El CNI escuchaba los móviles de los asesinos de Las Ramblas cinco días antes de la matanza

Las conversaciones y movimientos de los jóvenes se controlaron, pero no los del imán

09.02.2020 | 20:19
Mohammed Hychami en la casa donde prepararon los atentados.

pamplona - La evidencia de que hay mucha información desconocida por los ciudadanos sobre los atentados cometidos en agosto de 2017 en Barcelona y Cambrils queda reflejada en la exclusiva lanzada por el digital Público. Este periódico asegura que el imán de Ripoll fue un espía del CNI hasta el día de la masacre; asimismo, explicaron ayer que Inteligencia escuchó las conversaciones que mantenían los jóvenes que después cometerían la matanza. Estas fueron anotadas por completo por los espías españoles, pero nada evitó el atentado.

En este informe, se recoge el viaje que realizaron Omar Hichamy y Younes Abouyaaqoub, el autor material de los 13 asesinatos por atropello en Las Ramblas. Un viaje a París que tuvo lugar "entre el 11 y el 12.08.2017". Es decir, concluyó sólo cuatro días antes de que el cabecilla de la célula, Abdelbaki es Satty, volase en pedazos mientras manipulaba el polvorín de los terroristas en Alcanar, provocando el improvisado atentado del día siguiente en Barcelona.El relato minuto a minuto del viaje relámpago a París demuestra que los servicios secretos españoles estaban vigilando muy de cerca todos sus movimientos:

Las horas de salida y llegada, el lugar donde se alojaron, las búsquedas que realizaron desde sus móviles o el ya reconocido A3 en el que viajaron. "Dos comunicaciones realizadas por Mohamed Hichamy señalan que este conocía los detalles del viaje, ya que hace una llamada cuando Youness y Omar están en el hotel, y al día siguiente, antes de cruzar la frontera franco-española. Además, espera su vuelta al día siguiente para mantener un encuentro".

Esta intervención telefónica, para la que el CNI tiene carta blanca gracias a que el magistrado del Supremo aprueba todas sus peticiones, se ceñía a los escenarios establecidos. Sin embargo, cabe recordar que el CNI seguía sin perder detalle cada paso de aquellos veinteañeros sin antecedentes hasta el momento. Sin embargo, no hay ni rastro de conversaciones provenientes del teléfono del cabecilla de la célula yihadista (todavía no reconocida como tal) Abdelbaki Es Satty, el imán de Ripoll. Según explica Público, la explicación más lógica es que Es Satty, como confidente del CNI, ofreciese todos los datos de los jóvenes musulmanes y los pusiera en el punto de mira de los servicios de Inteligencia españoles, pero sin revelar nunca sus propios planes. Fuentes, a las que han querido proteger, informaron al digital que no fue hasta la mañana del 18 de agosto de 2017 (al día siguiente de la matanza de Las Ramblas) cuando se borró definitivamente la ficha como informador de Es Satty de las bases de datos deI CNI, algo que tan solo puede hacerse desde la sede central del servicio secreto en Madrid.

jxcat pide explicaciones La diputada de JxCat, Míriam Nogueras, preguntó ayer al Gobierno sobre quién autorizó la intervención de los teléfonos de los miembros de la célula y su seguimiento, teniendo en cuenta que eran unos "jóvenes de apenas 20 años en sus viajes por diferentes países de nuestro entorno europeo y del espacio Schengen".

Desde el partido le preguntan al Ejecutivo "qué hizo el CNI para evitar el atentado del día 17 de agosto de 2017". JxCat apuntó directamente a las filtraciones por las que Público logró la información y cuestionó cómo es posible que "informaciones de este tipo, que se han negado en sede parlamentaria, puedan aparecer ahora en un medio de comunicación". - D.N.

veto a la investigación

PP, Cs y PSOE, en contra de la comisión de investigación al CNI y al imán de Ripoll. La iniciativa impulsada por ERC y PDeCAT de crear una comisión de investigación sobre la relación entre Inteligencia y el imán de Ripoll fue rechazada en marzo de 2018. Días antes, Cs propuso investigar los errores policiales pero sin "buscar responsables políticos", algo que nunca se llegó a materializar. PP y PSOE siempre han estado en contra de investigar.