María Chivite promete el cargo de presidenta de Navarra y asume la convivencia como "reto"

La socialista se pone "a disposición" de Navarra, compromete su "respeto" a una Comunidad plural y hace votos por mejorar el bienestar

Se compromete a "gobernar para todos" y apela a la "responsabilidad" para "una convivencia pacífica y diálogo" - Pide a la Cámara que sea ejemplo de "normalidad"

09.02.2020 | 23:09
La socialista María Chivite (c), el ministro de Fomento, José Luis Ábalos (d), y el presidente del Parlamento de Navarra, Unai Hualde (i), este martes durante el acto de investidura. EFE
Un dantzari baila un "agurra", saludo de honor a la nueva presidenta de Navarra, María Chivite, flanqueada por Unai Hualde y José Luis Ábalos.

PAMPLONA. La socialista María Chivite ha tomado este martes posesión como presidenta de Navarra, en un acto institucional en el que se ha puesto "a disposición" de Navarra, ha comprometido su "respeto" a una Comunidad "plural", ha hecho votos por mejorar su bienestar y ha apuntado como "reto" la convivencia.

En el atrio del Parlamento foral, ante las principales autoridades y representantes de instituciones, y de estamentos cívicos, sociales, económicos, educativos y culturales de la sociedad navarra, Chivite (Cintruénigo, 1978) ha prometido "respetar, mantener y mejorar el Régimen foral de Navarra, acatar la Constitución y las leyes", y cumplir las obligaciones del cargo.

El presidente del Parlamento de Navarra, Unai Hualde, ha abierto un acto al que además han asistido los ministros Luis Planas y José Luis Ábalos, entre otros muchos invitados, como el lehendakari Íñigo Urkullu y representantes de las otras comunidades vecinas, Aragón y La Rioja, con el presidente de su Parlamento, Jesús María García.

Ante ellos, Chivite ha expresado el "honor", "responsabilidad" y "reto" que supone acceder al cargo, "una oportunidad para trabajar por una Navarra que, desde su marco institucional y con lealtad al resto de instituciones forales, españolas y europeas, avance".

Así, ha abogado por conseguir "un desarrollo económico y social innovador y justo, la igualdad real, la cohesión territorial, la despoblación, el envejecimiento, una juventud con oportunidades", aunque ha subrayado que "como reto", está "la convivencia".

"Navarra es una comunidad plural, es diversa. Y eso es sin duda un gran valor", ha subrayado para asegurar por ello que "como presidenta, respetaré todas la manera de pensar, de sentir, de vivir, de amar", porque los navarros son "diversos en una sociedad diversa" y por ello no concibe la convivencia "si no es desde los principios básicos de respeto, paz, memoria, verdad y justicia".

Ha asegurado que su Gobierno "está comprometido sobre todo y por encima de todo con el bienestar de la sociedad a la que nos debemos" y por ello ha dicho que la "ética" sustentará su quehacer en gobernar "para todos y para todas", ha dicho tras apelar "al diálogo y al acuerdo" y a "alcanzar consensos" en un Parlamento en el que no suma mayoría".

Emocionada en algún momento, y tras valorar la "buena disposición" de su predecesora Uxue Barkos en el traspaso de poderes, ha reconocido que el camino que hoy comienza será "complejo y en ocasiones difícil y duro", y en él ha querido implicar a todos los partidos, porque "la convivencia pacífica, el diálogo fructífero y el respeto a la diferencia, son responsabilidad de todas las formaciones políticas en primer lugar y de toda la sociedad, después".

Chivite ha dicho que como presidenta, será "la primera" en ponerse al frente en la tarea de "construir confianza, profundizar en el diálogo y buscar acuerdos para llegar a esos resultados que se reflejarán en una Navarra innovadora, más igualitaria y más social".

Le ha precedido en el uso de la palabra el ministro de Agricultura y hoy con competencias de Política Territorial y Función Pública, Luis Planas, quien ha expresado la "plena disposición" del Gobierno de Pedro Sánchez para abordar "conjuntamente y desde la cooperación entre administraciones públicas las cuestiones" de interés para los navarros.

