Urkullu medita convocar un adelanto electoral en abril

La decisión puede depender de lo que suceda hoy en la negociación de transferencias con el Gobierno de España

05.02.2020 | 06:18
Iñigo Urkullu.

pamplona - El lehendakari quiere estar preparado y tener todo listo por si tuviera que convocar un adelanto electoral para abril en las próximas horas en función de lo que suceda hoy en la negociación de transferencias con el Gobierno español. Iñigo Urkullu aprovechó ayer la reunión del Consejo de Gobierno para activar el procedimiento legal para convocar las elecciones: sondeó a los once integrantes de su Ejecutivo sobre la fecha de los comicios, un paso obligatorio antes de disolver el Parlamento Vasco. El lehendakari ya había consultado de manera extraoficial a sus consejeros del PNV y del PSE, pero es la primera vez que lo hace con solemnidad dentro del Consejo de Gobierno. Y es significativo que su Gobierno haya decidido hacerlo público.

Urkullu ha realizado este movimiento en puertas de que hoy tenga lugar una reunión muy relevante para su gabinete: el consejero Erkoreka y la ministra Darias van a retomar la negociación de transferencias.

Teniendo en cuenta que es probable que las conversaciones se dilaten por su complejidad, cobra fuerza un adelanto en abril para que las elecciones no sean en octubre, un periodo crítico para la negociación porque podrían llegar buena parte de las transferencias y encontrarse el diálogo en una fase resolutiva. Que el lehendakari haya activado el procedimiento de inmediato le permite disolver el Parlamento Vasco la semana que viene y que las elecciones sean el 5 de abril, justo antes de Semana Santa.

El portavoz del Gobierno vasco, Josu Erkoreka, se limitó a anunciar ayer que el lehendakari ha abierto una reflexión. Si Urkullu siguiera el mismo procedimiento que empleó en 2016, la fecha estaría al caer. Entonces, activó la deliberación del Consejo de Gobierno el 29 de julio, y firmó el decreto de disolución del Parlamento y convocatoria de los comicios el 1 de agosto. Este dato, sumado a que Urkullu está pendiente de la reunión competencial de hoy, alimenta la hipótesis de una decisión rápida.

El adelanto no viene provocado por una situación de debilidad de Urkullu, que tiene los Presupuestos aprobados. El PNV ha ganado, además, las elecciones generales, las municipales y forales y las europeas; y el pacto con el PSE mantiene su buena salud. Otro argumento que puede aconsejar un adelanto es evitar el contagio de la campaña de los comicios en Catalunya. - M. Vázquez

las claves

El procedimiento. El lehendakari ha puesto en marcha el proceso para convocar elecciones al consultar ayer la fecha en el Consejo de Gobierno. La decisión última es del lehendakari, pero la Ley de Gobierno obliga a consultar primero al Consejo de Gobierno. Cuando disuelva el Parlamento Vasco, las elecciones se celebrarán 54 días después.

¿5 de abril? Si Urkullu disolviera este mes el Parlamento, las elecciones serían en abril y se cruzarían con Semana Santa. Para evitarlo, las elecciones deberían situarse en el domingo anterior a los festivos, el 5 de abril. Urkullu tendría que anunciar su decisión el lunes.

Los factores. Los plazos de la negociación de transferencias, las escasas opciones de alumbrar más leyes en el Parlamento o evitar una coincidencia con los comicios catalanes abocan al adelanto.

Candidatos. Urkullu (PNV) y Maddalen Iriarte (EH BIldu) han sido designados como candidatos. El PSE cuenta con Idoia Mendia como cartel, Podemos tiene que resolver las primarias con Rosa Martínez y una candidatura alternativa, y el PP parte con las dudas de Madrid sobre Alfonso Alonso.