Torrent advierte de que el independentismo no está preparado para la desobediencia

El president del Parlament no se siente responsable de la crisis entre ERC y JXCat ni se postula como candidato de su partido, papel en el que sí ve a Aragonès

01.02.2020 | 06:16
El presidente del Parlament, Roger Torrent, durante una sesión.

pamplona - En una muestra más del pragmatismo que avala su trayectoria política, el presidente del Parlament catalán, Roger Torrent, alertó ayer contra los que apuestan por ejercer la desobediencia para lograr la independencia: "No existe una mayoría en el independentismo preparada para una estrategia de desobediencia". Torrent se pronunció de este modo en una entrevista a Rac1 tras ser preguntado por si comparte acciones de "desobediencia" como la del presidente de la Generalitat, Quim Torra, que mantuvo la pancarta con el lazo amarillo en la fachada de la Generalitat durante un periodo electoral. "La desobediencia no es buena ni mala. Puede ser un mecanismo necesario, pero no siempre. La desobediencia no es la solución a todo", añadió.

Torrent, además, aseguró no sentirse responsable de la crisis entre ERC y JxCat tras la retirada del acta de diputado de Torra . "El responsable es un Estado demofóbico", aseguró, al tiempo que defendía su actuación ya que no haber retirado el escaño al president hubiera sido un "salto al vacío" y no se podrían haber garantizado el trámite de los Presupuestos, que, a su juicio, es lo más importante.

Con respecto a las elecciones autonómicas, que Torra convocará tras aprobarse los Presupuestos, el presidente del Parlament no se postuló para liderar la lista de ERC. "Estoy a disposición del partido, de lo que me pida Oriol Junqueras. Y me parece que lo que se me pide y lo que yo tengo planteado no es ser candidato a la presidencia de la Generalitat", afirmó Torrent , que puso sobre la mesa el nombre de Pere Aragonès, vicepresidente de la Generalitat y coordinador nacional de ERC. Según aseguró, Aragonès "sería un muy buen candidato" y añadió: "Si decide dar el paso y la militancia lo avala, yo estaré a su lado"

Las opciones de puigneró Quien no se descarta, en este caso para liderar la lista de JxCat, es el conseller de Políticas Digitales, Jordi Puigneró, que, no obstante, está a la espera de la decisión de Puigdemont. "Es un gran activo, no solo para JxCat, también para el país. Descartarlo para cualquier tarea que pueda llevar a cabo sería una temeridad", señaló. Sí al final el eurodiputado -que sería detenido si regresa al Estado- declina encabezar la lista de JxCat, Puigneró no dudó en señalar que quiere ser "útil al país y al espacio" que representa, por lo que "estaré allí donde se me necesite".

Mesa de diálogo Lo cierto es que el anuncio de elecciones por parte de Torra condiciona el panorama político catalán, incluida la mesa entre gobiernos que pactaron PSOE y ERC para el apoyo de los republicanos a la investidura de Pedro Sánchez.

Ayer fue el secretario general del grupo socialista en el Congreso, Rafael Simancas, quien explicó que la rectificación del Ejecutivo Sánchez sobre la mesa entre gobiernos se debió al planteamiento de ERC de seguir con el diálogo, pero advirtió de que los "avances sustanciales" serán tras las elecciones.

En una entrevista en Telemadrid, Simancas aseguró que el Gobierno español está "absolutamente dispuesto a mantener un diálogo lo más fructífero posible para solucionar los problemas de los catalanes" y, por tanto, "no nos hemos negado" al planteamiento de ERC de convocar la mesa antes de las elecciones catalanas, y no después como había anunciado el Gobierno. No obstante, dejó claro que "todo el mundo sabe que los avances sustanciales en relación a la mejora del autogobierno en Catalunya, el conflicto político y de convivencia se producirá cuando haya un Parlament y un Gobierno surgido de las urnas".