Ha aplaudido el "acuerdo político inteligente y de futuro" que PSN, Geroa Bai, Podemos e I-E han pactado para esta legislatura en Navarra, convencido de que "la ciudadanía quiere acuerdos que busquen lo mejor para el conjunto de la sociedad".

Y entre los "retos importantes" de Chivite, el ministro Planas ha marcado los de "poner en marcha un Gobierno progresista" basado en el diálogo y en el acuerdo, porque son estos dos valores "y no su negación" lo que "facilita la gobernabilidad de un territorio", ha dicho sin aludir expresamente a la situación estatal.

También con el reconocimiento a la labor de Barkos, Planas ha respaldado el programa pactado por los cuatro partidos para esta legislatura en Navarra, "ambicioso y coherente", al tiempo que ha reiterado el "firme compromiso" del gobierno de Pedro Sánchez "por una España unida, descentralizada y plural" cuyas relaciones se basen en "una lealtad institucional recíproca".

Por su parte, el presidente del Parlamento foral, Unai Hualde, ha coincidido en destacar el carácter "plural" de la sociedad navarra, como ha demostrado con sus votos que evidencian la convivencia de "diferentes sensibilidades", lo que supone "mandato claro" de gestionar Navarra "a través del acuerdo político entre diferentes".

Por ello ha mostrado su "satisfacción" al certificar que el acto de hoy llega por "un acuerdo en favor de la gobernabilidad y el interés general", aunque no ha obviado que la minoría de las cuatro formaciones del Gobierno de coalición (con 23 de los 50 escaños de la Cámara en total) hará del Parlamento protagonista en esta legislatura.

Así, el "diálogo y capacidad de pacto" serán los valores imprescindibles, ha dicho para asegurar que la nueva presidenta "conoce el valor de la palabra" y la "necesidad de emplearse a fondo en un diálogo para alcanzar las mayorías democráticas necesarias".

El acto ha contado con las intervenciones musicales del Orfeón Pamplonés, y se ha cerrado con el baile a cargo de un dantzari de un "agurra", un saludo de honor a la nueva presidenta.

La novena persona -tercera mujer- que llega al cargo de presidenta del Gobierno de Navarra ha estado también acompañada de familiares y de una nutrida representación de compañeros de su partido, además de los consejeros de su Gobierno que tomarán posesión mañana, y de los representantes del resto de formaciones con presencia en el Parlamento.

La interpretación del himno de Navarra a cargo de la banda de Trompetas y Timbales del Gobierno foral ha iniciado el acto, al que ha seguido la lectura al Real Decreto de nombramiento de la Presidenta de la Comunidad Foral de Navarra.

Con su promesa Chivite se ha convertido en la novena persona en ocupar la presidencia de Navarra, tras Jaime Ignacio del Burgo (UCD), Juan Manuel Arza (UCD), Gabriel Urralburu (PSN), Juan Cruz Alli (UPN), Javier Otano (PSN), Miguel Sanz (UPN), Yolanda Barcina (UPN) y Uxue Barkos (Geroa Bai).

La socialista se pone al frente de un Gobierno de coalición que estará formado por 13 consejerías, de las que 8 recaerán en el PSN, cuatro en Geroa Bai y una en Podemos, mientras que I-E no ha querido formar parte del Ejecutivo y lo apoyará desde fuera, en un hemiciclo en el que además se sientan Navarra Suma (UPN, PP y Ciudadanos) y EH Bildu, cuyos votos serán decisivos para sacar adelante con mayoría las iniciativas parlamentarias.

LA PUESTA EN VALOR DE LA DIVERSIDAD El portavoz parlamentario de Geroa Bai, Koldo Martínez, ha hecho una valoración "positiva" del discurso de la presidenta, por considerar que ha ido "muy en la línea del acuerdo programático" y haber recalcado la "diversidad de Navarra como un factor de riqueza".

