alerta sanitaria

El Gobierno Vasco asegura que “no está sobre la mesa” suspender las elecciones

Otegi, que vería “normal” que se aplazaran los comicios, propone una mesa compuesta por todos los partidos para actuar conjuntamente contra el virus

11.03.2020 | 01:12
El portavoz, Josu Erkoreka, ayer junto con la consejera de Salud de la CAV, Nekane Murga. Foto: Efe

pamplona – A día de hoy, el Gobierno Vasco asegura que "no está sobre la mesa" la posibilidad de suspender las elecciones de la CAV, previstas para el 5 de abril. Pero el escenario es tan cambiante que lo que hoy es blanco, mañana puede ser negro. Por eso el portavoz del Ejecutivo, Josu Erkoreka, fue cauteloso y dijo que "hoy por hoy" la posibilidad de suspender las elecciones del 5 de abril por la crisis del coronavirus no se contempla, y precisó que, en todo caso, es una decisión que no solo correspondería al Ejecutivo de Vitoria, sino también a Juntas electorales y a autoridades y organismos públicos.

Preguntado por si se está haciendo acopio de mascarillas y guantes para el 5-A, Erkoreka señaló que sería "absolutamente precipitado hacer una consideración, y menos pública aún, en relación con lo que puede ser el desarrollo de las elecciones que están programadas para dentro de un mes".

En cuanto a las medidas que puedan eventualmente adoptarse en relación con una cita electoral en esta situación de extensión del virus, precisó que, "lógicamente, el Gobierno todavía no se ha planteado esta cuestión, entre otras cosas, porque la decisión de celebrar unas elecciones en unas circunstancias así no corresponde al Gobierno". Erkoreka recordó que no está establecido explícitamente en el ordenamiento jurídico a quién le corresponde adoptar esta decisión.

"problema nacional" Por su parte, el coordinador general de EH Bildu, Arnaldo Otegi, pidió ayer al lehendakari, Iñigo Urkullu, y a la presidenta de Navarra, María Chivite, que convoquen "de manera urgente" una mesa de "carácter integral" para "hacer un diagnóstico común" de la crisis sanitaria del coronavirus y afrontar la situación evitando la propagación del virus porque, según dijo, es un problema de alcance "nacional".

En una rueda de prensa en San Sebastián, Otegi afirmó que, "sin falsas alarmas ni alarmismos", Navarra y la CAV no están "en una situación de normalidad". "Hay que llamar a las cosas por su nombre, estamos en una situación de excepcionalidad en el país", subrayó. A su juicio, "los problemas empiezan a resolverse dándoles la dimensión real que tienen y no haciendo conjeturas sobre qué problema estamos enfrentando". "Tenemos un problema de salud pública, todo el mundo es consciente de ello y se va agrandando con el paso de los días", insistió.

En esa línea, el dirigente abertzale afirmó que el problema no es únicamente de salud pública, sino que además "está teniendo consecuencias en otros ámbitos", y recordó que 63.000 niños y niñas en Álava están sin colegio, lo cual "pone encima de la mesa el problema de los cuidados, de quién se va a ocupar de ellos".

A juicio de Otegi estamos ante un reto nacional. "Euskal Herria tiene un reto nacional que es hacer frente a este problema", afirmó, al tiempo que mostró su "apoyo y absoluta confianza en los trabajadores públicos de Osakidetza y Osasunbidea, que han demostrado su profesionalidad, abnegación y trabajo por cuidar de la salud de la gente".

aplazar las Elecciones Sobre los comicios del 5 de abril, Otegi afirmó que vería "normal" la posibilidad de retrasarlos. "No es momento de competir, es momento de colaborar. No es momento de poner ninguna otra prioridad política en la mesa que no sea cuidar la salud de la gente", insistió. Asimismo, se preguntó si "es responsable llenar los colegios que hemos vaciado de niños de interventores dentro de tres semanas", o que se comience una campaña electoral teniendo en cuenta todas las restricciones de aforo que ya están aplicando localidades de la CAV como Vitoria o Labastida.