Comienza el debate de las más de 700 enmiendas a los Presupuestos de Navarra

I-E espera que se apruebe alguna de sus propuestas

10.02.2020 | 12:59
Marisa de Simón, de Izquierda - Ezkerra.

PAMPLONA. El Parlamento de Navarra ha comenzado este lunes, tras la reunión de la Mesa y Junta de Portavoces, el debate del proyecto de presupuestos de la comunidad para 2020 y lo ha hecho con críticas previas por parte de Navarra Suma y desacuerdos de I-E.

En total son más de 700 las enmiendas parciales presentadas por los grupos parlamentarios para un presupuesto calificado por los socios de gobierno como "social" y que sin embargo NA+ dice que es "nacionalista".

I-E por su parte defenderá durante los debates sus propias enmiendas por más de 8 millones de euros por no haber tenido "oportunidad real de intervenir" en el pacto cerrado entre EH Bildu y los partidos que conforman el Ejecutivo foral, con los que sí que llegó a un acuerdo programático.

En este sentido Marisa de Simón ha afirmado en conferencia de prensa que I-E ha actuado con "responsabilidad y rigor" al presentar al proyecto de presupuestos unas enmiendas "necesarias" y económicamente "asumibles", por lo que ha confiado en que pueden prosperar porque "trámite y capacidad para llegar a un acuerdo" para el que su coalición tienen "total disponibilidad", como también a votar a favor de la "práctica totalidad" de las enmiendas del tripartito y de EH Bildu.

Al respecto, Mikel Buil, de Podemos, ha indicado que algunas enmiendas de I-E se aprobarán porque las ha firmado junto a PSN, Geroa Bai, EH Bildu y su formación, pero para el resto su capacidad de influencia es la de un solo parlamentario y por lo tanto, "aunque las puertas están abiertas", I-E "ha tomado sus decisiones" cuando es "evidente que pierde influencia política en un pacto entre varios grupos".

"Con I-E se podían haber hecho las cosas mejor", ha asegurado la portavoz de EH Bildu, Bakartxo Ruiz, quien en todo caso ha aseverado que "lo importante es que hay posibilidad de llega a acuerdos y conformar una mayoría" progresista, y por esta razón, aunque también ha admitido que estos presupuestos "no son" los que hubiera hecho su coalición porque tienen "múltiples carencias", se atendrán a lo firmado y no apoyarán enmiendas "si no hay unanimidad" en torneo a las mismas.

Para la portavoz de Geroa bai, Uxue Barkos, las cuentas responden "a la capacidad financiera de Navarra, a un esfuerzo conjunto y continuado y a la necesidad de dotar de estabilidad política", por lo que ha considerado que trabajar en estos términos es "lo serio y lo riguroso" aunque no sean los presupuestos de su formación y sea "legítima" la decisión de I-E, que "tuvo la oportunidad y la ocasión" de sumarse a un acuerdo "por la vía de la contención", lo que le ha llevado a subrayar que el techo de gato no se elevó por EH Bildu sino porque se conoció que mejoraban los ingresos.

En la misma línea el socialista Ramón Alzórriz ha apuntado que con I-E ha habido reuniones y "muchas" de las enmiendas presentadas llevan su firma, por lo que ha interpretado que puede haber "divergencias de último momento" ante unas enmiendas que incrementaban el gasto en un proyecto que responde al acuerdo de legislatura que I-E también suscribió.

"Todos dejamos partidas en el tintero", ha señalado el portavoz del PSN, pero también ha recordado que quedan "cuatro años de legislatura para implementar medidas".

Por su parte, el regionalista Javier Esparza ha comentado que I-E "ha ayudado" a conformar el Gobierno pero con un escaño "tiene la relevancia que tiene" en la elaboración de "un presupuesto nacionalista, no del PSN, porque los números son los que son": 16 de Geroa Bai y EH Bildu, de un lado y, de otro, 11 del PSN. "Esto es lo que se visibiliza".

Y para intentar modificarlo Navarra Suma ha presentado más de 500 enmiendas "con un marcado carácter social" que "nacen del territorio, de necesidades reales detectadas en las diferentes zonas" de la comunidad con el propósito de "mejora los servicios públicos y la calidad de vida" de la ciudadanía, algunas de ellas planteadas por el PSN el año pasado desde la oposición y que "veremos si lo que eran necesidades lo siguen siendo o se ha arrodillado y claudicado ante nacionalistas e independentistas", ha concluido.