Sánchez apoya a Ábalos y califica a Guaidó de jefe de la oposición en Venezuela

Ábalos dice que "más allá de los detalles" logró su objetivo sobre Venezuela y acusa a PP y Cs de hacer el ridículo

12.02.2020 | 10:09
Sánchez apoya a Ábalos y califica a Guaidó de jefe de la oposición en Venezuela
El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, durante la sesión de control celebrada este miércoles.

MADRID. El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, se ha referido este miércoles a Juan Guaidó como el líder de la oposición en Venezuela y ha reiterado que el ministro José Luis Ábalos cumplió con su deber al reunirse con la número dos de Nicolás Maduro, Delcy Rodríguez, en el aeropuerto de Barajas.

Sánchez ha hecho esta alusión a Guaidó en la primera sesión de control al Gobierno de la legislatura en el Congreso en respuesta a una pregunta del presidente de Vox, Santiago Abascal, sobre si Ábalos se reunió con la vicepresidenta venezolana siguiendo "instrucciones expresas" de Sánchez.

El jefe del Ejecutivo ha insistido en que el titular de Transportes "hizo su deber" al evitar una crisis diplomática y ha defendido las relaciones de su Gobierno con Guaidó, el presidente encargado de Venezuela.

Para demostrarlo, ha recordado unas palabras del dirigente venezolano en las que aseguraba que tenía las "mejores relaciones con España" y que iban a "seguir insistiendo en trabajar con todos".

"Está bastante clara la posición del líder de oposición en Venezuela", ha concluido Sánchez, quien ha acusado al presidente de Vox de "usar" Venezuela y España para hacer "ruido", que es "lo único que saben hacer".



El ministro de Transportes, José Luis Ábalos, ha defendido este miércoles, ante las críticas de PP y Ciudadanos, que "más allá de los detalles" que le preocupan a la oposición su encuentro con la vicepresidenta venezolana, Delcy Rodríguez, consiguió lo que buscaba el Gobierno: que Rodríguez no entrase en suelo europeo y no añadir problemas a las relaciones diplomáticas con Venezuela.

En un bronco debate en la sesión de control al Gobierno, Ábalos ha respondido con sorna a las peticiones de dimisión y les ha acusado a ambos de "hacer el ridículo" llevando este asunto ante el Parlamento Europeo. Gobierno y PP se han acusado mutuamente de minar la credibilidad de España para alcanzar la democracia en Venezuela.

En el pleno de control al Ejecutivo en Congreso, las diputadas del PP Valentina Martínez y Belén Hoyo y el de Ciudadanos Edmundo Bal han instado a Ábalos a aclarar definitivamente sus sucesivas versiones sobre su encuentro con Rodríguez y le han pedido directamente la dimisión.

El ministro, sin embargo, se ha defendido insistiendo en que consiguió que Rodríguez no pisara suelo europeo y ha atacado a sus interlocutores acusándoles de no tener interés en los problemas de España.

"Si a usted le pagan por lo que acaba de decir, estamos que derrochamos", le ha espetado a Hoyo. "No hagan grandes análisis, ya saben por qué se han quedado en 10 diputados", le ha dicho a Edmundo Bal.

GRITOS DE DIMISIÓN La bancada del PP ha pedido a gritos la dimisión del ministro de Transportes en varias ocasiones durante la primera sesión de control al Gobierno de esta legislatura en el Congreso, en la que el también 'número tres' del PSOE ha sido objeto de un duro examen de la oposición por su encuentro nocturno en el aeropuerto de Barajas con la vicepresidenta venezolana.

"Dimisión, dimisión", han coreado los miembros del Grupo Popular, algunos de los cuales acompañaban sus gritos con golpes en sus escaños, una actitud que ha llevado a la presidenta del Congreso, Meritxell Batet, a reconvenirles exigiendo silencio.

También se han escuchado gritos de "mentira" o "es falso" procedentes de las filas del PP mientras el titular de Transportes respondía a sus preguntas sobre lo que ya ha bautizado como 'Delcygate'.

Por su parte, el Grupo Socialista respondía con aplausos tras cada intervención del secretario de Organización del PSOE, quien también ha sido aprobado por algunos diputados de Unidas Podemos aunque más tímidamente.

Además, el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, que suele abandonar el hemiciclo tras responder a sus preguntas, esta vez se ha quedado en su escaño para escuchar el interrogatorio al ministro de Transportes. Lo mismo han hecho los demás ministros.

ÁBALOS, GAME OVER

Los gritos de "dimisión, dimisión" han vuelto a escucharse en el hemiciclo al término de la interpelación que la portavoz parlamentaria del PP, Cayetana Álvarez de Toledo, ha dirigido al titular de Transportes también sobre el caso Delcy.

Una interpelación que Ábalos ha atendido, con más ausencias de sus colegas del Gobierno en la bancada azul, pero con el respaldo de los diputados del PSOE, que ha ovacionado a su ministro con aplausos y puestos en pie al término de cada intervención.

Durante este debate entre Ábalos y Álvarez de Toledo, los diputados del PP han lanzado en Twitter una ofensiva contra el ministro de Transportes denunciando su soledad en el hemiciclo --pese a que le acompañaban los ministros de Agricultura o Política Territorial-- y pidiendo que su dimisión. "Ábalos...game over", ha escrito uno de ellos.