El Parlamento aprueba trabajar por una cultura europea de memoria histórica

12.03.2020 | 11:20

PAMPLONA. El Parlamento de Navarra ha aprobado este jueves en pleno, con los votos de Navarra Suma y la abstención del PSN, una moción presentada por la coalición por la que se insta a la creación de una cultura europea común de memoria histórica inspirada en una resolución del Parlamento Europeo.

La moción ha salido adelante con el voto a favor de Navarra Suma, la abstención del PSN y los votos en contra de Geroa Bai, EH Bildu, Podemos-Ahal Dugu e I-E.

Iñaki Iriarte, de Navarra Suma, ha explicado que con esta moción buscan que se rechacen los crímenes de regímenes autoritarios y totalitarios del pasado y se trabaje en concienciar a las nuevas generaciones sobre "el horror que supusieron".

Esta memoria histórica común, ha indicado, "servirá para dignificar a las víctimas, fomentar la tolerancia y definir un marco de encuentro entre todos" en el que se rechace "la violencia política y la defensa de la democracia pluripartidista".

Los grupos de izquierda oponentes a esta resolución en Europa, ha comentado, se excusaron en que "equiparaba nazismo y comunismo", algo falso, ha indicado, pues "no prohíbe reclamar una sociedad más igualitaria, que se sustituya la economía de mercado por una planificada ni condena la propiedad colectiva de los medios de producción".

Según ha indicado, hubo regímenes autoritarios de derechas e izquierdas que "privaron de derechos democráticos a los ciudadanos" y "todos estos regímenes asesinaron a miles de personas".

En este sentido, ha insistido en que "matar, encarcelar y deportar poblaciones en nombre de la fraternidad universal es tan terrible como hacerlo en el nombre de España, Euskal Herria, el Cristianismo o el Islam".

Ha reconocido que España sufrió "en mucha mayor medida" los crímenes de una dictadura nacionalista española ultraconservadora, si bien ha matizado que también hubo crímenes desde la izquierda, haciendo referencia a la dictadura del proletariado o el comunismo libertario que "hicieron correr la sangre" antes de 1936.

Inma Jurío, del PSN, ha considerado que con esta moción "UPN lo único que pretende es lavarse la cara en cuestiones de memoria histórica", asegurando que en esta materia la postura que grupos como UPN o PP "siempre ha sido ambigua" puesto que "nunca han hecho una clara condena" al Franquismo.

En este sentido, ha recordado que se abstuvieron en la Ley de Memoria Histórica de Navarra, votaron que no a la Ley para la retirada de simbología franquista y en el Senado coincidieron en una declaración con PP y Ciudadanos negando la rotunda condena a los crímenes franquistas, si bien les ha reconocido su apoyo a la Ley de lugares de memoria histórica y a la de bebés robados.

Jabi Arakama, de Geroa Bai, ha dejado claro que no comparten "la criminalización que se pretende hacer de la ideología comunista", ya que "una cosa en ponerse en contra de prácticas totalitarias y otra generalizarlas en una ideología" y ha alertado del "uso perverso" que han hecho algunas fuerzas de la derecha española de la resolución europea.

Se ha referido también a las víctimas indicando que les parece "inaceptable que se les mezcle, equipare y diluya" y ha defendido que hay que dar respuesta a todas ellas pero siempre desde su contexto victimológico.

Para Bakartxo Ruiz, de EH Bildu, esta resolución "es un despropósito", "pone patas arriba los acuerdos historiográficos abalados hasta el momento" y "hace un "revisionismo histórico que pretende criminalizar una ideología como el comunismo".

Ruiz no ha negado que ha habido "múltiples formas de vulneración de derechos humanos", pero ha considerado que este texto plantea una equiparación "absolutamente infame" y que el nazismo teorizó y llevó a la práctica "todo un exterminio racista y xenófoba basada en la creencia de razas superiores".

Desde Podemos Mikel Buil ha considerado que con esta resolución NA+ les está pidiendo que renuncien "de facto a la construcción de la memoria europea" puesto que no se nombra la dictadura de Franco, el apoyo que tuvo por determinados países ni las 3.600 personas asesinadas en Navarra y ha asegurado que "pretenden reescribir un relato" similar al de la Guerra Fría.

Ha subrayado que "es un despropósito comparar comunismo con nazismo" ya que tras el primero "hay una doctrina criminal que nos lleva a vulnerar todo derecho humano", mientras que en al segunda defienden "un reparto diferente de los medios de producción y una sociedad más igualitaria".

Marisa de Simón, de IE, ha insistido en que "el régimen nazi no puede equipararse a ningún régimen político habido en la historia de la humanidad" porque "es el único que ha teorizado y puesto en práctica el exterminio industrial de seres humanos".

Ha enfatizado que "si hay una ideología criminal y asesina a día de hoy es la capitalista", que es "responsable de miles de millones de hombres y mujeres condenados a la miseria y la muerte en unas sociedades de desigualdades aberrantes y extremas".