En declaraciones a los medios de comunicación tras la toma de posesión de Chivite, el portavoz de Geroa Bai ha señalado que la intervención de la socialista "nos anima a seguir creyendo en este gobierno que casi todavía no ha empezado ni a andar".

Según ha apuntado, el discurso de Chivite ha resaltado "la diversidad de Navarra como un factor de riqueza" y ha hablado de "igualdad, transparencia, diálogo, negociación, acuerdo, y políticas sociales, que son realmente las que importan a la ciudadanía".

Por ello, se ha mostrado "totalmente comprometido con este gobierno de progreso, que representa la diversidad de Navarra".

"NAVARROS ORGULLOSOS" El secretario de organización y portavoz parlamentario del PSN, Ramón Alzórriz, ha considerado que "los navarros y las navarras se sienten orgullosos de que en su tierra haya un pacto" y de que "en el centro de ese acuerdo estén sus necesidades". "Creo que los navarros y las navarras se sienten orgullosos de que en su tierra haya un pacto y de que en el centro de ese acuerdo estén sus necesidades".

En respuesta a los periodistas, ha reconocido que alcanzar un pacto "entre diferentes siempre cuesta", pero que cuando se tienen "los objetivos claros y nítidos", se hace "todo lo posible por llegar a acuerdos".

"Cuando tienes en la cabeza la convivencia, el respeto, la pluralidad, el feminismo y los derechos sociales, siempre es más fácil", ha trasladado.

Además, ha subrayado que se ha llegado a un programa de gobierno "importante, donde se engloban muchas de las necesidades que tiene nuestra gente y nuestra tierra".

DISCURSO COMPLETO DE MARÍA CHIVITE

Buenos días y gracias por la asistencia a este acto, Ministro Planas y Ministro Ábalos del Gobierno de España, lehendakari, Presidente del Parlamento, delegado del Gobierno en Navarra, Alcalde de Pamplona, Vicepresidenta Primera del Congreso de los Diputados, consejeros y consejeras, expresidentes y expresidentas del Gobierno de Navarra, miembros de la Mesa y portavoces del Parlamento, autoridades, invitados e invitadas, señoras y señores.

Tras la confianza recibida de esta Cámara el pasado viernes, prometo hoy mi cargo de Presidenta del Gobierno de Navarra.

Un honor, una responsabilidad, un reto; una oportunidad para trabajar por una Navarra que, desde su marco institucional y con lealtad al resto de instituciones forales, españolas y europeas, avance en materias fundamentales para abordar los retos a los que nos enfrentamos como sociedad. Un desarrollo económico y social innovador y justo, la igualdad real, la cohesión territorial, la despoblación, el envejecimiento, una juventud con oportunidades. Por supuesto, a las transformaciones a las que nos obliga la digitalización y la apuesta por un modelo de crecimiento sostenible y respetuoso con el medio ambiente. Y como reto, sin duda, la convivencia.

Navarra es una comunidad plural, es diversa. Y eso es sin duda un gran valor. Por eso, como Presidenta, respetaré todas la manera de pensar, de sentir, de vivir, de amar, porque así somos y así tenemos que seguir siendo. Diversos en una sociedad diversa. Por eso, no concibo la convivencia si no es desde los principios básicos de respeto, de paz, de memoria y de verdad, justicia.

De integración de la pluralidad y no de exclusión. De hacer comunidad anteponiendo lo que nos une. Y el objetivo, a buen seguro compartido, de alcanzar una prosperidad que nos permita generar riqueza para poder generar igualdad, atajar las brechas salariales, sociales, territoriales, y caminar hacia una sociedad más justa y porqué no más feliz.

El Gobierno que tengo el honor de presidir está comprometido sobre todo y por encima de todo con el bienestar de la sociedad a la que nos debemos. Y exigiré un ejercicio honesto y transparente de nuestros cargos, porque también la ética tiene que sustentar el ejercicio de la política.

