Los grupos apoyan la financiación con los bancos pero piden usar la solvencia para emitir deuda

Sospechan que la caída de la economía pronto encarecerá las operaciones

29.04.2020 | 00:55
"Era el momento de obtener financiación a bajo interés, antes de que se degrade la calificación"mikel builPortavoz de Podemos

pamplona – Los grupos parlamentarios creen que Navarra tiene que aprovechar su buena calificación crediticia para acudir al mercado y emitir deuda a buen interés, algo que permitiría disponer de liquidez y aminorar los costes a futuro que tendrá la derivada económica del coronavirus, la siguiente más importante después de la emergencia sanitaria. Y creen, además, que las operaciones tienen que formalizarse pronto, aprovechando que la Comunidad Foral todavía arrastra la buena inercia de los años anteriores –en los que se consiguió una nota de AA- según Standard & Poor's, por encima del Estado– antes de que la ola económica global termine por caerse. Es una de las principales conclusiones a las que llegan muchos de los grupos que, consultados ayer, reaccionaron a las últimas operaciones de crédito formuladas por el Gobierno de Navarra, que ha conseguido renegociar 225 millones de euros a bajo tipo de interés en cuatro operaciones con otras tantas entidades bancarias para los próximos 20 años, y que permitirán ahorrar costes en intereses y disponer de liquidez en un panorama de caída de la recaudación, algo asumido por el Ejecutivo.

Para el PSN, el Gobierno está haciendo, en esta primera fase, todo lo que está en su mano para disponer de más recursos. "Hasta que se pueda hablar de relajar la regla de gasto o de aumentar el límite de deuda, el Gobierno hace lo que está en su mano: renegociar deuda a tipos más bajos para ahorrar costes", señala Ramón Alzórriz, portavoz socialista, que cree que va a ser importante aprovechar cada detalle. Por ejemplo, el del límite de déficit autorizado en febrero, antes de la pandemia, y que permitirá a Navarra disponer de 45 millones más, una vez que se ha ampliado en dos décimas la cifra para 2020 –que pasa del 0% al 0,2%–. Se trata de "ir adelantando" todo para poder invertir los esfuerzos en negociar a futuro los pormenores de la deuda con el Estado y con la Unión Europea, sospecha. Algo por lo que preguntarán en el pleno de mañana.

la ola global La expresidenta Uxue Barkos, hoy portavoz parlamentaria de Geroa Bai, señala que la deuda es "una herramienta más" de la que se dispone. En los tiempos actuales, en los que hay una emergencia sanitaria, "los recortes no pueden ser la respuesta, de ninguna manera". En tiempos normales tampoco, precisa, pero ahora más que nunca hay que aprovechar la buena calificación crediticia labrada durante la legislatura anterior para acudir a los mercados. "Sería bueno acudir a la deuda con urgencia para aprovechar el magnífico rating que tenemos antes de que otros factores la hagan caer, porque irremediablemente el contexto hará caer la economía", asegura. Incluso hace una precisión que cabe tener en cuenta. Sin que sea motivo para relajarse, "Navarra tiene un porcentaje de deuda sobre PIB que oscila entre el 15 y el 17%, lo que significa que el margen para deuda de urgencia puede ser un poquito mayor". La opción de la deuda es algo a valorar antes que hacer recortes en opinión de EH Bildu. "No los vamos a asumir, y si hay que recurrir a deuda habrá que hacerlo en las mejores condiciones posibles, no nos negamos en absoluto a esta vía", considera Ruiz, que cree que hay que ser muy cautelosa con la evolución de la crisis. Lo que sí tiene claro es que se tendrán que retocar las leyes de austeridad de tal manera que se permita a las entidades con superávit utilizar su dinero. Es la misma línea que sostiene Mikel Buil, de Podemos, para quienes las leyes de estabilidad presupuestaria "son un sinsentido" en la medida en la que han obligado a que el superávit se destine a pagar intereses de la deuda a los bancos. Al margen de eso, cree que este "era el momento de obtener financiación a un bajo interés y antes de que se degrade la calificación de riesgo de Navarra".

Por último, Marisa de Simón, de I-E, valora que Navarra, por sus mecanismos, pueda generar más deuda por su cuenta al margen del Estado, pero lamenta que ya no disponga de una entidad pública –como en su día pudo ser Caja Navarra– para evitar tener que acudir a los bancos.

datos

225

millones

Es lo que ha renegociado el Gobierno de Navarra en cuatro operaciones llevadas a cabo en los últimos días. Dos de préstamos por valor de 150 millones de euros, y dos de deuda sostenible a veinte años por valor de 75 millones. Todas las operaciones se han hecho a tipos mínimos, lo que permitirá ahorrar costes a futuro y abaratar la deuda que ya se tenía.

45

millones

Es en lo que se transforma el relajamiento del déficit del 0% al 0,2% permitido por Madrid antes de la pandemia.

"Ahora es cuando nos hubiese venido mejor tener una entidad de crédito propia como fue la Can"

marisa de simón

Portavoz de I-E

"Era el momento de obtener financiación a bajo interés, antes de que se degrade la calificación"

mikel buil

Portavoz de Podemos

"La deuda no va a ser algo a lo que renunciemos, si se hace a buen interés. Todo antes que recortes"

bakartxo ruiz

Portavoz de EH Bildu

"Hay que acudir con urgencia al mercado para aprovechar la buena calificación de Navarra"

uxue barkos

Portavoz de Geroa Bai

"El Gobierno está ahora renegociando lo que puede de deuda para negociar más en el futuro"

ramón alzórriz

Portavoz del PSN

Lo último Lo más leído