Navarra revisará el modelo de atención sanitaria de inmigrantes en situación irregular

Se han detectado casos de mala información, de denegación de la tarjeta o incluso de la asistencia

10.02.2020 | 11:22
Patricia Ruiz, directora de Políticas Migratorias

Se han detectado casos de mala información, de denegación de la tarjeta o incluso de la asistencia

Pamplona. El Gobierno de Navarra está revisando el procedimiento de atención sanitaria a los inmigrantes irregulares para evitar algunas "incidencias" detectadas en el sistema, ha señalado en comisión parlamentaria la directora general de Políticas Migratorias, Patricia Ruiz.

Aunque el procedimiento garantiza la asistencia sanitaria de las personas migrantes en situación administrativa irregular y la obtención de la tarjeta individual sanitaria (TIS), se han detectado casos de mala información, de denegación de la tarjeta o incluso de la asistencia, ha comentado.

Estos casos "hacen evidente que hay que revisar el procedimiento actual para evitar dichas incidencias", ha considerado Ruiz, quien ha indicado que se está procediendo a esa revisión y "a la detección de los fallos en el procedimiento para evitar esto y agilizar la burocracia al respecto".

La directora general ha anunciado que se está trabajando para hacer efectivo antes de fin de año el derecho universal a la TIS en Navarra.

Ruiz ha declarado que la asistencia sanitaria universal es un derecho básico que va a defender "con todas las armas que tenga en este Gobierno", aunque ha reconocido que el sistema "resulta discriminatorio para las personas inmigrantes en situación irregular".

Sin embargo, ha subrayado que el origen de este sistema, "que efectivamente puede resultar discriminatorio", es el real decreto ley de 2012 de medidas urgentes para garantizar la sostenibilidad del Sistema Nacional de Salud, que "expulsó del sistema público de salud a miles de personas migrantes".

Se trata, ha resaltado, de "una medida que, en la línea de lo que dijeron en 2013 en este Parlamento, aprobaron tanto el Partido Popular como UPN".

El Gobierno del PP, ha manifestado, "no sólo aprobó su real decreto, sino que llevó al Constitucional cualquier opción, cualquier resquicio de que Navarra ejerciera sus posibles competencias en la atención a las personas migrantes en situación administrativa irregular".

Respecto a la facturación de esta asistencia sanitaria, objeto de la comparecencia, ha explicado que no es un asunto de su competencia, sino del Servicio Navarro de Salud-Osasunbidea.

No obstante, ha explicado que esta clase de pacientes están tipificados como "Usuario 3-Privados".

Según información facilitada por las unidades de facturación, en el periodo comprendido entre el 1 de enero y el 15 de octubre de 2018, no se ha facturado ninguna atención a pacientes extranjeros identificados como residentes en situación irregular.

Sí se ha emitido un parte de asistencia en el momento de la recepción y de la citación del paciente para su posterior remisión a la consulta de la Trabajadora Social Sanitaria, paso necesario para valorar y asignar la cobertura sanitaria por parte del SNS-O, y para la atención en consulta de médico o de enfermería.

Ruiz ha indicado que entidades sociales que atienden a personas migrantes en situación administrativa irregular en Navarra muestran su preocupación ante este procedimiento, porque se convierte en "un elemento disuasorio para la utilización del servicio".

Por tanto, ha concluido, Navarra está haciendo "todo lo posible para garantizar la asistencia sanitaria universal, cumpliendo sus propias leyes y los mandatos de este Parlamento", a pesar de "las trabas que durante años se han puesto desde el Gobierno central".

"Somos conscientes de que hay incidencias que pueden y deben resolverse para que esa garantía sea verdaderamente efectiva", ha apuntado Ruiz, quien ha aseverado que, "en el trabajo de resolución de esos desajustes", su dirección general "se encuentra plenamente alineada con el Departamento de Salud".

Y ambos departamentos, ha manifestado, "consideramos fundamental la colaboración estrecha con las entidades sociales que trabajan con estas personas, y estamos poniendo en práctica ya políticas de participación y de coordinación de esfuerzos entre todos".

Ruiz ha terminado su comparecencia parlamentaria rechazando el uso de "manipulaciones y mentiras" en este tema y la utilización de un "discurso racista y xenófobo" que es "peligroso".