Barkos dice que “el sentido común hace imposible” pedir la abstención de NA+

La presidenta considera un “error” que Chivite pida ayuda a la derecha, a quien dijo que no iba a apoyar
Advierte de que “en política la coherencia es básica”

09.02.2020 | 19:28
La presidenta Uxue Barkos, el pasado mes de mayo en una entrevista a DIARIO DE NOTICIAS.

La presidenta considera un “error” que Chivite pida ayuda a la derecha, a quien dijo que no iba a apoyar.

pamplona - La presidenta del Gobierno de Navarra en funciones, Uxue Barkos, se pronunció ayer sobre la petición de la socialista, María Chivite, a Navarra Suma para que se abstenga en su hipotética investidura. Barkos opinó que es "un error" que "no tiene mucho sentido político". La presidenta en funciones explicó, en una entrevista a Onda Cero, que "la sensación por experiencia de estos cuatro años en política central es que no estamos centrados en la búsqueda de estabilidades coherentes" y que den "cierto sentido a los gobiernos". Y resaltó que la posibilidad de pedir la abstención a la derecha para hacer presidenta a Chivite "no viene contenida" en el preacuerdo firmado por el PSN, con Geroa Bai, Podemos e I-E.

Además, afirmó que "el propio sentido común, la coherencia política y la seriedad hace imposible algo así". "Me parece un error y así se lo trasladé a Chivite", aseguró Barkos que consideró que "arrancar así una investidura no tiene mucho sentido político". "Chivite ha dicho por activa y por pasiva que no gobernaría ni daría la gobernabilidad a Navarra Suma", subrayó la presidenta en funciones, para agregar que "si pides ayuda a quien has dicho de partida que no vas a apoyar siendo primera fuerza, no tiene mucho sentido".

"No veo de ninguna manera diciendo Sánchez a Casado que se abstenga porque tiene un acuerdo con Podemos", puso como ejemplo la portavoz de Geroa Bai que subrayó que "en política la coherencia más básica es esencial". "Llegar a la presidencia si no se tiene la mínima capacidad de gobernabilidad, no interesa", advirtió. En este sentido, Barkos recordó que, durante su mandato, ha conocido al otro lado de la mesa en Madrid cinco gobiernos en cuatro años, y señaló que no cree que con lo que eso supone de gobiernos en funciones esa "sea una respuesta que podemos dar a la ciudadanía sino que hay que dar estabilidad".

la investidura, "un reto" Sobre las negociaciones para un gobierno progresista en Navarra, que durante Sanfermines se han paralizado, Barkos reconoció que el hipotético gobierno por el que están trabajando no cuenta "todavía" con los votos suficientes para salir adelante. Igualmente, destacó que tampoco tiene los apoyos suficientes "un gobierno en el sentido contrario, uno conservador de Navarra Suma". Por ello, indicó que la investidura es "un trabajo y un reto de quienes componemos la Cámara foral". Y opinó que con un posible gobierno en minoría, con los 23 parlamentarios de las cuatro fuerzas que han firmado el preacuerdo programático, "habrá de trabajarse esa mayoría a todos los lados del Parlamento", como "yo lo he hecho estos años" en el Ejecutivo foral.

Respecto a la negativa del PSOE-PSN a hablar con EH Bildu, Barkos apuntó que "comprendo pero no comparto", y recordó que el PSN "sí habla con Bildu en pequeños municipios". Además, volvió a negar que Geroa Bai haya "animado de ninguna manera" a Chivite a dialogar con la formación abertzale. Y sí se mostró convencida de que "ese diálogo se producirá a lo largo de la legislatura", como se ha producido en la anterior y porque según indicó "en la vida parlamentaria, el diálogo entre grupos políticos es la expresión más sana y real de lo que debemos trasladar a la sociedad", concluyó Barkos.