Y con un enorme respeto a esta institución que es el gobierno, que no nos pertenece. Pertenece a la ciudadanía. A todos los navarros y navarras. Por eso vamos a gobernar para todos y para todas. Porque la institución trasciende a los partidos que en cada momento están en ella. Por eso, una vez más, apelo al diálogo y al acuerdo. A alcanzar consensos especialmente en las materias más sensibles y que son nucleares para nuestra tierra.

Y sí, los partidos políticos que hemos firmado el acuerdo y que estaremos en el gobierno pondremos nuestra impronta en las prioridades y las maneras de hacer política. Una impronta progresista, social, que está presente en las medidas que hemos reflejado en ese acuerdo y que serán nuestra hoja de ruta. Pero lo haremos entendiendo siempre y en todo momento que el interés general debe ser nuestra guía en este camino.

Quiero agradecer al gobierno saliente su trabajo esta legislatura. A la Presidenta Barkos por la buena disposición en todo este proceso que nos ha traído hasta aquí, incluido el traspaso de poderes.

Y agradezco a quienes dais el paso y a quienes vendrán en las próximas fechas por el compromiso con este programa, pero sobre todo por el compromiso con Navarra. Porque a eso venimos. A trabajar por Navarra. Por su presente y su futuro. Por todos los navarros y navarras. Los que han nacido aquí. Los que han nacido en otras comunidades o en otros países y ahora están con nosotros. Los que votaron a las formaciones que hemos llegado al acuerdo y los que votaron a otras o simplemente no votaron. Los que vendrán o nacerán en este tiempo. Todas y todos somos navarros y nuestro deber es con el conjunto de la ciudadanía.

Emprendo junto a un gran equipo un camino que será complejo y en ocasiones difícil y duro, pero lo hago con más ilusión si cabe porque estoy convencida de que va a merecer la pena recorrerlo. Que podemos hacer grandes cosas para nuestra tierra. Seguro que no serán todas las que queremos. Y que nos equivocaremos, claro. Porque no somos perfectos. Pero pondremos todo de nuestra parte, yo la primera, para que cada decisión y cada paso sean los mejores posibles y estén bien dados, con argumentos, con sentido común y con solvencia.

Navarra tiene desde hoy una Presidenta a su disposición. Por eso, prometer el cargo es comprometerme con la ciudadanía, con las instituciones y con la legalidad. Así lo entiendo y así lo haré. Con esos referentes y con una apuesta firme por nuestro autogobierno, por la igualdad y por la convivencia.

Pero voy a ser muy clara. La convivencia pacífica, el diálogo fructífero y el respeto a la diferencia, son responsabilidad de todas las formaciones políticas en primer lugar y de toda la sociedad, después. Por eso, hemos de dar ejemplo. Porque nos corresponde como representantes elegidos por la ciudadanía, liderar un modelo de sociedad, de vivir y convivir y no podemos exigir lo que no seamos capaces de dar.

Por eso, si esta Cámara, que será más protagonista que nunca, es ejemplo de normalidad política y democrática, de respeto, de consecución de acuerdos, estoy segura de que tendremos a una ciudadanía que, con espíritu crítico, por supuesto, confiará en la política, en las instituciones, en el sistema democrático, en el diálogo como la mejor herramienta. Porque verá que da frutos y que esos frutos son vivir mejor y convivir mejor. Y la confianza es el bien más preciado para lograr la prosperidad.

Como Presidenta, seré la primera en ponerme al frente de la tarea ejecutiva pero también de esa tarea que he citado. La de construir confianza, la de profundizar en el diálogo y la de buscar acuerdos para llegar a esos resultados que se reflejarán en una navarra innovadora, más igualitaria y más social.

Gracias por el apoyo, desde ya mismo me pongo a disposición de la ciudadanía y responderé con trabajo y convicción a la responsabilidad que asumo desde hoy. Acompañada de un gran gobierno.

De nuevo gracias, eskerrik asko.

noticias de noticiasdenavarra