El laborismo enfría la opción de anticipar las elecciones

Corbyn insiste en que no habrá comicios mientras exista la posibilidad de realizar un ‘brexit’ sin acuerdo

10.02.2020 | 10:31

Londres - El líder del Partido Laborista, Jeremy Corbyn, enfrió ayer la posibilidad de que su formación dé luz verde a las elecciones anticipadas que el primer ministro del Reino Unido, el conservador Boris Johnson, quiere celebrar el próximo 12 de diciembre. "Antes tenemos que retirar de la mesa la posibilidad de un brexit sin acuerdo", señaló Corbyn, que se mostró además en desacuerdo con la fecha elegida por Johnson: "Es extraña por muchos motivos. Está muy cerca de la Navidad", advirtió.

El Parlamento votará el lunes la propuesta de convocar unos comicios. Para que prospere, es necesario el apoyo de dos tercios de la Cámara de los Comunes, por lo que es imprescindible el visto bueno de al menos una parte de los diputados laboristas.

Otras fuerzas de la oposición, como el Partido Nacionalista Escocés (SNP), el Partido Liberal Demócrata y el nacionalista galés Plaid Cymru tampoco respaldan los planes del primer ministro. Los laboristas y el resto de la bancada opositora esperaban afinar su posición una vez se conociera la extensión de la prórroga del brexit que va a conceder la Unión Europea (UE).

Los 27 países comunitarios restantes han acordado que ofrecerán a Londres una opción alternativa para la ruptura con el bloque más allá de la actual fecha límite, el próximo día 31, pero ayer rechazaron determinar esa nueva extensión, tal como se esperaba.

Ante ese retraso, la votación sobre unas elecciones anticipadas en el Reino Unido se celebrará previsiblemente antes de conocer si Bruselas acepta la petición de Londres de retrasar el brexit hasta el 31 de enero, o bien propone una prórroga más corta.

El Gobierno francés es percibido desde los medios británicos como el principal responsable de que la Unión Europea valore acortar la longitud de la extensión.

Johnson, por su parte, ha subrayado que su "preferencia" sería precisamente una prórroga más corta que la de tres meses que está sobre la mesa, hasta "el 15 o el 30 de noviembre".

Forzado por el Parlamento, el primer ministro solicitó esta semana una prórroga hasta el 31 de enero, a pesar de que había mantenido desde que llegó al poder que no aceptaría otro retraso del brexit en ningún caso.

El ministro de Economía, Sajid Javid, fue ayer el primer miembro del Ejecutivo en admitir de forma explícita que el Reino Unido no saldrá de la UE antes de que termine este mes. En una entrevista con la BBC, afirmó que el Gobierno ha hecho "todo lo posible" para cumplir ese objetivo, pero que el plan "no se puede cumplir" debido a un "Parlamento disfuncional". El proceso de la salida británica de la UE amenaza con volver a atascarse en un aparente callejón sin salida si el Parlamento veta el próximo lunes unos comicios, como ya hizo en dos ocasiones a principios de septiembre. - Efe