Los grupos reclaman la capacidad de Navarra en el proceso de desescalada

Piden al Gobierno central "coordinación" con las CCAA y "corresponsabilidad" en la toma de decisiones

27.04.2020 | 12:50
Unai Hualde durante su intervención.

Los partidos navarros se han mostrado partidarios de que la desescalada sea asimétrica, en función de la situación de cada territorio, pero han pedido al Gobierno central "coordinación" con las comunidades autónomas, así como "corresponsabilidad" en la toma de decisiones para que sean "compartidas".

Así lo han puesto de manifiesto los portavoces parlamentarios en la rueda de prensa posterior a la sesión de Gobierno, en la que el portavoz del PSN, Ramón Alzórriz, ha insistido en la idea de que la Comunidad foral "está preparada para esa desescalada siempre desde la prudencia y las recomendaciones de los expertos sanitarios".

Por su parte, el portavoz de Navarra Suma, Javier Esparza, ha afirmado que no cuenta con "los elementos suficientes" para hacer una afirmación de este tipo y que es el Gobierno el que "tiene que aportar en qué términos y con qué criterios".

Sobre la desescalada, Esparza ha compartido que sea asimétrica, pero ha defendido que "rol del Gobierno de España sea el de la coordinación y al mismo tiempo permitir la autonomía a las comunidades para tomar sus decisiones porque son las que conocen su territorio y realidad". Y ha pedido, en este sentido, "respeto" a las decisiones que se determinen desde la Comunidad foral.

En cuanto al plan de reactivación económica y social anunciado por la presidenta ha pedido un papel "clave" del Parlamento desde el inicio del proceso y ha remarcado que Navarra Suma "representa al 40% de este Parlamento, algo a lo que no vamos a renunciar".

Por su parte, el socialista Ramón Alzórriz ha defendido que "necesitamos una coordinación y cooperación entre todos". Ha señalado que "no se trata de quitar competencias, sino de aunar esfuerzos" y ha asegurado que tanto el Gobierno central como el navarro "practican una escucha activa para tomar decisiones conjuntas".

En su opinión, "tenemos que entender la desescalada como un acto también de solidaridad, no ir por libre porque podemos dañar a otros y hay que hacerla de una manera coordinada y desde un parámetro con una visión conjunta de lo que es España". Y ha incidido en que "pilotar la desescalada desde el Gobierno central no significa uniformidad".

En cuanto a la salida de esta crisis y la financiación necesaria, ha remarcado que los socialistas "hemos dicho claramente que apostamos por deuda, toda la que se pueda porque en ningún caso contemplamos recortes".

También se ha referido a la deuda la parlamentaria de Geroa Bai María Solana, quien ha subrayado que su coalición "desde el primer momento ha advertido de la necesidad de emitir deuda dado el impacto de esta crisis en el aumento necesario del gasto y el descenso inevitable de ingresos". "Tenemos clara la respuesta o deuda o recortes, evidentemente deuda, pero no a cualquier precio ni de cualquier tipo. La realidad es que hoy seguimos sin emitir deuda para evitar recortes", ha agregado.

Respecto a la desescalada, ha afirmado que "queremos la mejor y los mejores medios" y ha defendido, en este sentido, "la importancia de evitar la inercia a la hora de la aplicación de las medidas o del desarrollo de planes para la salida con garantías de esta situación".

"Geroa Bai en todo momento ha defendido la necesaria coordinación pero desde el ejercicio de las competencias propias en cada caso. Hemos apostado públicamente por la corresponsabilidad en la toma de decisiones, pero si ha de haber corresponsabilidad ha de haber codecisión, coordinarse, compartir y huir de la inercia", ha sostenido.

En representación de EH Bildu, Bakartxo Ruiz ha afirmado que las decisiones sobre la desescalada "tienen que ser en base a los datos y pegadas al territorio" y se ha mostrado contraria "al mando único que se ha establecido vía Real Decreto" que, a su juicio, "no se ha mostrado eficaz en decisiones sanitarias ni otro tipo de cuestiones".

A su juicio, "una estrategia de desescalada tiene que seguir unos criterios sanitarios y epidemiólogicos basados en la realidad que tenemos en estos momentos" y ha considerado que el Gobierno foral "debe tener claro si puede tener una foto fiable" sobre la situación actual. "¿Tenemos capacidad de decir cuánta gente está contagiada y ver cuánta gente está inmunizada? Es una cuestión que ponemos en duda al menos por la línea que se ha llevado hasta ahora", ha planteado.

Asimismo, Ruiz ha descartado un escenario de recortes para hacer frente a la crisis y ha defendido que "hay que replantear la política de ingresos y lógicamente habrá que hacer una redistribución de la riqueza más equitativa de lo que ha sido hasta ahora". "La posibilidad de la deuda siempre va a estar ahí, pero también nos preocupa de los fondos europeos y que margen tiene Navarra para negociar", ha agregado.

"PERSPECTIVA DE PAÍS"

Por parte de Podemos, Mikel Buil ha afirmado que su partido comparte con el Gobierno central que la desescalada tiene que ser asimétrica y con "una perspectiva de país", ya que "nos estamos enfrentando a una pandemia global". "Tiene que haber un mando que coordine y centralice las decisiones", ha remarcado.

Preguntado por si considera que Navarra está preparada para la desescalada, ha considerado que "una desescalada masiva no tendría ningún sentido" y ha opinado que "estamos en el camino de una desescalada que hace falta planificarla muy bien para no vernos en las mismas".

Asimismo, respecto al plan de reactivación y reconstrucción económica y social, ha apostado por que "incorpore a todas las entidades, perspectivas y especialistas". "En este Parlamento tendremos que escuchar y validar esta estrategia", ha planteado Buil, quien ha considerado que "habrá que reorganizar el Presupuesto y ver cuánto dinero es necesario para afrontar el reto". A su juicio, si la deuda es necesaria, "habrá que asumirla siempre antes que un recorte".

Finalmente, Marisa de Simón, de Izquierda-Ezkerra, ha considerado que "debe ser el Gobierno central quien coordine todo el proceso de desescalada, lo cual no es impedimento para que el Gobierno de Navarra concrete cómo se va a producir esa desescalada en función de su capacidad del sistema sanitario, de los elementos y recursos que tenemos a nuestro alcance".

Según ha expuesto, en este escenario "lo más importante es el rigor, la seguridad y el criterio fundamental de prudencia" y se ha mostrado de acuerdo con "la coordinación del Gobierno central en una situación que sigue siendo de alarma y con que Navarra tome sus decisiones en coordinación con el Estado".

Por otro lado, De Simón ha remarcado que la financiación va a ser "un tema fundamental que va a ir asociado a una caída de ingresos fiscales" y ha rechazado "una salida como la de la anterior crisis con recortes sociales y laborales". "Pedimos una salida social y justa a esta crisis que no deje a nadie atrás, un nuevo modelo económico", ha planteado la representante de I-E, quien ha vuelto a defender "una reforma fiscal profunda y nuevas medidas tributarias en relación a ese impuesto de solidaridad temporal a aquellas empresas o dueños de patrimonio en este momento".

noticias de noticiasdenavarra