El Gobierno de Navarra extiende ayudas de alquiler para afectados por el coronavirus

La idea es evitar que aquellos que han perdido el empleo o los ingresos por el COVID-19 se queden sin casa

26.03.2020 | 02:03
Los vicepresidentes José María Aierdi y Javier Remírez y la consejera Ana Ollo, separados con la distancia preventiva de seguridad, en la rueda de prensa de ayer. Foto: Gobierno de Navarra

pamplona – El Gobierno de Navarra ampliará los programas de alquiler protegido, aumentará el porcentaje de ayudas y establecerá una moratoria en el pago de la renta para el resto de inquilinos de viviendas de protección social y que se vean perjudicados por la crisis del coronavirus.

Es uno de los apartados más ambiciosos del segundo decreto foral con medidas para capear la crisis que aprobó ayer el Gobierno de Navarra, y que se ratificará mañana mismo por el Parlamento. El capítulo de vivienda, explicado ayer por el vicepresidente segundo del Gobierno, José María Aierdi, busca que los colectivos económicamente más vulnerables, que suelen coincidir con grupos de mayor riesgo, no estén preocupados por si tendrán el dinero suficiente para pagar la renta o si se van a quedar, precisamente en medio de una campaña global que repite sin cesar que nos quedemos en casa, sin hogar.

Tanto si tienen alquilada la vivienda por la vía libre como por la protegida, se trata de "que el derecho a la vivienda sea un derecho básico que se garantice en todo momento, mucho más en una situación de incertidumbre como la presente".

El titular de Planificación Territorial, Vivienda, Paisaje y Proyectos Estratégicos, que compareció junto con el vicepresidente primero, Javier Remírez, y la consejera de Relaciones Ciudadanas, Ana Ollo, explicó los cambios. Hay tres grandes bloques de medidas.

El primero de ellos tiene que ver con los programas Emanzipa y David. Hasta ahora, pasaban por ser dos iniciativas de alquiler protegido. En el caso de Emanzipa, para jóvenes –hasta los 31 años–, cuenta actualmente con casi 3.000 beneficiarios; y en el de David, para familias con menores a cargo, hay unas 1.500. Tienen unos requisitos de acceso, ya que se destinan a personas con ingresos bajos, pero ahora se realizan varios cambios para tratar de ampliar su franja de acción. Quien pueda acreditar que a partir del 14 de marzo –coincidiendo con el comienzo de las restricciones laborales– ha sufrido una merma considerable en sus ingresos o directamente se ha quedado en paro, y además tenga de normal bajos ingresos, podrá pedir su incorporación a los programas Emanzipa y David. En el primero, independientemente de la edad –el tope de 31 años ya no será un impedimento–, y en el de David tampoco lo será tener menores a cargo. Es decir, que un hombre de 60 años con ingresos bajos y perjudicado laboralmente por la crisis del coronavirus podría acogerse al programa Emanzipa, que puede ayudarle a pagar hasta la mitad de su renta vía desgravación anticipada.

ayudas en vivienda protegida Las siguientes dos medidas tienen que ver con el parque de vivienda de alquiler protegido. Actualmente, el parque cuenta con unas 1.600 viviendas: 900, públicas, y el resto son de particulares que en su día se adhirieron al programa de alquiler protegido del Gobierno de Navarra, que garantiza para los arrendadores el cobro puntual de la renta y que toda la gestión correrá a cargo de la Administración. Una parte de los que están acogidos en alquiler protegido reciben un porcentaje de ayuda al pago de la renta. Puede ser del 25%, del 50% o del 75%. Pues bien, la reforma incluida en el decreto foral establece que los que ya perciben una ayuda, puedan acogerse al máximo. ¿Qué pasa con los inquilinos de alquiler protegido que no perciben ayudas? Lo que se propone, para esos casos, es que puedan acogerse a una moratoria en el pago del alquiler, por lo menos durante los próximos tres meses. Cuando acabe el plazo, las cuotas acumuladas se les podrá diluir en el resto del contrato. Se trata, explican desde el departamento, de amortiguar el impacto y permitir que haya liquidez en los bolsillos de los que menos tienen. Por supuesto, todo este catálogo de ayudas está destinado exclusivamente para aquellas personas que vean su situación económica perjudicada, directamente, por la crisis del COVID-19 y el parón productivo. "Vamos a tomar las medidas necesarias para que nadie se quede fuera del arrope social, tampoco en materia de vivienda", asegura Aierdi.

detalles

3

meses. En el alquiler protegido, se renuevan de forma automática las subvenciones que perciben personas y familias inquilinas para el pago del alquiler protegido y se amplían hasta el máximo del 75% de la renta, con carácter general, durante tres meses.

Moratoria para inquilinos, pymes. Se establece la posibilidad de acogerse a una moratoria en el pago de las rentas de alquiler, a partir del 1 de abril. También para pymes instaladas en locales de uso comercial o industrial arrendados por Nasuvinsa.

Ministerio. Se propone al Ministerio de Transportes una serie de modificaciones normativas de competencia estatal que afectan al IVA o a los contratos de arrendamiento para agilizar la necesaria oferta de alquiler.

"Vamos a tomar las medidas necesarias para que nadie se quede fuera del arrope social"

josé maría aierdi

Vicepresidente segundo del Gobierno