, ha concluido.

Iglesias no se apea de su posición, pero el Gobierno parece que ha apaciguado su tono a tenor de las declaraciones de su portavoz, Isabel Celaá, quien hizo un llamamiento a dejar claro que el Ejecutivo "no quiere ir a elecciones".

Las diferencias entre el Gobierno y el PSOE, por un lado, y Unidas Podemos, por otro, no sólo se concretan en la conveniencia de un gobierno de coalición o de cooperación, sino también en el tiempo en que se hará real el acuerdo. Iglesias insistió ayer en que Sánchez lo volverá a intentar con ellos si fracasa en julio, pero Celaá reiteró que el objetivo es resolver la investidura cuanto antes, es decir, en julio.

El líder de Más Madrid, Íñigo Errejón, acelera la gestación y las alianzas de 'Más país', nombre provisional de la plataforma, ante la hipótesis de una repetición de las elecciones en otoño, según fuentes cercanas a Errejón citadas por el diario La Vanguardia. En Catalunya el intento extender la red errejonista ha generado ruido estos días. Sectores del partido morado afirman que ha habido contactos con el equipo de la presidenta del grupo parlamentario los comunes, Jèssica Albiach, que fue en la lista del ahora líder de Más Madrid en Vistalegre II. - D.N.